Pintura y escultura
El dibujo infantil
Juanjo G Arnao
arnao@cesdonbosco.com

Sitios externos
Museo Reina Sofía

Museo Picasso

Busca aquí
monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

Pintar y amar es lo mismo - El arte abstracto - El largo camino de la abstracción - Pablo Picasso Vida y Obra - "Guernica" de P Picasso Rembrandt Vida y Obra - Algunas reflexiones sobre el desnudo en el arte - Por un arte no banal - Leonardo Da Vinci Vida y Obra

ANTES DE COMENZAR ESTA SECCIÓN TEÓRICA, HAY QUE PRECISAR QUE EN NINGÚN MOMENTO VAMOS A TRATAR DE HACER UN ESTUDIO PSICOLÓGICO DEL DIBUJO INFANTIL.. EN CUALQUIER CASO, LAS ALUSIONES A LA EVOLUCIÓN PSICOLÓGICA DEL NIÑO VENDRÁN SUBORDINADAS A RAZONES DE ESTUDIO MERAMENTE GRÁFICO, ASÍ COMO A LA ENUMERACIÓN DE DIFERENTES MÉTODOS (TEST) DE DIAGNÓSTICO.. LA EVOLUCIÓN DE LAS FORMAS ABSTRACTAS HACIA OTRAS MÁS O MENOS RECONOCIBLES (FIGURATIVAS), NO VIENE DETERMINADA EN PRINCIPIO POR UN INTERÉS ESPECIAL (DE IMITACIÓN O COPIA REALISTA), SINO POR UNA TRANSFORMACIÓN DE ESTRUCTURAS GEOMÉTRICAS ELEMENTALES. ESTRUCTURAS QUE SON INNATAS EN TODOS LOS SERES HUMANOS Y COMUNES A TODOS ELLOS, INDEPENDIENTEMENTE DE CUALES SEAN SUS AMBIENTES SOCIALES O CULTURALES. NO SERÁ HASTA UNA EDAD RELATIVAMENTE AVANZADA (7 U 8 AÑOS), CUANDO EL NIÑO EMPIECE A PREOCUPARSE POR DAR UN CONTENIDO REALISTA A SUS REPRESENTACIONES, PRECISAMENTE INFLUENCIADO POR ESAS CIRCUNSTANCIAS SOCIO-CULTURALES. PERO HASTA ENTONCES, LOS CAMBIOS QUE SE PRODUCEN SON BASTANTE COMUNES, (ES DECIR, PAREJOS A LA MAYORÍA DE LOS INDIVIDUOS), CÍCLICOS (ES DECIR, SOMETIDOS A ESTADIOS) Y PROVIENEN DE ESTRUCTURAS CEREBRALES (BASTANTE MÁS FISIOLÓGICAS QUE VOLITIVAS) QUE NOS HACEN PENSAR QUE RESPONDEN A UNA ESPECIE DE "CÓDIGO GENÉTICO" (UNA ESPECIE DE MEMORIA COLECTIVA).

 

1. ¿Qué es el dibujo infantil?

Si propusiéramos esta pregunta a distintas instituciones sociales nos encontraríamos con diversas respuestas. La primera de ellas, tal vez desde la Escuela, nos diría que es el resultado de un proceso de aprendizaje. En palabras de Freinet, "diría exactamente que el niño dibuja para aprender a dibujar, es decir, a copiar exactamente un modelo o realizar un croquis acotado, y que el dibujo profundiza la observación y cultiva el sentido del gusto".

Pero lo cierto es que, sobre todo después de leído lo que aquí se os presenta (y, en definitiva, lo que la LOGSE propone), tal vez deberíamos avanzar un poco más y retomar nuestras posibles consideraciones acerca del dibujo infantil.

 

De entre las críticas que se pueden hacer a opiniones de psicólogos y pedagogos, cabría empezar con que no todos los dibujos infantiles son manifestaciones de desajustes entre el pensamiento del niño y del adulto. Tal vez esas posturas se mantienen apoyadas por la ignorancia general que, tanto los educadores como los propios padres, mantiene en ocasiones sobre el dibujo infantil.

 

Si partimos del hecho de que ninguna adquisición, ya sea manual, intelectual, social o moral se hace espontáneamente (Freinet), vincularemos también el acto del dibujo con un intento por conquistar una suerte de signos que colaboren en la adquisición final de un lenguaje, un modo de expresión, diferente pero igualmente válido a cualquier otro.

 

Esos intentos nos pueden resultar más o menos curiosos, más o menos agradables. Tal vez en ello resida parte del atractivo que los dibujos de los niños nos producen. Pero no debemos olvidar que son trabajos que reflejan una búsqueda de un orden intelectual, que son comunes a todos los niños y que parten de una serie de movimientos musculares sobre los que el niño no tiene, en un primer momento, un control. Es más, son trazos que realizan los niños sin nigún control ocular (los invidentes también), prácticamente de idéntica forma sea cual fuere su cultura, sociedad o raza. Y que son unos trazos fundamentalmente naturales, esto es, nunca imitativos: proceden de unos mecanismos interiores y la realidad exterior es una excusa que, de presentarse, lo hace por mecanismos asociativos, a menudo promovidos por las opiniones de los adultos.

 

Existen también propuestas acerca del valor proyectivo de dichos dibujos. Veremos, en el estudio de los diferentes elementos que constituyen el Dibujo Infantil, como la ausencia de algunos rasgos o la manifestación de otros, puede ser considerada sintomática de una serie de deficiencias. Pero es importante recalcar que esos indicios no se vcan a manifestar únicamente en el dibujo, sino que estarán acompañados de otra serie de dificultades en el aprendizaje o las conductas generales. Y, lo que es más importante, que tampoco serán necesariamente reveladores de unas aptitudes para el campo específico de las artes plásticas.

 

2. Elementos del dibujo infantil

 

2.1 La intención

El niño dibuja para divertirse, es un juego más. También es un medio de exploración, descubrimiento, expresión...Puede haber intervalos de semanas sin dibujos o bien otros momentos de intensa actividad. Como todo juego, puede llegar a ser obsesivo. Es un juego tranquilo, que no exige compañeros, lo que le da un especial atractivo para los niños de edades más tempranas. Se puede practicar por niños tranquilos, en los momentos de soledad, o por niños activos cuando se encuentren fatigados o cuando, simplemente, quieran cambiar de actividad. No tiene finalidad: en este sentido literal del término, es una actividad inútil. Para el niño no existe una aplicación directa de lo que está realizando. Sin embargo, lo toma tan en serio como el resto de juegos.

