Marketing
Personas y empresas creativas
Laura E Billiet

Busca aquí monografías, ensayos y textos para investigar, por temas

Sexualidad Humana
Diccionario de sexo
Siempre usa un condón

Mercadeo de franquicia - La Web: La tecnología que inventó los negocios - ¿Qué son los Incoterms?

Muchas personas han montado un escenario que les brinda lo que ya en 1955 G.Bateson citaba como "seguridad apariencial". Pues, recetario en mano, y con la facultad crítica dormida, trabajaban con un tipo de perseverancia que no les rendía mucho éxito ni confirmación favorable del entorno.

La cuestión es que, más de 40 años después, se está comenzando a aceptar que ese tipo de peripecias, también les sucede a los miembros de una Empresa. De ahí que se esté objetando a aquellas organizaciones que -al permanecer estancadas- carecen de habilidad para adaptarse a los cambios. El motivo de tal anquilosamiento se lo vincula con la valoración de lo material, la inversión de capital tangible, con empleados que tienden a trabajar para satisfacer a sus autoridades, y con valorar más los esfuerzos que los resultados. A mi entender, puede ser útil explicitar otro factor. Se trata del hecho de que -como en todo sistema de comunicación- el mismo contexto empresarial tendió a inhibir en sus empleados la posibilidad de trabajar más allá de "para satisfacerlos a ellos".

De todos modos, frente a la apreciación anterior, surge el ímpetu de proponer otro tipo de organizaciones "revolucionarias" que valoren tanto la energía intelectual como lo "intangible" que implica la creatividad e imaginación humana. De ahí que se piense que la posta para las corporaciones futuras sería el "Gerenciamiento de la imaginación humana":

     

  1. "Los requisitos serían pasión por el aprendizaje y adaptación. Pues, esto posibilitaría responder con intelecto e imaginación ante cualquier oportunidad inesperada". En realidad, en un aspecto ello es así, pues la pasión o 'garra' de cada uno de nosotros se manifiesta en nuestro movimiento intelectual e imaginativo. Desde otro ángulo, puede ser alrevés. La permeabilidad para interrelacionar lo racional y sensible en el momento oportuno, con las personas y lugares adecuados, todo ello gravitará en el tipo de aprendizaje y la capacidad de adaptación que cada uno de nosotros tiene.

     

     

  2. "Para dar rienda suelta al talento y compromiso, se requiere que cada empleado de una empresa se sienta parte integrante e indispensable dentro de la cadena de servicios al cliente. Esto es, cada empleado debe sentirse Emprendedor, un elemento clave. Pues esto, además de fortalecerle su confianza, permite que desarrolle sus ideas en el trabajo". Esto es totalmente acertado. Pero, el tema que permanece sin profundizar -y es fundamental- es porqué ante los mismos estímulos no todos los Emprendedores elevan su autoestima y, por ende, aún teniendo un potencial intelectual importante, los propios Factores Personales prosiguen inhibiendo su talento y potencial capacidad creativa.

     

     

  3. "Además de desarrollar servicios y productos que satisfagan las necesidades de los clientes conviene centrarse en las fortalezas y eliminar todo lo que no sea esencial, a fin de darle lugar a la innovación". Efectivamente, además de crear para la satisfacción del cliente -no solo para el rédito propio-, es importante discernir lo útil e inútil de los viejos tipos de comunicación. Como también, rescatar los Puntos Fuertes. Ambos factores, fortalezas y debilidades, gravitan en el tipo de aprendizaje y en los niveles de comunicación. Pero no solo en la relación Empresa-Cliente. También en el tipo de aprendizaje y grado de comunicación entre los miembros empresariales.

     

     

  4. "El pasaje del tipo de gerenciamiento "monótono" a la "curiosidad" revolucionaria implica 'el abandono de todo lo que (las primeras) hacen, para así, adaptarse'. Una corporación 'curiosa' implicaría que sus líderes se caractericen por lo ingenioso, aún cuando parezcan excéntricos; que se recluten jovenes menores de 30 años porque suelen asumir más riesgos que los líderes de mayor edad; que den rienda suelta a la creatividad instrumentando nuevos mecanismos; que se interesen por otros temas; que desenvuelvan la capacidad de diversión y hagan lugar a los momentos de esparcimiento tan necesarios para todos. Pues, se necesita darle lugar a las propias emociones que permiten desplegar la imaginación. Para lo cual, habría que romper moldes, "hacer pedazos la estructura actual una y otra vez", ya que esto es la "única forma posible para moverse hacia delante". Desde esta perspectiva, 'los tiempos de locura requieren de empresas locas'." Veamos algunos puntos con mayor detenimiento:

