Google

Avizora - Atajo Google


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Música
El bandoneón. Características. Historia. Parte 1

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Desnudos de la reina del pop a los 20 años
- El arte flamenco
- Carlos Gardel
- Conceptos básicos de música
-
Historia de la Estatua de la Libertad

 

Google

Avizora - Atajo Google
 

 

 


Parte 1 / Parte 2 / Parte 3 / Parte 4 / Parte 5

130709 - El bandoneón es un instrumento musical aerófono a fuelle, pariente de la concertina (koncertina) y del acordeón, de forma rectangular y sección cuadrada y timbre particular.

Bandoneón alemán antiguo, de cerca de 1905.Es muy popular en el Río de la Plata, particularmente Buenos Aires y Montevideo, por su vinculación con el tango. También popular en el Mesopotamia argentina por su utilización en el chamamé.


El nombre proviene del alemán bandonion y, éste es un acrónimo de Heinrich Band (1821-1860) a quien se le adjudica su invención.

El músico ejecutante de bandoneón recibe el apelativo de bandoneonista.

Cómo funciona

Además de la notable diferencia tímbrica entre el bandoneón y el acordeón y otros instrumentos de lengüetas sueltas (free-reed), el bandoneón utiliza botones en lugar de teclas; por lo que se habla de botoneras en lugar de teclados. Los botones son hechos de galatita.

El bandoneón utilizado en Argentina y Uruguay se conoce como Rheinische Tonlage 38/33. Estas dos cifras significan que consta de 38 botones para el registro agudo (discante) y 33 para el grave (bajo): un total de 71 botones. Existe una cantidad asombrosa de variantes y modelos de bandoneón y cada uno tiene su historia.

El bandoneón posee botonera cuádruple, ya que cuando se estira el fuelle cada botón oprimido genera un tono y cuando se cierra el fuelle el mismo botón emite otro tono. Por lo tanto, es necesario aprender la ubicación de 71 tonos abriendo el fuelle y 71 cerrándolo.

Para cada botón existe un sistema de lengüetas —voces de acero remachadas a un peine de cinc, antimonio o de aluminio (este último en los bandoneones de inferior calidad)—, similar al de la armónica. El número 142 no se refiere a la cantidad de botones (que son sólo 71) sino al número de lengüetas que generan los tonos. - Wikipedia

Historia del Bandoneón - Héctor Mele

Nacimiento, Desarrollo y Evolución

Al contrario de lo que sucedió con otros instrumentos del tango, el origen del bandoneón es un tema en el que los historiadores sólo se han puesto de acuerdo en el lugar de su nacimiento: Alemania.
No así en el nombre de su creador. Algunos atribuyen su invención a Carl Friedrich (o Herman) “Uhlig” (1789-1874) nacido en un pueblo llamado Chemnitz en Sajonia.

Al rededor de 1830 y para la feria de Leipzig, Uhlig presenta allí un instrumento que, modificando la concertina inglesa de cajas hexagonales, va adquiriendo la forma que actualmente tiene pero solamente con cinco notas en cada uno de sus lados, ahora cuadrados.

El instrumento recién nacido se mostró imprescindible para reemplazar al órgano, por su alto costo y difícil traslado, en los oficios religiosos y funerales así como en las procesiones callejeras.

Se lo ejecutaba colgado del cuello y comenzó luego a ser utilizado para acompañar jubilosas danzas en Baviera y Hamburgo.
 


Bandoneón alemán marca Cardenal (hecho aprox. en 1920 por ELA para Hohner) abierto,
curvado, mostrando el fuelle -
Día Nacional del Bandoneón en Argentina


Pero quien inició su producción artesanal fue Heinrich “Band” (1805-1888), nativo de la ciudad de Krefeld. De su apellido deriva su nombre con que se lo conoce mundialmente “Bandoneón”, con sus diversas variantes como Bandonium, Bandonión, Bandonio, Bandoleón. En la Argentina se lo llama cariñosamente Bandola, pero su nombre más común entre los cultores del tango es “Fueye”

Más tarde se comenzó a fabricar a escala industrial, Fue Alfred Arnold quien en 1864 lanzó al mercado su afamada marca “A-A”, y quien en 1911 fundó la “Alfred Arnold Bandonión, Konzertina und Piano Accordión Spezlal Fabrik”, que fabricó hasta 1949 con interrupciones durante las dos guerras mundiales, las marcas “Premier” y “América”, además de las antes nombradas.

La prestigiosa casa Hohner, produjo las marcas “Germania”, “Tango”, “La Tosca”, “Concertista”, “El Pentagrama” y “Cardenal. También la firma “ Mainer y Herold”produjo bandoneones con la marca “3B”.

Fuera de Alemania se conocen instrumentos hechos en Brasil por “Danielson” los que no tuvieron éxito entre los ejecutantes argentinos, aunque en el sur de aquel país y en el litoral argentino se sigue usando para interpretar música folklórica de esa región.

En Italia se elaboraron por la fabrica “Panzotti” , y se han hecho instrumentos en Japón.