 

Suele dedicar los dibujos a una persona determinada; se los dedica y, en cierto modo, espera el juicio que emita esa persona. Aunque no les afecte demasiado el juicio negativo sobre el dibujo, cuando éste se produce suelen presentar alguna excusa. Puede romper, emborronar o corregir el dibujo. Esta corrección la suele situar junto al otro dibujo, muchas veces sin tocar para nada el anterior. Las correcciones no siempre vienen motivadas por un juicio adverso, sino por iniciativa propia: cambio de esquemas, nuevos conocimientos...

 

Una vez completada la evolución gráfica, representará con predilección los temas de su entorno o experiencia. Puede darse el caso de insistir en dibujos que le gusten cualquiera que sea el motivo.

 

Podemos determinar los siguientes factores como representativos de la intención:

 

+ circunstancias externas (gusto del adulto, objetos que tenga en ese momento a su alrededor).

+ circunstancias internas (recuerdos, sentimientos).

asociación de ideas (el dibujo evoca por asociación la idea de un objeto, sensaciones...).

automatismo gráfico ( repetición de unos grafismos. Puede ser inmediato o continuo).

 

La intención resulta de la concurrencia de estos factores y no de ellos aislados.

 

2.1. La interpretación

 

El dibujo suele recibir una interpretación de su autor. Mientras que la intención es la prolongación de la idea que el niño ya lleva en la mente en el momento de empezar su trabajo, la interpretación es debida a una idea que lleva en la cabeza mientras lo ejecuta y cuando lo considera finalizado. El caso más normal, por ello, es que esa ambas ideas coincidan y que la segunda idea contribuya a afianzar a la primera (es decir, que la interpretación corrobore a la intención original). Pero no siempre ésto se produce. Según sea el resultado final, puede variar.

 

Muy a menudo la interpretación está determinado por la semejanza final del trazado con un objeto ya conocido por el niño. Y no sólo el conjunto del dibujo puede recibir una interpretación diferente a la intención, sino también los detalles.

 

A veces, la opinión del adulto, cualquier comentario... tiene mucho que ver en la postrera interpretación que el niño dé al dibujo.

 

2.3. El tipo

Entendemos como tipo la representación que un niño da a un mismo objeto o motivo a través de sus dibujos. Presenta una evolución gradual resultante de dos factores:

 

+un elemento de estabilidad/conservación

+un elemento de cambio/modificación.

 

- Conservación es la tendencia del niño a reproducir de la misma manera los dibujos del mismo motivo. Manifiesta rutina, automatismo. El automatismo se manifiesta en que el niño sigue realizando detalles en sus dibujos, de los que ya olvidó el significado (como la Figura Humana sin tronco, que proviene de sus dibujos mandaloides -como veremos-).

- Modificación es una variación en los motivos. Las modificaciones producidas en un primer dibujo tienden a mantenerse en los siguientes.

 

El niño manifiesta su tendencia a la conservación del tipo, no sólo en sus dibujos sino también con relación a los dibujos de los demás. Espera que los dibujos que otros individuos realizan a petición suya, estén ejecutados siempre de la misma manera. El niño acepta esos tipos de otras personas, pero exige en ellas que la misma fidelidad que él tiene hacia sus tipos la manifiesten ellas hacia los propios, cuando dibuja para otra persona, adopta los tipos de esa persona en lugar de los suyos. Esta circunstancia se llama "duplicidad de tipos" y el niño simultanea dos tipos diferentes para un mismo motivo (tema), uno para satisfacción personal y otro para la de los demás.

 

La modificación del tipo puede ser producida tanto por los objetos reales nuevos que el niño ve, como por los modelos o dibujos de otras personas que hacen figurar el objeto de una manera distinta a como lo hace él. En ocasiones, la transferencia determina no una modificación del tipo existente, sino la aparición un tipo nuevo ( Este es el caso de los dibujos de animales, que la mayoría de los niños representa al principio con rostro humano, y que no son más que Figuras Humanas situadas con el tronco en horizontal. Aquí, la modificación se ha convertido en un tipo nuevo). Todo esto se manifiesta en la aparición de detalles excesivos, a menudo inverosímiles, que reflejan la movilidad anímica característica del niño.

 

2.4. El Modelo Interno

El dibujo infantil no constituye una mera copia de la realidad. La representación del objeto cobra forzosamente forma de imagen visual, pero ésta no es la reproducción de una percepción, sino una reconstrucción original resultante de una elaboración espontánea pero, a la vez, muy compleja. Lo que reproducen los dibujos es el llamado "modelo interno". Éste aparece no sólo en los dibujos hechos libremente o "de memoria", sino también en los copiados (sea la copia del natural o de láminas). En estos casos, el objeto sólo sirve de sugestión, siendo el modelo interno lo que realmente es dibujado. La prueba está en que los dibujos copiados y los inventados son prácticamente iguales.

 

El Modelo Interno es uno de los elementos que el arte adulto menos evolucionado mejor conserva: si comenzamos a realizar un retrato, -por ejemplo-, lo más frecuente es recurrir a formas estereotipadas para dibujar la forma de la cara, las cejas, la nariz, etc. Estas formas suelen ser similares tanto si se copia como si no (siempre, naturalmente, que no prestemos la suficiente atención).

 

Cuando se copia un dibujo, pueden aparecer detalles que no pertenecen a dicho modelo. Un primer medio de jerarquizar el valor de esos detalles es el de observar cuáles figuran en el primer dibujo de los que presentan un mismo tema. El orden de aparición de los detalles secundarios nos va indicando su importancia relativa.

 

En esa jerarquía existe una distinción clara entre lo que son detalles y lo que constituye el elemento esencial o sustancia.

 

El primer dibujo sobre un tema trae consigo la creación de un modelo interno para ese tema. Una vez creado, el niño tiende a mantener el modelo para todos sus dibujos sobre el mismo tema, si bien un espacio de tiempo largo sin realizar dibujos puede llevarle a plantearse el tema como nuevo, teniendo a su vez que volver a crear un nuevo modelo interno.

 

El modelo interno interviene tanto en el dibujo como en el significado que el niño le atribuye. Tanto es así, que a veces no es capaz de reconocer sus mismos dibujos de etapas anteriores.

 

Distinguimos tres categorías:

 

- Representaciones Históricas (un objeto determinado en un momento determinado)

- Primer Grado de Generalidad o Abstracción (la imagen no corresponde a un momento determinado, sino a uno cualquiera).

- Segundo Grado de Generalidad o Abstracción (no desaparecen las diferencias temporales sino las individuales)

 

Hay dos tipos de temas:

 

- Generales o genéricos. Son temas que no recurren a un modelo interno propio. Su significado es dado a posteriori por el niño (Por ejemplo, después de realizar una F.H. en lugar de decir "es papá" dirá "es un muñeco" -o viceversa-).

