Psicología/ Psychology
Trastorno bipolar

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos


Buscar en Avizora y Atajo - by freefind

El resentimiento - La interpretación de los sueños - El sueño o el imposible objeto del deseo

. El trastorno afectivo bipolar

El trastorno bipolar, también conocido como la depresión maníaca, es una enfermedad mental que incluye episodios serios de la manía y la depresión. La enfermedad causa cambios drásticos de altos y bajas de temperamento, de sentirse extremadamente deprimido y sin esperanza, con períodos de temperamento normal entre los cambios.

Por lo menos unos 2 millones de estadounidenses sufren de trastorno bipolar.

Para los que están afligidos con la enfermedad, es extremadamente preocupante y molestoso. Como otras enfermedades serias, el trastorno bipolar también es difícil para los esposos (-as), miembros de la familia, amistades y empresarios. Todos que se relacionan con la persona que tiene el trastorno bipolar posiblemente tendrán que enfrentarse con problemas serios de comportamiento (tal como salidas para gastar dinero sin control) y las consecuencias permanentes de estos comportamientos.

El trastorno bipolar típicamente comienza en la adolescencia o durante la temprana adultez y continua a través de toda la vida. Frecuentemente no es reconocida como una enfermedad y las personas que tienen la enfermedad pueden sufrir innecesariamente por años o por décadas.

La enfermedad bipolar ha sido diagnosticada en niños (as) de menos de 12 años de edad, aunque no es común durante esta etapa de la niñez. Puede ser confundida con el trastorno del déficit de la atención y del comportamiento perturbador, por lo tanto un diagnóstico cuidadoso es necesario.

Aunque el trastorno bipolar puede ser debilitante, es también una de las enfermedades mentales más tratables. La combinación de medicina y psicoterapia ayuda a la mayoría de las personas con esta enfermedad a que regresen a una vida alegre y gratificante.

¿Qué causa el trastorno bipolar?

Aunque una conexión genética específica al trastorno bipolar no ha sido determinada, los estudios muestran que del 80 al 90 por ciento de las personas que sufren con esta enfermedad tienen parientes con alguna forma de depresión. Es también posible que las personas puedan heredar la tendencia a desarrollar la enfermedad, la cual puede entonces ser causada por factores ambientales.

Otras investigaciones sugieren que la enfermedad puede ser causada por un desequilibrio bioquímico lo cual altera el ánimo de la persona. Éste desequilibrio puede ser por causa de una producción irregular de hormonas o de un problema con ciertos neurotransmisores, los cuales son químicos en el cerebro que actúan como mensajeros a las neuronas cerebrales.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno bipolar?

El trastorno bipolar es frecuentemente difícil de reconocer y de diagnosticar. Una de las razones es debido a la hipomanía, la cual es una temprana señal del trastorno. La hipomanía puede causar que la persona tenga un alto nivel de energía, pensamientos grandiosos no reales o ideas e impulsividad o comportamiento perturbador y alarmante. Éstos síntomas pueden sentirse como algo bueno para la persona, lo cual puede llevarle a que uno niega que existe un problema. Otra razón para la falta de reconocimiento es que el trastorno bipolar puede aparecer como síntomas de otras enfermedades o puede ocurrir con otros problemas como los del abuso de sustancias, comportamiento irregular en la escuela o problemas en su lugar de empleo.

Los síntomas de la manía

Los síntomas de la manía, los cuales pueden durar hasta tres meses si no son tratados, incluyen:

  • Aumento de energía, actividad, inquietud, pensamientos rápidos y el hablar rápido

  • Negación de que existe algún problema

  • Sentimientos excesivamente “altos” o eufóricos—la persona se siente “encima del mundo” y nada, incluyendo malas noticias o eventos trágicos, puede cambiar dicha “felicidad.”

  • Irritabilidad extrema y fácil distracción

  • Reducción de la necesidad para dormir—la persona puede durar por días sin dormir, o sin sentirse cansado (a).

  • Creencias pocas realistas en tener ciertas habilidades y poderes—la persona puede experimentar sentimientos de confianza exagerada y de optimismo sin fundación. Esto también puede llevar a planes laborales demasiado ambiciosos y la creencia que nada puede detenerle en alcanzar dichas metas.

  • Falta de juicio que está fuera de carácter—la persona puede hacer decisiones malas las cuales pueden llevarle a unos falsos envolvimientos en actividades, reuniones y metas, manejar un auto sin saber hacía donde va, gastos incontrolables y malas aventuras de negocios.