     

a) "Ante tiempos de locura se requiere de empresas locas": En realidad, loco parece provenir -etimológicamente- de 'tonto'. De modo que puede ser más adecuado pensar que -aunque no en todos los ámbitos-, el Empresarial ha venido estando caracterizado por un exceso de tradición o conservadorismo. Lo cual, no quiere decir que eso no sirve, sino que se trata de un exceso. El motivo parece relacionarse con que muchos Emprendedores o Líderes, para no pasar por el temor que implicaba la desautorización de sus superiores, para no pasar por la propia inseguridad que genera cualquier cambio, se han quedado petrificados, temblorosos y por ende, enquilosados en el arte de innovar, frente a un mundo que -a la par de ellos- en algunos aspectos prosiguió evolucionando. Podemos decir que muchos se quedaron estancados en los hábitos, equivalente a un "aprendizaje 0", en ideas que sobreviven, por el uso reiterado y porque permanecen ajenas al campo de la inspección crítica. Sin embargo, además de la ventaja de evitar la inseguridad y el miedo, ¿porqué más se ha permanecido incorporando información, repitiendo los mismos estilos de comunicación o de relación? Es probable que se debiera a que era lo que estaba disponible, para un uso inmediato. Esta "seguridad" humana, como decía Ortega y Gasset antes de 1940, se caracteriza por la ausencia de cuidados y preocupaciones. Si bien, también, implica el aquietamiento de las inquietudes de la inteligencia. Como suele suceder, entonces, las creencias fueron bloqueando el nacimiento de ideas nuevas. Si insistimos un poco más en preguntarnos el porqué, recordamos que Bateson decía que, un cambio en las ideas rígidamente programadas, hubiera llevado a un cambio en toda la constelación. De modo que, para no pasar por una masiva incertidumbre e inseguridad, toda una conmoción, se fue evitando revisar 'lo seguro'. Al punto, que las ideas generalizadas conservadoras se fueron perpetuando como premisas inflexibles ante cualquier otra manera de pensar o comunicarse. En pocas palabras, frente a la posibilidad de cambio, el miedo y la inseguridad influyeron en que la flexibilidad brillara por su ausencia.

En este sentido, no se trata de erradicar un modo de comunicación o de relación, para intentar poner otro tan dogmático como el anterior. Primero porque es imposible. Nadie puede borrar años de 'entrenamiento' de la vida de Emprendedores o Clientes, por más que los primeros solo cuenten con 30 años. Más bien, se trata de pegar una vuelta de tuerca sacándose los chalecos de fuerza personales que impiden 'soltarse naturalmente' como para que aflore lo más creativo de sí mismo. Segundo, para que los cambios tengan lugar de manera eficaz y estable, no sirve el equivalente a "fuera con eso!!!!". Más bien, se requiere transformar tal tendencia en un flexible "¿y qué tal si amalgamamos lo útil de lo anterior con lo novedoso y eficaz de lo actual?". De lo contrario, si a lo tradicional se pretende cambiarlo con lo 'revolucionario', se estará reemplazando una modalidad por otra que -por ser tan extremista o dogmática como la anterior- constituye el mismo perro con distinto collar. Dicho de otra manera, en términos muy generales, la práctica muestra que el conservador tiende a eludir riesgos, y por eso a veces no progresa, pero que sabe bastante de prudencia. Mientras que más de un el excéntrico arriesgado, sabrá de lanzarse, pero suele faltarle flexibilidad y las bizagras que brindan la experiencia. Por eso, durante algunos cambios, sino pasó por algún aterrizaje forzoso, los mismos han tenido piernas cortas.

El arte de hoy en día, no es "romper con todo porque esa es la única manera de ir adelante (progresar)". Eso no es progreso, es protestar enojado con los antecesores. Más bien, se trata de aunar la "experiencia y sensatez" con el "despliegue innovador". Lo cual implica soportar la ineludible inseguridad, trabajar mucho en sí mismo para poder modificar genuinamente los propios estilos de comunicación y relación que "ya" están instaurados en todos nosotros. Para lo cual, se requiere mucha flexibilidad y perseverancia.