 

- Individuales. Su trazado implica una actividad original, una elaboración inconsciente de los materiales de la experiencia. Esta elaboración es una elección entre los diferentes elementos constitutivos del objeto representado, según sus preferencias.

 

2.5. El Espacio y el Tiempo

 (Aunque son elementos independientes, hemos preferido unificarlos debido a las íntimas relaciones que, -en nuestra opinión-, mantienen).

El Espacio es uno de los primeros conceptos que el niño posee. Su representación en el papel plantea la percepción que el niño tiene de la tercera dimensión (Aunque existe para él en cuanto a dimensión real, no siempre siente la necesidad de representarla)

- La conquista espacial esta manifestada por la expresión de la perspectiva:

El Tiempo podría considerarse como una cuarta dimensión. Su representación surge como necesidad de comunicación. Busca en los dibujos expresar cosas que han sucedido en distintos momentos. Ésto le lleva a representar, también, distintos espacios.

Para representar Tiempo y Espacio suele recurrir a soluciones del tipo "Rayos X", que representan en un mismo dibujo el interior y el exterior de un mismo objeto. Esto responde no sólo a una cuestión espacial sino también al aspecto temporal.

También se manifiesta este aspecto en los dibujos con doble linea de base, en los que el espacio comprendido entre ambas carece, en principio, de significación y responde a la necesidad del niño de expresar los acontecimientos en una sucesión (simulando una cinta transportadora en la que, a la vez que se sucede el paso del tiempo se suceden también los espacios y sus contenidos)

Sin embargo, es después de la aparición de una tercera línea de base cuando surge la necesidad de cubrir un espacio, que está comprendido entre la línea central y las dos extremas (superior e inferior), en lo que podríamos considerar primeros indicios de perspectiva.

 

2.6. Movimiento

El niño relaciona la creación con la dimensión de tiempo, como hemos visto, y para él, la obra no es el resultado final, sino la sucesión de estados de equilibrio/desequilibrio por los que va pasando lo que crea y recrea. Estos cambios en el estado de su trabajo, las diferentes fases, le dan a los dibujos una dimensión más. Es la respuesta de la que obtendrá después la idea, el concepto, "tiempo".

El niño es consciente del movimiento y, en sus juegos, dota a objetos inanimados e inmóviles de tal cualidad. Le gusta indagar las movilidad en lo que le rodea y le gusta, sobre todo, que es capaz de controlar ese movimiento.

Al acabar los dibujos explicará las acciones de tal o cual personaje, siendo éstas muy importantes en la configuración final de los mismos.

Puede acompañarlos de una especie de líneas cinéticas, similares a las empleadas en los "comics" adultos.

 

2.7. El Trazo

"Las reglas generales de la grafología son aplicables -según Corman- en gran medida al dibujo, dado que la forma en que el sujeto utiliza un lápiz y traza puntos, rectas y curvas es reveladora de la psicomotricidad y, por tanto, de sus disposiciones afectivas"

 

(Corman)

Desde un punto de vista grafológico, por tanto, podemos distinguir los siguientes aspectos del trazo:

- Amplitud:

Los dibujos con líneas amplias y expansivas, que llegan incluso a salirse del papel, se corresponderían con personas extrovertidas que proyectan esa expansión hacia el exterior.

Por el contrario, esas figuras diminutas, a veces con trazos entrecortados, que apenas se atreven a ocupar una pequeña parte del papel, nos indicarían una inhibición de la expansión vital y una tendencia a la introversión.

 

- Fuerza:

Un trazo fuerte, que puede llegar incluso a romper el papel, significa fuertes pulsiones, vitalidad, audacia y, en ocasiones, violencia o liberación instintiva.

Un trazo flojo, consistente incluso en una señal tan leve que apenas se ve, significa pulsiones débiles, suavidad, timidez o inhibición de los instintos.

Los dos elementos pueden combinarse, de manera que exista una fuerza amplia, que se dispersa en la hoja, o una fuerza contenida, incluso inhibida.

 

Se observarán como significativas las siguientes disposiciones:

 Trazo excesivamente amplio: indicador de desequilibrios

- Trazo excesivamente pequeño: indicador de inhibiciones

- Trazo excesivamente enérgico: indicador de pulsiones brutales, a veces relativas a temor de impotencia.

- Trazo excesivamente débil: indicador de timidez que puede ser morbosa, incapacidad de afirmación o neurosis de fracaso.

 

2.8. Localización

Si consideramos el área total del dibujo dividida en tres zonas horizontales:

 

A

B

C

 

Los dibujos en la zona superior, A, pertenecerían al dominio intelectual.

Los dibujos en la zona media, B, serían más emotivos y menos cerebrales.

Los dibujos en la zona inferior, C, expresarían un predominio vital.

 

Si consideramos el ártea total del dibujo dividida en tres zonas verticales:

A

B

C

 

Los dibujos en la zona izquierda, A, nos hablarían de individuos con preferencias por el pasado, falta de adaptación al presente e introversión.

Los dibujos en la zona media, B, mostrarían personas con interés por el presente y adaptación al mismo.

Los dibujos en la zona derecha, C, denotarían a personas con interés por el futuro, gran sociabilidad y capacidad de adaptación.

 

 

2.9. Ritmo y Armonía

Veremos trazos seguros, armónicos, confiados, serenos...en personas maduras o adaptadas. Veremos inseguridad, repetitividad, titubeos...en el trazo de los indecisos. Trazos muy pensados en perfeccionistas. Graciosos o ágiles en personas sensibles.

Un trazo libre nos puede dar mucha información sobre la personalidad del niño y es conveniente saber entenderlo. El trazo es el resultado de una orden motora. Un movimiento de la mano que requiere gran coordinación viso-motriz, y ésto necesita aprendizaje. Pero existe otro aspecto: el de cuándo, cómo y hasta qué punto debemos intervenir en el aprendizaje del mismo a cargo del niño.

El desarrollo del control viso-grafo-motriz se inicia hacia los tres años y medio y su progresión sería:

- controlar el gesto en el aire.

- controlar el gesto sobre el papel.

- controlar el grafismo.

 

3. El dibujo no figurativo

 

3.1. La etapa del garabato (18 meses/ 4 años)

Los Garabatos Básicos son 20 clases de dibujos realizados por los niños a partir del año y medio (Obviamente no se trata de ningún término peyorativo). Tienden a seguir un orden bastante predecible. Comienzan con un Garabato Desordenado y pasan por diversas fases -Garabato Controlado, Garabato Con Nombre- hasta llegar a ser dibujos reconocibles por los adultos. A partir de los tres años, el niño se decanta por un único tipo de garabato.