  • Un comportamiento continuo que es diferente al comportamiento usual de otras personas—la persona puede que se vista y/o actue diferente a lo que él o ella han hecho anteriormente. La persona puede que se convierta en un colector de varios artículos o que se haga indiferente al cuido personal. El o ella puede que se haga obsesivo en el escribir o que experimente ilusiones.

  • Compulsión sexual que no es lo usual

  • Abuso de drogas, particularmente la cocaína, alcohol y medicinas para dormir

  • Comportamiento entrometido o agresivo

Los síntomas de la depresión

Algunas personas experimentan períodos de ánimo y comportamiento normal después de una etapa maníaca; sin embargo, la etapa depresiva eventualmente aparecerá.

Los síntomas de la depresión incluyen:

  • Animo persistente de tristeza, ansiedad o de soledad

  • Sentimientos de desesperanza o pesimismo

  • Sentimientos de culpabilidad, desvalorización, o impotencia

  • Pérdida de interés o placer en actividades ordinarias, incluyendo el sexo

  • Decaída de energía, un sentimiento de fatiga o de siendo mas “lento”

  • Dificultad en la concentración, acordándose, o de hacer decisiones

  • Inquietud e irritabilidad

  • Trastornos del dormir

  • Pérdida de apetito o de peso, o aumento de peso

  • Dolor crónico u otros síntomas del cuerpo persistentes los cuales no son causados por enfermedades físicas

  • Pensamientos sobre la muerte o el suicidio; incluyendo atentados al suicidio Tratamiento

Temas Que Queman - La violencia social en la historia - La violencia, la segregación y la palabra desde una perspectiva psicoanalítica - Avance de la Psicofarmacología

Cualquiera que sufra del trastorno bipolar debería de estar en cuido psiquiátrico. Aliento y apoyo de los amigos y la familia en reconocer el problema y en buscar ayuda son las claves principales para el recobro.

Si la persona está en el medio de un episodio, él o ella pueden rehusar el recibir ayuda. En esta situación, pueda que sea necesario tener a la persona hospitalizada para su propia protección para que pueda recibir el tratamiento que tanto necesita, particularmente si la persona está considerando el suicidio.

La mayoría de la gente con el trastorno bipolar pueden ser ayudados con la medicina. El litio es efectivo en controlar la manía; carbamazepine y valproate (estabilizantes del ánimo y anticonvulsivos) son también algunas de las medicinas que son usadas. Aún más, benzodiazepines y medicina para el tiroides también pueden ayudar.

Frecuentemente se sugiere que las personas con el trastorno bipolar deben también recibir consejería, educación y apoyo de un psicoterapista. Un terapista puede ayudar a la persona a que se enfrente a las relaciones personales, a que mantenga una autoimagen saludable y asegure que la persona cumpla con su tratamiento. La psicoterapia también puede ayudar a la persona a enfrentarse con los efectos secundarios de las medicinas.

Los amigos y los miembros de la familia deberían también unirse al grupo de apoyo para mejor comprender la enfermedad y así poder continuar de ofrecer aliento y apoyo a sus seres queridos.


El trastorno afectivo bipolar Reir y llorar. La enfermedad bipolar - Dr. Jordi Julià

(La psicosis maniaco depresiva)
Estar de buen humor (alegre o contento) o estar de mal humor (triste y irritable) nos ocurre a todos nosotros. A veces, el humor, el estado de ánimo, está en relación a las circunstancias de la vida que nos dan alegría (aprobar el curso, encontrar un trabajo) o a otras que nos ponen tristes (la muerte de una persona querida, un desengaño sentimental). Normalmente estos cambios duran un tiempo y no interfieren de manera importante, la vida social, familiar o laboral de las personas. Hay hombres y mujeres que son de carácter optimista y otros que son pesimistas, de la misma manera que hay rubios y morenos o altos y bajos: son variaciones dentro de la naturaleza humana.

La enfermedad bipolar es un trastorno del estado de ánimo o del humor que lo padecen las personas que cuando están deprimidas, lo ven todo negro, como si los problemas no tuvieran solución, pierden el interés por todo incluso de cosas que antes les eran agradables, no tienen ganas de hacer nada, se sienten culpables e incapaces de hacer las cosas mas sencillas y piensan en la muerte y en el suicidio para dejar de sufrir.