b) "ingenio, curiosidad, excentricidad, juventud, creatividad, diversión, las propias emociones permiten desplegar la imaginación". En realidad, cada uno de estas emotividades o capacidades, están relacionadas. Ha habido mucha gente que ha tratado el tema de la comunicación y la creatividad. Uno de ellos, Bateson, ya en 1951 manifestaba su preocupación por el Tipo de niveles de aprendizajes y de comunicación. Decía que, si las personas estuvieran dispuestas a escucharse entre sí, podrían hacer algo más que intercambiar saludos y buenos deseos. Puesto que, no solo intercambiarían información, sino que también podrían llegar a descubrir algo que ninguna de ellas conocía antes. En este sentido, añadía, sería muy eficaz alentar a la gente para que conozca sus libertades y flexibilidades y las utilice con mayor frecuencia. Pero para que ello fuera posible, habría que tener muy en claro que toda conducta o clase de conductas, aprendizajes, organizaciones y evoluciones son fundamentalmente de "naturaleza comunicacional". Desde otro ángulo, el mismo Ortega y Gasset se refirió a cómo nuestra vida depende de nosotros mismos y de nuestra relación con el contexto en el que nos movemos. Lo cual, implica enfrentarnos con diferencias. Y si hay diferencias y procesos, hay cambio. Como dijera William Blake (citado por Bateson), "sin contrarios no existe progreso". De modo que, para salir del anterior nivel de aprendizaje de hábitos enquilosados, y progresar se requiere todo un cambio comunicacional que abarca: "aprender a aprender", comprender, animarse a explorar, lo cual posibilita corregir errores, alternativas, y conjunto de alternativas. O sea, se requiere de niveles de aprendizaje y de comunicación que nada tienen que ver con una oposición ciega ni con repetir lo que otros dicen que hay que decir. Con respecto a otro de los ingredientes, la diversión, parece más preciso lo que -ya en 1954- Bateson remarcaba. Se trata de que -entre los distintos tipos lógicos- hay que rescatar ese tipo de "juego" que identifica y discrimina a la vez. A la manera del tipógramo que baraja los clises, para poder pensar nuevas ideas o decir cosas nuevas, se requiere descomponer las ideas armadas y mezclar sus pedazos. Pero se necesita "conservar ordenados" los pedacitos de nuestros pensamientos o proyectos, a fin de "combinar ideas, nunca sumarlas". Este tipo de aprendizaje necesita de ese tipo de "juego" -más cerca del "play" como juego-recreo, y más lejos del "game" o partido con reglas-.

Dicho en otras palabras, se necesita rescatar una "postura lúdica" ante las ideas, a fin de comprenderlas y ensamblarlas unas con otras. Para Bateson, esta flexibilidad -lúdica- iría de la mano de ser curioso. Y aquí recordemos que Ortega y Gasset decía que el hombre curioso es cuidadoso, hace con atención, rigor y plucritud lo que tiene que hacer, no se despreocupa de lo que le ocupa. Se preocupa de su ocupación.

En este sentido, para que un Emprendedor o Líder despliegue su curiosidad, necesita permitirse y que lo alienten a jugar con las creencias, a fin de darle lugar a nuevas ideas, nuevos modos de relación que incluyan a lo anterior. El asunto no pasa por tirar todo por la borda. Por eso, Ortega decía que la curiosidad es "cuidadosidad", preocupación, agregando que ello tenía que ir de la mano de ese tipo de alegría ('aligerar') que hace perder peso a la preocupación de vivir, esto es, el porvenir.

En síntesis, para protagonizar cambios estables en cualquier Emprendimiento se requiere vencer los propios miedos porque éstos son los que influyen en que el Emprendedor o Líder quede pegado a una sucursal de sus autoridades internas, o sea, a cualquier eventual contexto represor de su capacidad creativa. Simultáneamente, se requiere profundizar en las creencias que se pretenden erradicar, porque es la única manera de amalgamar lo útil de lo anterior con lo nuevo eficaz que se quiere protagonizar. Lo mencionado implica valorar la experiencia, propia o ajena, como también valorar -con mucha flexibilidad- toda idea o proyecto nuevo. Pues, más allá de la edad que se tenga, la flexibilidad es la que nos posibilita adoptar una -ordenada- postura lúdica en el 'encuentro curioso' con la propia y ajena imaginación, con cualquier tipo de ideas o proyectos creativos.

De ahí en más, la base que brinda este cambio es puntapié inicial para comenzar a progresar

 

Principal-|-Consulta a Avizora |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman | Libros Gratis
Publicaciones | Glosarios Libro de Visitas-|-Horóscopo | Gana Dinero


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 612463 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com