Son movimientos que muestran la tensión muscular y NO requieren control visual. Pueden presentar variantes, sobre todo al hacerse bajo control ocular. Es frecuente que aparezcan superpuestos, pues debido al cansancio el niño se limita a cambiar la dirección del trazo para aliviar la tensión muscular.

Revelan la aptitud natural de todos los seres humanos para el dibujo. No se trata de que todos ellos puedan llegar un día a destacar con respecto a esas cualidades, sino tan sólo que pueden desarrollarlas como el resto de aptitudes hasta un grado medio de expresión bastante aceptable. El hecho que un niño no pueda hacerlos está indicando una grave deficiencia, física o mental.

Son estructuras elementales que pueden hallarse en cualquier dibujo y están presentes en cualquier estadio o nivel de desarrollo.

- Se catalogan 20 tipos, siendo los de más fácil ejecución los denominados:

 

a) Líneas verticales múltiples (N1 6)

b) Líneas horizontales múltiples (N1 7)

c) Líneas diagonales múltiples (N1 8)

d) Líneas curvas múltiples (N1 9)

 

( También son sencillas sus versiones de una sola línea)

 

- Para su análisis se agrupan según seis categorías atendiendo a la dirección general del trazado:

 

a) Vertical (N1 2 y 6)

b) Horizontal (N1 3 y 7)

c) Diagonal (N1 4 y 8)

d) Circular (N1 5, 9, 15, 16, 17, 18, 19 y 20)

e) Alterno (N1 10, 11, 12, 13 y 14)

f) No lineal (Puede ser un punto o una coma) (N1 1)

 

CUADRO DE GARABATOS (Según Rhoda Kellogg)

 

3.2. Los Patrones de Disposición (idem)

 

- Cualquier dibujo puede analizarse también (y no contradictoriamente) a partir de los Patrones de Disposición. Se trata de estudiar la disposición o la forma que los trazos adoptan en la totalidad de la superficie del papel. Por ello, no tiene una aplicación tan amplia como el estudio de los Garabatos, pues ya es necesario que exista algún tipo de referencia, algún tipo de "marco" (la superficie en cuestión)

- Nacen espontáneamente, sin que el niño sea dirigido ni copie, y son una respuesta visual al proceso garabateador. Sugieren figuras a las que luego dará forma rellenando una superficie o dibujando alrededor un contorno. Este proceso está vinculado a la percepción y la percepción, al cerebro.

- Esto nos lleva a precisar la primera diferencia entre los Patrones y los Garabatos que radica en que para los patrones SI es necesario un control ocular. Los niños de dos años, incapaces aún de trazar contornos bien definidos, poseen sin embargo la suficiente coordinación oculo-manual como para controlar el global de la superficie sobre la que trabajan.

- La propia creación va alterando esa percepción global de la superficie. Comienza con un estímulo vacío (el blanco de papel o el negro de una pizarra) que poco a poco se va poblando de Garabatos. ëstos hacen cambiar sucesivamente la respuesta del niño ante cada nueva configuración.

- Su principal aportación es que revelan la percepción de las relaciones figura/fondo (una de las Leyes fundamentales de la Gestalt). También son importantes porque revelan el desarrollo evolutivo del control en la formación de figuras y también poque demuestran la voluntariedad en los trazados (círculos, cuadrados, triángulos)

- Se suelen catalogar en 17 tipos, si bien se admitirían algunas variantes y no está demostrado el orden de aparición.

- En su estudio no es necesario conocer de antemano la orientación del papel con respecto al niño. Consideraremos como horizontal la línea más larga del papel, pues parece que el niño prefiere también esta colocación (Se trata de una explicación que tiene bases fisiológicas: nuestra visión está más desarrollada en sentido horizontal. La propia distribución de los ojos y la suma de los ángulos de visión de los mismos se dispone en este sentido, más ancho que alto).

- Todo P.D. revela datos sobre la percepción:

 

Ej. a) El "Centrado" (N1 2) muestra que el ojo es consciente del borde del papel

b) El "Espaciado en los bordes" (N1 3) indica que se percibe el perímetro

 

CUADRO DE PATRONES DE DISPOSICIÓN (Kellogg)

 

3.3. Los Diagramas (2- 3 años)

- Vienen precedidos por una serie de líneas múltiples entrecruzadas, paralelas, ínter seccionadas, etc. que forman figuras implícitas (no demasiado ni muy claramente definidas) denominadas "Diagramas nacientes" (o Prediagramas). estas figuras suelen ser Cuadrados, Triángulos o Círculos.

- Los Prediagramas se identifican en 17 tipos, que se agrupan en categorías que casi se corresponden con los futuros Diagramas propiamente dichos :


a) Cruces en Aspa o Griegas implícitas (N1 1 - 9)

b) Líneas de base implícitas (N1 10)

c) Cuadrados implícitos (N1 8, 9, 11)

d) Círculos implícitos (N1 12, 13 y 14)

e) Triángulos implícitos (N1 16)

f) Formas irregulares (N1 15 y 17)

 

- Los Diagramas, por tanto, se dividen en seis categorías. Cinco de ellos son formas regulares y una irregular.

 

a) Cuadrado (O Rectángulo)

b) Triángulo

c) Círculo (U Óvalo)

d) Cruz Griega

e) Cruz en Aspa (O de San Andrés)

f) Forma Irregular

 

- Están trazados con bastante precisión, aunque no pueda hablarse de geometría pura.

- Suelen aparecer junto con otras estructuras y casi nunca aislados.

- Su aportación más importante es que revelan la acción de la memoria, ya que suponen un recuerdo de las estructuras existentes en los garabatos anteriores.

 

3.4. Las Combinaciones (3- 4 años)

- Una combinación es la unión de dos diagramas. Se pueden considerar en tres categorías, hasta un total de 66:

 

a) Separadas

b) Superpuestas

c) Contenidas
 

- Las más habituales son las de Cruz Griega y Cruz en Aspa y la de cualquiera de ellas más una forma (Cuadrado, círculo, triángulo o irregular) También son frecuentes las uniones de círculos y cuadrados.

- Ofrecen una vía esencial para determinar y designar una parte importante del arte espontáneo.

 

3.5. Los Agregados (Ídem)

- Son unidades de tres o más diagramas, por lo que su número de posibilidades es infinito. Constituyen el grueso del dibujo infantil entre los tres y los cinco años. El gusto infantil -innato- por el equilibrio impiden que se conviertan en revoltijos de formas sin sentido.

- Pueden clasificarse según Patrones, según configuraciones globales o según sus componentes.

- Se distinguen tres tipos de equilibrio:


a) De arriba a abajo

b) De derecha a izquierda

c) De conjunto

 

3.6. Las Mandalas (Idem)

Mandala es una palabra sánscrita que significa círculo. Está muy asimilada en las religiones tántricas, esto es, budismo e induismo. Se aplica a estructuras concéntricas, circulares o cuadradas, que representan las reencarnaciones de la rueda de la vida y se asocian a la existencia de ocho radios -suma de cruces Griega y en Aspa.

