Google

Avizora - Atajo Google

Las relaciones tormentosas
dañan el corazón

Salud Humana / Human Health

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

Enlaces recomendados:

- Aparato circulatorio y corazón
-
Sexualidad y Corazón
-
¿Qué es la Hipertensión Arterial?
-
23 razones para hacer el amor
-
Amor y química

 

. Peleas que hacen mal al corazón

 

091007 - El Mundo - Cristina G Lucio - De todos es sabido que los gritos, las peleas y los conflictos constantes ponen en riesgo a la más sólida de las parejas y pueden acabar rompiendo más de un corazón.

Por si alguno aún lo dudaba, un estudio científico acaba de confirmarlo. Literalmente. Según este trabajo, las personas que mantienen una relación tormentosa tienen más posibilidades de padecer una enfermedad cardiovascular.

Para llevar a cabo esta investigación, publicada en el último número de la revista 'Archives of Internal Medicine', un equipo de científicos británicos dirigidos por el especialista Roberto de Vogli analizó el caso de más de 9.000 individuos, quienes completaron un cuestionario sobre los aspectos negativos de sus relaciones más íntimas.

Entre otras cosas, los participantes tuvieron que aportar datos sobre el apoyo mutuo, la confianza, los intereses compartidos o la reciprocidad de la relación.

Además, los investigadores también midieron otras variables como la edad, el sexo, el tipo de ocupación laboral o si los individuos se habían divorciado o separado en los últimos meses.

Después, siguieron la evolución de cada paciente durante más de 12 años para comprobar si desarrollaban algún problema de salud y, especialmente, si padecían algún evento cardiovascular.
Más conflictos, más enfermedades

De los 8.499 individuos que no presentaban un problema cardiovascular en el momento de iniciar el estudio, 589 sufrieron algún trastorno en su corazón durante el seguimiento.

Después de tener en cuenta otros factores que podrían interferir y provocar un aumento en el riesgo cardiovascular, los científicos hallaron que aquellos que presentaban problemas en sus relaciones más íntimas tenían un 34% más de posibilidades de desarrollar una enfermedad coronaria que el resto de sus compañeros.

"Los resultados de nuestro estudio indican que las interacciones negativas en las relaciones más estrechas incremental el riesgo de incidencia de una enfermedad cardiovascular. El efecto es independiente de cualquier característica sociodemográfica, factores biológicos o psicosociales o comportamientos relacionados con la salud", comentan los autores en su trabajo.

El poder de las emociones

"Es posible que los aspectos negativos de las relaciones íntimas sean más importantes para la salud de los debido al poder de estas relaciones negativas para activar emociones fuertes, como la preocupación o la ansiedad y sus efectos fisiológicos consecuentes", explican.

De este modo, según aclaran, sus hallazgos apoyarían parcialmente la hipótesis de que "las emociones negativas podrían mediar entre las relaciones conflictivas y el desarrollo de una enfermedad cardiovascular".

Las peleas entre parejas producen más que palabras de enojo y malos humores, también pueden dañar el corazón.

Así lo indica un nuevo estudio, que advierte que las discusiones maritales pueden llevar a un endurecimiento de las arterias.

La investigación realizada por la Universidad de Utah, en Estados Unidos, involucró a 150 parejas casadas, y llegó a la conclusión de que la causa de los daños difiere según el género de la persona.

En mujeres la enfermedad arterial está vinculada a demostraciones de hostilidad por parte de cualquiera de los cónyuges.

En cambio en los hombres se da cuando una de las partes trata de controlar a la otra.

Los resultados de la investigación fueron presentados durante una reunión de la Sociedad Psicosomática Estadounidense.

Motivos de pelea

Las 150 parejas observadas, que recibieron una compensación económica por participar del estudio, tenían en común que al menos uno de los cónyuges tenía al menos 60 años y a ninguno se le había diagnosticado una enfermedad cardiovascular.

A cada pareja se le pidió que eligieran un tema -dinero, familia política, niños, vacaciones, tareas del hogar- algo que fuera motivo de desacuerdo en el matrimonio.

Luego se los filmó discutiendo, mientras eran observados por estudiantes de psicología -algo que se asumió produciría versiones más "calladas" de lo que podría ser una discusión en la privacidad del hogar.

Los comentarios emitidos fueron separados según las categorías de amigable o hostil, sumiso o dominante o controlador.

Los participantes también fueron escaneados para detectar signos de enfermedades coronarias.

Resultados

Cuando se analizaron los resultados, los investigadores notaron que aquellas esposas que habían realizado los comentarios más hostiles durante la discusión tenían un mayor grado de calcificación, lo que puede obstruir las arterias que llevan sangre al corazón.

Aquellas mujeres cuyos maridos se habían comportado con igual hostilidad tenían niveles aún más altos de calcificación.

En cambio en los hombres, aquellos que desplegaban un comportamientos más dominante o controlador, o cuyas esposas se mostraban de esa manera, tenían mayor tendencia a mostrar signos de endurecimiento de las arterias.

"Los desacuerdos son una parte inevitable de las relaciones", concluyó el profesor Tim Smith, quien lideró la investigación.

"Pero la manera en que nos comunicamos durante altercados nos da una posibilidad de hacer algo saludable".

 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
TEL: +54 (3492) 452494
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com