El Bandoneón es un aerófono portátil con teclas, accionado con dos cajas armónicas de madera, en cuyo interior vibran por acción del aire provisto por un fuelle, unas lengüetas metálicas. Fue creciendo, con el tiempo y sus distintos usos en tamaños y cantidades de notas; desde aquel primitivo de Uhlig hasta el modelo actualmente usado de 71 teclas: 38 en la parte derecha y 33 en la izquierda, y un total de 142 voces.

Los hay de colores negros, marrones, amarillos y aún blancos. Sus cajas tienen distintas presentaciones: desde los originales con vértices agudos, hasta los actuales con ángulos ochavados con la clásica lira. Algunos modelos tienen incrustaciones de nácar y como curiosidad, se señalan los llamados “Luis XV” con pequeñas elevaciones en sus extremos, los bordes externos de la caja ligeramente cóncavos y con un profuso varillado metálico.

Su llegada a la Argentina

Si es discutido su origen, mucho más lo es cuando y quien lo introdujo aquí. Sobre el tema hay también numerosas hipótesis y versiones: Augusto P. Berto dice que fue un marinero inglés, Tomas Moor quien trajo consigo de 32 teclas. Héctor Bates sostiene que fue un brasileño de nombre Bartolo y Eros N. Sirl que un tropero de nombre Pascualín, traído de Alemania. Otros opinan que un hijo de Band vino con su instrumento que había fabricado su padre y dio las primeras lecciones sobre su uso a un nativo, José Santa Cruz, quien luego transmitió sus conocimientos a sus seguidores.
Lo único cierto es que llegó al puerto de Buenos Aires hacia 1870, sin que se conociera su mecánica y su técnica, sin tradición musical, virgen y vacío, es decir sin historia.

Cuando alcanzó notoria difusión a través del tango, comenzó a importarse de Alemania, primero por la firma de “Emilio Pitzer”, luego por las de “Sharp y Veltrem”, “Oehrtmann”, “Romero y Fernández” y “Casa América”. Hubo un intento de fabricarlos en Argentina por la casa “Luis Mariani”, cuando su importación de Alemania quedo bloqueada por la 2a. guerra, pero esa loable iniciativa quedó trunca por diversas causas. - BandoneónMétodo

Su historia

El bandoneón fue creado en Alemania como un organo de iglesia portátil para la tarea de evangelización. Por esa razón tiene los botones ordenados de tal forma de facilitar la ejecución de las canciones evangelistas, por lo que resultan muy "desordenados" a la hora de tocar una escala, por ejemplo. Entre las más reconocidas fábricas de bandoneón se encuentran las de la dinastía Arnold. En 1864 Ernst Louis Arnold (de Carlsfeld) adquiere la fábrica de Carl Friedrich Zimmermann y comienza la producción de bandoneones E. L. A (Ernst Louis Arnold). Cuando éste se retiró en 1880, uno de sus hijos varones (Ernst Hermann Arnold) se hizo cargo de la empresa.

Ernst Louis Arnold murió en 1910. Al año siguiente Paul y Alfred (otros dos hermanos de Ernst Hermann Arnold) abren su propia fábrica en el mismo pueblo de Carlsfeld.

La nueva fábrica comienza a producir los emblemáticos AA (llamados «doble A»), A, Premier y Alfa. Paralelamente Ernst Hermann Arnold sigue fabricando la antigua línea ELA. Al morir dejó a cargo a su hijo Otto Arnold. La fábrica ELA cerró en 1959.

Alfred Arnold muere en 1933 y Paul Arnold en 1952. De los descendientes de la dinastía Arnold siguen Arno Arnold (hijo de Paul) y Horst Arnold (hijo de Alfred), quienes toman posesión de la fábrica AA. En 1949 deciden cerrar la fábrica para comenzar a fabricar bombas para la industria automotriz. En 1950 Arno Arnold abre su propia fábrica en Alemania Occidental y produce la línea de bandoneones Arno Arnold.

Actualmente el bandoneón se sigue fabricando tanto en Alemania como en el resto del mundo de manera industrial y artesanal. Entre los nuevos fabricantes de bandoneones alrededor del mundo, se cuentan: Harry Geuns, Klaus Gutjahr, Uwe Hartenhauer y La Bandonion & ConcertinaFabrik Klingenthal, entre otros.

En Argentina se considera al bandoneón como un instrumento inseparable de las orquestas de tango. Llegó al país hacia 1900, importado desde Alemania por los inmigrantes. No cabe duda que el bandoneón encontró un lugar insustituible en el tango. En lunfardo (la jerga usada por los tangueros argentinos), el bandoneón es conocido como fueye, remplazando la «y» en lugar de la «ll» y pronunciándola como una sh porteña. El fueye es el alma de las orquestas de tango.

Un tango con letra de Pascual Contursi y música de Juan Bautista Deambroggio, compuesto en 1928 y que Carlos Gardel incorporó a su repertorio, trata ya al bandoneón como a un hijo adoptado:

Bandoneón arrabalero,
viejo fueye desinflado,
te encontré como a un pebete
que la madre abandonó. - Wikipedia


Parte 1 / Parte 2 / Parte 3 / Parte 4 / Parte 5

 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com