En el cristianismo primitivo se relacionó con la idea de perfeccionamiento, de laberinto, y se tradujo en forma ovalada -mandorla- para encerrar las imágenes de Cristo en Majestad, los Pantócrator románicos)

 

- Son estructuras que nacen espontáneamente en el arte infantil.

- Pueden ser círculos o cuadrados divididos en cuadrantes por cruces (sean éstas Griegas o en Aspa) o en octantes por la suma de ambas. También aparecen estructuras concéntricas. Se catalogan hasta 13 tipos que abarcan estructuras lineales bien definidas.

- Resultan muy agradables para el niño, tanto en su realización como en su contemplación. Constituyen un nexo de unión muy importante con el arte adulto, ya que son fáciles de reconocer (además de arrastrar una carga cultural muy importante).

 

3.7. Los Soles (Idem)

- Son el producto de la evolución de sus garabatos precedentes, lo que puede llevar a un doble engaño:

- En primer lugar, porque como todas las estructuras lineales simples, revelan un proceso mental y evolutivo muy complejo. Siempre aparece después de otras formas de agregados más complejas. Aunque tracan líneas curvas y rectas, es muy difícil para un niño trazar una figura cortada por varias líneas y mantener su centro despejado (al menos hasta los tres años). El estímulo precedente parece ser el de las Mandalas.

- De todo lo anterior se deduce que en ningún caso se realizan con intención de imitar la realidad: el primer sol NO representa al Sol.

- Existen trece tipos y parece ser que suministran el estímulo para los primeros dibujos de la Figura Humana.

 

3.8. Los Radiales (Idem)

- Antes que la Figura Humana aparece otra forma que va a influir en la colocación de brazos y piernas: el radial

- Entendemos por radial el conjunto de líneas que parten de un área reducida del papel, por lo general un punto. Su trazado se hace desde ese punto hacia afuera. Una fuente importante de su origen es el Patrón de Disposición N1 17 (Abánico en Línea de Base).

- Se distinguen 7 tipos siendo el caso más frecuente el de la Cruz Griega y la de Aspa. Su origen está en los garabatos rítmicos, que no requieren control visual. Cuando aparecen tres cruces nos encontramos ante un caso diferente que denotaría una procedencia visual de los Diagramas.

 

Conclusión

 

Hablaremos, en suma, de cuatro estadios dentro del desarrollo del dibujo infantil. Los tres primeros se refieren a estructuras No Figurativas y abarcan desde el año y medio hasta los cuatro años.

a) El primer estadio abarca los Garabatos y los Patrones, si bien en cualquiera de los siguientes se puede clasificar según los P.D. Se inicia antes de los dos años.

b) El segundo comienza con los Pre-Diagramas y se centra en los Diagramas. Comienza antes de los dos años y continuará hasta los tres.

c) El tercero tiene lugar a los tres años y puede prolongarse hasta los cinco. Engloba Combinaciones, Agregados y las figuras lineales equilibradas ( Mandalas, Soles y Radiales).

d) El cuarto estadio (que estudiaremos en el tema siguiente) comprende todos los trabajos pictóricos Figurativos: Figuras Humanas, Casas, Transportes, Animales, Vegetales...y su edad de comienzo ronda los cuatro años.

 

Los cuatro estadios abarcan desde el primer garabato hasta los cinco años, edad en que se suele enseñar al niño a copiar los esquemas que la sociedad fomenta, cortando de raíz las conexiones que aún mantiene con las estructuras abstractas originales que han generado todo su universo gráfico. Es en esta edad cuando el papel del educador será clave, puesto que de él depende que el niño siga considerando -con toda la razón del mundo- que dispone de aptitudes suficientes (innatas y universales) para comunicarse y expresarse mediante la Plástica.

 

4. Trabajos figurativos: la Figura Humana

 

4.1. El Esquema Corporal Gráfico
- Llamaremos así a la representación que tenemos de las diferentes partes del cuerpo puestas unas en relación con otras. Es la imagen que permite situar nuestro cuerpo en el tiempo y en el espacio y se forma como resultado de toda una serie de informaciones sensoriales y experiencias sensomotoras.

- Es inseparable de la autoconciencia por lo cual, los trastornos de la personalidad y las diversas lesiones cerebrales pueden alterarlo. De ahí su importancia como técnica proyectiva.

- El origen del primer dibujo de la F.H. pudiera estar en el Garabato 17 (Círculo con circunferencia) que se convierte en Diagrama oval y que a su vez se transforma en Agregado en forma de cara.

- Las partes del cuerpo que suelen acompañar a este agregado se detectan en los Garabatos 2, 3, 4 y 5 (líneas vertical, horizontal, diagonal y circular simples) y en todos los Diagramas. También son claves las influencias de Mandalas, Soles y Radiales.

- El esquema de su evolución gráfica abarca desde los cuatro a los ocho años, si bien hay que considerar como antecedentes los garabatos con nombre que aparecen mucho antes.

Así pues estableceremos las siguientes etapas, en las que distinguimos las siguientes características:


a) 2 a 4 años: Garabato con Nombre

b) 4 a 6 años: Búsqueda de esquemas complejos

Repeticiones para afianzarlos

Variaciones según cambio de conceptos

c) 6 a 8 años: Esquema definitivo

Variaciones emocionales:

-Desproporciones (Exagerar o disminuir diversas partes según importancia)

- Omisiones (Falta de partes especialmente conflictivas)

- Estereotipos (Repetición de esquemas sin variaciones perceptibles)

 

4.2. La Figura Humana. Sus tipos

La Figura Humana es el motivo favorito para el Arte Infantil. No procede de la observación de la vida cotidiana y presenta un estadio evolutivo avanzado de la capacidad mental de creación, relacionándose con Gestalts (psicología de las formas) complejas de sumo interes. Revelan una gran inteligencia y pueden indicarnos transtornos evolutivos: el niño que desarrolle una gran variedad de ellas no debería manifestar ningún problema de aprendizaje, ni en lectura, ni en escritura, ni en comprensión...No será su capacidad intelectual sino otra cosa (factores emocionales, ambientales, etc) lo que no funcione bien.

La primera Figura Humana (F.H.) recibe el nombre de Figura Con Trazos en la Parte Superior de la Cabeza, debido a unos signos de múltiples formas posibles, que tiene localizadas en ese lugar. Se deben al recuerdo del equilibrio mandaloide, que se refuerza con unas extremidades (que el niño puede denominar también "orejas") que salen de la parte central de la cabeza. Denota claramente que no procede de la observación del mundo exterior, sino de la evolución de sus garabatos precedentes.