En cambio, cuando están contentos, se encuentran eufóricos, todo lo ven de color de rosa, se sienten capaces de hacer cualquier cosa (viajes, negocios), no sienten la necesidad de dormir porque están activos continuamente, hablan sin parar y pasan de un tema a otro lo que hace difícil mantener una conversación ordenada. Dicen cosas íntimas a veces con lenguaje soez como si hubiesen perdido la vergüenza. Pueden tener la tendencia al consumo de drogas. A menudo gastan mucho dinero en cosas inútiles o negocios fantásticos y su vida familiar, social y laboral se deteriora totalmente.

Cuando los periodos de depresión se repita (fases depresivas) o alternan con temporadas de gran euforia (fases maníacas), se considera que se sufre la enfermedad bipolar, el trastorno afectivo bipolar o la psicosis maníaco depresiva, términos que significan lo mismo.

¿A QUIEN PUEDE AFECTAR?

De cada 1000 personas, de 10 a 15 pueden padecer la enfermedad (1 a 1’5%) y si uno de los padres la padece, la posibilidad de que los hijos también la sufran aumenta hasta cerca del 15%.

¿A QUE EDAD EMPIEZA?

Aparece alrededor de los 20 años pero también puede aparecer algo antes o bastante después. A veces empieza a manifestarse después de un parto.

Los periodos o fases en los cuales el enfermo puede estar deprimido a maníaco (eufórico) puede ser muy variable y estar en relación con los cambios meteorológicos a de estación (primavera, otoño) o a circunstancias de la vida (acontecimientos vitales). Entre fase y fase, el enfermo puede estar un tiempo totalmente normal.

¿COMO SE HACE EL DIAGNOSTICO?

El diagnóstico de la enfermedad lo debe hacer un equipo de médicos psiquiatras con experiencia, ya que existen otras enfermedades que pueden dar síntomas parecidos. De la misma manera también pueden darlos el consumo de algunas sustancias (drogas).

La característica principal de la enfermedad es que es CÍCLICA (bipolar), es decir con periodos de normalidad seguidos de episodios o fases maniacas o depresivas, por separado o alternándose.

¿POR QUÉ SE PRODUCE?

La enfermedad está relacionada con alteraciones de determinadas sustancias del cerebro (neurotransmisores), a la herencia, a cambios hormonales y a otras causas.

Algunas personas son mas vulnerables que otras a padecer la enfermedad por su propia personalidad o según como sepan afrontar los problemas de la vida cotidiana.

¿PUEDE TRATARSE LA ENFERMEDAD BIPOLAR?

Actualmente la enfermedad bipolar puede tratarse con éxito e incluso prevenirla, con el uso de medicamentos y con la “psicoeducación” tanto del enfermo como de los familiares.

La psicoeducación pretende dar a los pacientes y a sus familiares información sobre la enfermedad que permita prevenir las recaídas o las complicaciones (sobretodo el suicidio), así como mejorar la convivencia familiar y la integración laboral y social.

El pronóstico no es malo si se hace correctamente el tratamiento y durante el tiempo que haga falta (como hacen los diabéticos o las personas que tienen la presión alta).

Hoy en día, se dispone de tratamiento para tratar las fases depresivas, las fases maniacas y para evitar las
recaídas. Entre estos medicamentos están las “sales de litio” y algunos fármacos que también sirven para tratar algunas formas de epilepsia.

El tratamiento con estos fármacos requiere en algunos casos, hacer algunas pruebas y análisis, para saber si los medicamentos llegan a la sangre en cantidad suficiente para ser eficaces y para que no alcancen niveles tóxicos. Estos controles conviene hacerlos en las Unidades de Enfermería de los Centros de Salud Mental (Clínicas de Litio o de Trastornos Afectivos) de donde se vigilará para que no se produzcan efectos secundarios y que atenderán todas las dudas.

En algunos lugares se han creado grupos i asociaciones de afectados y familiares, que informan de los recursos disponibles a nivel sanitario, dan apoyo y sensibilizan a la Sociedad y a la Administración para que se reconozca la enfermedad y se destinen mas recursos para atenderla.

En Cataluña existe la ASSOCIACIÓ DE BIPOLARS DE CATALUNYA (ABC). Teléfono: 934. 27.44.22.

Loa Centros de Salud Mental, están capacitados para atender esta enfermedad y para aclarar las dudas que tengan los usuarios.

AVIZORA
TEL: +54 (3492) 452494 / ARGENTINA - Web master: webmaster@avizora.com - Copyright © 2001 m. Avizora.com