La Figura Humana Sin Trazos surge de la evolución de la anterior. En ella se alargan voluntariamente las extremidades, sobre todo las inferiores. De ellas suelen surgir después las superiores. Ya no sugiere una Mandala, sino un Diagrama.

La F. H. Mandaloide encaja en un círculo cruzado, con cabeza, brazos, piernas y pelo en equilibrio de cruz (A este respecto se debe la aparición de los trazos en el pelo, que pueden ser verticales simples, múltiples, línea de presilla, etc). Puede basarse en la Cruz . Griega o la de Aspa. En este último tipo no estaría revelando ningún estado de ánimo (suele interpretarse como "figura alegre" o "bailarina"), sino esa configuración geométrica.

La F.H. Radial suele manifestarse con los brazos caidos, por lo que también es frecuente interpretarla erróneamente: no revela fatiga, ni cansancio.

La F.H. Sin Brazos constituye también un Diagrama y , a veces, también un Patrón de Disposición. Lowenfeld la considera "expresión de un estado de ánimo individualista". Sin embargo, todos los niños la hacen, y siempre después de haber realizado la figura con brazos, por lo que su omisión no puede achacarse a inmadurez o distracción, sino a finalidades estéticas.

La F.H. Sin piernas es un caso relativamente raro. Puede responder a razones estéticas, pero el caso más frecuente es que se deba a trabajos inacabados.

El Agregado Humanoide es una figura con cara, en la que algunos trazos pueden sugerir el tronco y las extremidades. No es dominante en el desarrollo evolutivo ni tampoco frecuente.

La F. H. en Agregado es una incorporación de rasgos humanoides a formas no figurativas. Su realización surge "a posteriori" de la realización de un Agregado cualquiera, en el que el niño (tal vez por indicación del adulto) cree reconocer rasgos humanos, que acentúa colocándole ojos, boca, etc. Revela que el niño considera la figura como una unidad estética incorporada a la totalidad de su dibujo.

La F.H. Con Orejas tiene a ambos lados de la cabeza unos trazos que le dan ese nombre. Están situados en el lugar que previamente ocupaban los brazos. Sigue manteniendo configuración mandaloide esto es, de equilibrio. No muestra ningún interés anatómico, ni por el tamaño ni por la forma de las orejas (Y el adulto debe no intentar que estas similitudes aparezcan).

La F.H. con Brazos Alados es bastante común. Sustituye los brazos por unos grafismos variadísimos realizados solamente por razones estéticas. Como en el caso anterior, el niño sabe cómo son los brazos, pero no siente necesidad de asemejarlos a sus grafías.

La F.H. con Cabeza Grande y Cabeza Pequeña denota la influencia del arte adulto manifestado en los "Comics" o Series de T.V. En el primer caso se confiere al dibujo un equilibrio vertical, mientras que la segunda produce un efecto triangular de conjunto.

La F.H. En Parejas puede mostrar similitudes o mostrar diferencias, caso que lleva al adulto a secuarlas. Estos juicios presentan la dificultad de que esta división en sexos está debida a los detalles y los ropajes, que pueden ser diferentes en cada cultura (El pelo más o menos largo, el vestido, etc. son atributos sexuales no universales, pues varían -o pueden hacerlo- para cada cultura). Los niños no suelen mostrar interés por dibujar los órganos sexuales porque hasta los 6 años no tienen interés por las anatomías realistas. Además no hay que olvidar algunas razones de tipo socio-cultutal, como los tabúes, que suelen retrasar dichas manifestaciones.

La F.H. En Grupos puede aparecer con el mismo tamaño o mostrando gradaciones. En este caso se las llama "Familias" y las semejanzas, -no obstante-, siguen primando sobre las diferencias. Los distintos tamaños hacen referencia a la edad o al sexo.

La F.H. De Palotes es una versión bastante tardía y poco común. Para Kellogg se suele aprender copiando los modelos que ofrecen los adultos cuando intentan explicar a un niño cómo deben dibujar a un ser humano. También puede copiarse del trabajo de los otros niños. Parece ser que constituye una reducción espontánea del concepto de ser humano que tiene el niño.

 

5. Otros trabajos figurativos

 

Además de las Figuras Humanas, el Arte infantil se puebla de toda una serie de formas que pueden aglutinarse en estos tres grandes grupos. Como ocurre con todo lo precedente, serán los Garabatos Básicos y su posterior evolución lo que motive las primeras de estas manifestaciones. Más tarde, con la intervención del adulto, se producirán cambios y variantes que los irán poco a poco transformando. Pero en un principio, -como en el caso de las F.H. -, se trata de formas universales.

 

5.1. Los Animales

Los primeros intentos del niño por dibujar animales pueden tener como resultado Gestalts que apenas se distinguen de la F.H. En dichos esquemas se colocan los mismos elementos pero en distinta posición, variando para el niño su significado. La más frecuente consiste en colocar horizontalmente la posición del tronco , incorporando las extremidades (aunque no necesariamente) a la parte inferior del dibujo.

Es una transformación nada difícil para un niño de cuatro años. Puede ayudarle el hecho de que los adultos utilicen esquemas muy similares a los suyos cuando dibujan animales.

 

 

5.2. Las Casas

Las casas se dibujan combinando Diagramas de forma diversa y, en un principio, nunca como observación de las casas de la calle. Sin embargo, la intervención del adulto es muy rápida en este caso, lo que hace al niño adoptar un "tipo" que intentará incluir entre sus grafismos.

Sus formas son arquetípicas y universales. Son parecidas en todo el mundo y en las diferentes culturas (Desde Nueva York a Burkina Faso)

Son uno de los elementos que el arte adulto menos evolucionado mejor conserva.

Los elementos de la casa (ventanas, puertas, chimenea, tejados, humo, caminos...) se corresponden igualmente a Diagramas y no son pretendidamente realistas. Por otra parte, estos elementos no siempre tienen por qué representarse en las casas.

 

5.3. Las Plantas

Se incluyen en este tipo todos los elementos vegetales, principalmente árboles y flores.

Su origen está en todos los Garabatos precedentes. Más claramente en las Mandalas, Soles y Radiales para las Flores y en la Figura Humana Sin Brazos para los árboles. En éstos son incluidos trazos inncesarios para una configuración natural del rostro, que hace que se les califique como "arboles frutales " o "en flor"

Los árboles y las flores No se dibujan según su tamaño real ni según las proporciones que mantienen con el resto de figuras. Los niños son conscientes de éstas, pero prefieren someter sus dibujos a finalidades estéticas. Cuando las estructuras mandaloides aparecen en los árboles se asemejan a las ramas.

La influencia del adulto se manifiesta aquí muy claramente con la configuración del árbol en forma de Diagrama triangular. Se deben a razones culturales y suele denominárselos "árboles navideños". Los adornos, etc. son la más clara influencia del adulto.

 

5.4. Los Transportes
Los dibujos de este tipo incliyen coches, barcos, aviones, trenes, cohetes...

Aunque sus formas procedan de los Garabatos anteriores y sus primeras manifestaciones sean similares a las Casas, son unos elementos terriblemente influenciados por el entorno, ya que se asimilan los diferentes ejemplos que la sociedad propone (Series de T.V., distintos dibujos o ilustraciones, objetos reales, juguetes...)

Los esquemas suelen ser comunes en lo referente a coches y barcos, así como a pájaros y aviones.

La novedad que aportan es que una vez que el niño descubre esquemas válidos para la opinión del adulto y para la suya propia, los combinará en diferentes escenas que pueden dar lugar a verdaderos "juegos" que el niño practica sobre el papel, solo o con compañía de otros.

 

6. Otras clasificaciones de los dibujos infantiles

 

Algunos autores citan, si no otro tipo de clasificación de los grafismos, sí algunas matizaciones o datos complementarios acerca de los mismos.

 

6.1. Las secuencias de Goodnow

En su obra citada con anterioridad, anota que los niños en edad escolar (esto supone, mayores de seis años), parece notarse una tendencia a completar la configuración de las extremidades, tanto brazos como piernas, de izquierda a derecha. Esta secuencia parece invertirse en los estudios realizados a niños no escolarizados o en edad preescolar, para ser más concretos.

Este orden a la hora de dibujar los trazos, también es estudiado en las figuras o garabatos radiales. Según él, las figuras radiales recuerdan el argumento de Rhoda Kellogg al provenir de los dibujos de un sol. Los trazados radiales son producidos por niños de menor edad y no son infrecuentes las configuraciones en parejas.

La frecuencia formal a la hora de configurar Figuras Humanas parece decantarse por la realización de un círculo, esto es de la cabeza. Por tanto, podría decirse a simple vista que lo más habitual es que elaboren las figuras (los dibujos en general) de arriba a abajo. Sin embargo, él mismo cita los estudios de Elga ENG que parecen afirmar lo contrario, y justifican los primeros por los datos adquiridos por la experiencia. Estos mismos estudios se han trasladado a zonas poco desarrolladas y poco escolarizadas, concretamente a Honduras por parte de Marcia BERNBAUM, corroborando esa tendencia a dibujar de abajo a arriba. De ello puede deducirse que es la experiencia, la práctica, la costumbre o lo que podríamos llamar la "sabiduría" lo que hace que un niño que dibuja una figura humana se decida por empezar el trazado de ésta por la parte superior, tal vez motivado por el intento de que el resto de la figura quepa en el espacio del papel.

Completando el estudio anterior, parece ser que los brazos son la última de las partes que un niño dibuja cuando se enfrenta a la Figura Humana.

Resulta también interesante la interpretación que Goodnow aporta a los dibujos denominados de "Rayos X". Si para Kellogg eran una doble manifestación espacio-temporal, él sostiene que se puede tratar, en ocasiones, de la confirmación de que el niño comienza por hacer aquellas partes que considera esenciales (el núcleo), desde las que se dirije a las partes accesorias. De este modo se explicarían las figuras humanas sobre las que se ha dibujado un vestido que, aunque cubre el cuerpo, deja perfectamente visibles las líneas de su trazado.

Entre los últimos condicionantes a los que hace referencia está, como no, el espacio disponible, que provoca que los dibujos se adapten a él cobrando, en ocasiones, aspectos inverosímiles. En ellos, como en las Figuras Humanas que estudiamos según Kellogg, el interés estético prima sobre el realismo. Y, aquí, también es innegable el sentido práctico.

En ocasiones, el espacio físico no sólo viene determinado por el tamaño/posición del propio papel, sino por el primer elemento del dibujo que traza el niño, y que hace que, a partir de ese momento, el dibujo deba ir cambiando y adaptándose a los trazos precedentes (recordar la importancia que Lucquet otorga al proceso de realización y no tanto al resultado de la obra, y del que hacíamos refercia al comienzo de esta sección)

 

6.2. Las génesis de Freinet
Los postulados de Freinet se apoyan en su Escalera del Dibujo de cero a siete años.

En su trabajo se esfuerza por distribuir los dibujos según una serie de repertorios gráficos, que el denomina Génesis, y que pueden corresponderse con los estudios de Kellogg en lo referente a Figura Humana, Casas, Coches y Animales. En casi todas ellas aporta un elemento nuevo que es el orden de aparición, algo no suficientemente estudiado (o no suficientemente valorado) por Kellogg..

En lo referente a las Figuras Humanas, comienza por la figura que el denomina EL NACIMIENTO, en la que aprecia inseguridades, balbuceos...

Más tarde, con el surgimiento de las extremidades inferiores, define lo que pare él es el HOMBRE COHETE

O, en el caso de extremidades superiores que sustituyen a las inferiores, en LA CABEZA QUE ANDA

Señala también la curiosa disposición de LA MUJER TRIÁNGULO, aunque sin atribuirle un sentido absolutamente "sexista" (no hay estudios demasiado convincentes en este terreno pues no en todas las culturas la falda es sólo asimilable al vestido de la mujer)

También cita AL HOMBRE CUADRADO

Aunque hay una mayoría de aspectos comunes a los estudios precedentes, Freinet se inclina a pensar que la distribución determinada de las extremidades puede llegar a sugerir si no un estado de ánimo, si un intento por expresar el movimiento.

En cuanto a la Génesis de las casas, la sitúa en el mismo lugar de la Figura Humana, esto es, de un círculo cortado que progresivamente puede evolucionar hacia los diagramas cuadrados/rectangulares o hacia el triángulo, o hacia la mezcla de ambos.

Es una Génesis común a la de los Transportes, en los que aparecen una profusión de Agregados (que n las casas serán ventanas, chimeneas, etc.) que constituyen los diferentes elementos de los transportes.

Los Animales, por último, parecen provenir de unos orígenes mandaloides o solares, llegando a incluirse algunas influencias ()tal vez? -no son conclusiones de Freinet-) de conceptos numéricos o de lecto-escritura.

 

7. El dibujo como test

 

En el campo artístico, como en tantos otros, se han desarrollado una serie de test, destinados mayoritariamente al posible diagnóstico de capacidades, pero también sujetos a la determinación de un correcto gusto estético, etc. Aunque no es nuestra especialidad, como antesala a lo que serán los temas centrales de esta Cuarta Parte, mencionaremos algunos de los más habituales agrupados en sus diversas categorías.

 

7.1. Test proyectivos y diagnóstico de la personalidad

 - Test de Lüscher (1974), que extrae sus conclusiones a partir de la elección de colores. El núcleo del test lo constituyen ocho colores que van ordenándose jerárquicamente por parejas mediante una eleccción de simpatía. Trabaja con siete tablas de colores, de 73 casillas cada una, en la que aparecen 25 colores distintos. Deben realizarse 43 elecciones distintas. La información permite descubrir la estructura psíquica consciente e inconsciente de la persona.

- Test de la pirámide de colores de Pfister, que publicaron Hess y Hiltmann, y que marca una diferencia con respecto al anterior que consiste, precisamente, en la construcción de una pirámide variable con 15 pequeños cuadrados de colorese. Cada color adquiere un deterrminado valor posicional en función de su colocación en el vértice, el centro o la base de la pirámide. Se parte de la idea de que existe una relación causal entre la elección y la posición del color. "Se llegó a la conclusión de que el azul es el color de los medianamente adaptados, el rojo de los estimulados y el verde de quienes presentan una conducta anormal"

 

- Test Breve de Frieling (1961) creado sobre la base de 32 pares cromáticos, inspirado en Goethe.

 

- Test del árbol de Koch (1972), que ofrece indicios para la compresión de la estructura del individuo. Se puede aplicar a partir de los seis años y consiste en dibujar un árbol frutal libremente, sin limitación de tiempo. Se consignan datos desde el mismo proceso de elaboración del dibujo, que se asocia a la concpción del hombre. Para evitar que los niños se ciñan a un árbol tipo (árbol-patrón), se les indica que debe ser distinto de los normales.

 

- Test de la casa-árbol-persona de Buck que informa sobre la estructura de la personalidad, la inteligencia, los mecanismios de defensa y los conflictos neuróticos.

- Test de la familia en animales de Brem-Gräser (1970), mediante el cual, las representaciones de animales abren al niño las posibilidades de manifestar su antipatía por el entorno. Cada miembro de la familia es representado por un animal, sin importar la calidad del dibujo. Existe un diálogo posterior a la realización del mismo y se aplica desde los cuatro a los catorce años.

 

- Test del Dibujo de una Persona de Koppitz (1972). Se trata de dibujar una Figura Humana y se utiliza para determinar rasgos evolutivos y factores emocionales entro del niño.

 

- Test multidimensional del dibujo de Bloch, Meier y Schmid (1971), que precisa de una minuciosa preparación ya que son necesarios siete rotuladores de distinto color, un block y un cronómetro. Se trata de dibujar una serie de dibujos libres en un tiempo limitado. Se dispone de treinta minutos para hacer treinta dibujos. Potencia la psibilidad de crear asociaciones. Es un tes válido para niños y adultos, en el que el investigador interviene lo menos posible.

- Test de dibujos de Wartegg (1968). Se trata de completar un dibujo partiendo de una serie de signos que aparecen en ocho casillas dispuestas en dos filas. No hay limitaciones para realizar los dibujos, salvo las temporales, que son de 30 minutos.

 

- Test de Wartegg-Biedma (1959), parte de muestras de signos repartidas como en el caso anterior. No hay tiempo límite.

 

- Test de Rorschach (1962), sobre el que se cuantan hasta 4000 publicaciones, y que se resume en una serie de diez láminas en las que se presentan manchas de tinta (kleksografías) simétricas, originadas al azar. El objetivo del test es asimilar las imágenes mnésicas (engramas)- desencadenadas ante la presentación de las láminas- a complejos de sensaciones actuales y extraer así conclusiones acerca de la personalidad del sujeto. La valoración se orienta hacia la escuela psicoanalítica.

 

- Test de diapositivas (1955) consta de tres diapositivas en las que aparecen manchas. Es un test colectivo y se utiliza para seleccionar de entre un grupo de personas a aquellas más apropiadas para otros posibles estudios. No existe límite de tiempo y la vakoración coincide con la del test de Rorschach.

 

7.2. Test de rendimiento

- Pertenecerían también a este apartado los citados anteriormente Test Casa-árbol-persona y Dibuja a una Persona. Ambos test registran en poco tiempo una multiplicidad de factores perceptivos, motrices, intelectuales, emocionales y sociles.

 

- En cuanto al primero de ellos, su aportación está en ordenar los caracteres gráficos individuales según niveles de intligencia. Se llega a cuatro cocientes de inteligencia distintos.

 

- El test de Dibujo de una Persona obtiene el cociente de inteligencia comparando la edad mental conseguida por la puntuación de la edad cronológica.

 

- Otro Test diferente a los anteriores es el de Oseretzky (1929, 1931, 1955), que sirve como primera orientación sobre el estado evolutivo motor en niños y adolescentes. Fue perfeccinado por Sloan (1955) y contiene un total de 57 categorías:

 

16 para la coordinación viso-motora

17 para la diferenciación figura-fondo

8 para la atención a la constancia de la forma

8 para el reconocimiento de la situación espacial

8 para la comprensión de situaciones espaciales

Es un test que puede ser aplicado tanto individual como colectivamente.

 

 

7.3. Test de aptitudes artísticas
-
Tal vez el más conocido sea el Art Judgement (Juicio Estético) de Meier (1939) que consta de 100 láminas que combinan cuadros de artistas famosos con imágenes de autores que no lo son. Las láminas se corresponden de 2 en 2. En ellas aparece una reproducción correcta de la obra y otra que presenta una serie de variantes (una especie de "juego" -salvando las distancias. de "los siete errores"). Las variaciones se refieren a simetría, ritmo, equilibrio, composición.... La tarea del sujeto investigado es elegir la mejor imagen. Estos rasgos se han ido completando o sustituyendo en sucesivas modificaciones del test por destreza manual, concentración, inteligencia estética, capacidad perceptiva, fantasía creadora y capacidad de juicio estético.

 

- El test de Graves sobre Juicio de Dibujos -Design Judgement Test- (Mertz 1971), se presenta probando 90 dibujos abstractos.

 

- El test de aptitudes de Horn -Art Aptitude Inventory Test- (1951-3), revisa los anteriores y se compone de tres partes:

 

1- Examen para la aptitud del dibujo: dibujar 20 objetos sencillos

2- Ejercicio de dibujo libre: composiciones abstractas sencillas partiendo de figuras geométricas (En parte se asemeja al de Graves)

3- Examen de la fantasía: modificar 12 rectángulos en los que se han trazado una serie de líneas

 

 


Principal-|-Consulta a Avizora |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman | Libros Gratis
Publicaciones | Glosarios Libro de Visitas-|-Horóscopo | Gana Dinero


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 612463 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com