Google

Avizora - Atajo Google

La Mujer y su Mundo /
The Woman and her World

Cáncer de Cuello de Útero

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Papanicolaou
- Salud Humana / Human Health
-
Lubricantes íntimos y sexualidad
-
23 razones para hacer el amor
-
Sexualidad ¿Cómo combatir el aburrimiento?

 

Google

Avizora - Atajo Google
 

Recuerde que esta información es divulgativa y no reemplaza a su médico, a  quien, en cualquier caso, siempre debe consultar.

¿Qué es el cáncer de cuello de útero?

Cuando las células en un área del cuerpo crecen en forma anormal, puede desarrollarse cáncer. El cáncer de cuello de útero es el crecimiento celular anormal del cuello. El cuello es la parte inferior del útero o matriz.

El cáncer de cuello de útero es una enfermedad seria que puede amenazar la vida. Cuando una mujer se infecta con ciertos tipos de virus del papiloma humano (HPV) y no elimina la infección, pueden desarrollarse células anormales en el revestimiento del cuello.

Si no se descubren y tratan en una etapa temprana, estas células anormales pueden convertirse en células cervicales precancerosas que a su vez se convierten en cáncer. Esto puede tardar varios años, aunque en algunos casos puede suceder en un año. Comente con su médico acerca de la prueba de  Papanicolau que puede ayudar a detectar cambios celulares sospechosos en el cuello antes de que se conviertan en cáncer.

¿Qué tan común es el cáncer de cuello de útero?

En todo el mundo, el cáncer de cuello de útero es el segundo cáncer más común en mujeres (después del cáncer de mama. La Organización Mundial de la Salud calcula que actualmente hay más de 2 millones de mujeres en el mundo que tienen cáncer de cuello de útero. Cada año, se diagnostican 490,000 nuevos casos de cáncer de cuello de útero. Eso es más de 1,350 casos nuevos por día.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, cerca de 650 mujeres en todo el mundo morirán diariamente de cáncer de cuello de útero. Por esta razón es importante que comente con su médico sobre un Papanicolau que pueda ayudar a detectar cambios celulares sospechosos en el cuello antes de que se conviertan en cáncer.

El cáncer cervicouterino puede presentarse a cualquier edad en la vida de una mujer, comenzando en la adolescencia (aunque es poco común). Alrededor de la mitad de las mujeres diagnosticadas con cáncer de cuello de útero tienen entre 35 y 55 años de edad. Probablemente muchas de estas mujeres estuvieron expuestas al HPV durante su adolescencia y la segunda década de la vida.

¿Cómo se detecta el cáncer de cuello de útero?

La detección primaria de cáncer de cuello de útero se hace por medio de una prueba de Papanicolau. Una prueba de Papanicolau, como parte de una exploración ginecológica (revisión) ayuda a detectar células anormales en el revestimiento del cuello antes de que puedan convertirse en células precancerosas o cáncer de cuello de útero. Los resultados de una prueba de Papanicolau pueden ayudar a los médicos a decidir si es necesario realizar más pruebas (por ejemplo, una biopsia o prueba de DNA del HPV) o dar tratamiento.

Haga clic aquí para conocer cómo se reportan los resultados de la prueba de Papanicolau.

¿Se puede tratar el cáncer de cuello de útero?

Al igual que otros cánceres, el cáncer de cuello de útero puede tratarse en diversas formas. Algunos aspectos que un médico considera antes de elegir un tratamiento incluyen:

  • El tamaño del cáncer y si se ha diseminado

  •  La edad y salud general de la mujer

  •  Preferencias de la paciente

Los 3 métodos de tratamiento de cáncer de cuello de útero son cirugía, radioterapia y quimioterapia. El tratamiento puede incluir 2 o más de estos métodos.  El plan de tratamiento también incluye visitas específicas de seguimiento con el médico. Estas visitas de seguimiento pueden incluir radiografías, biopsias, pruebas de sangre y otras exploraciones.

Ya que las personas son únicas, cada persona responde al tratamiento de forma diferente. El tratamiento que es adecuado para una persona puede no serlo para alguien más. El médico revisará todos los riesgos y efectos colaterales de las mejores opciones para tratar cáncer de cuello de útero.

¿Qué puedo hacer para disminuir las probabilidades de padecer cáncer de cuello de útero?

La mejor forma de disminuir las probabilidades de cáncer de cuello de útero es la detección por medio del Papanicolau. Las células cervicales precancerosas (e incluso algunos cánceres) pueden tratarse exitosamente si se detectan en etapa temprana, antes de que puedan diseminarse.
Entre el 60% y 80% de las mujeres en EUA recién diagnosticadas con cáncer de cuello de útero invasivo no se habían realizado una prueba de Papanicolau en los 5 años anteriores al diagnóstico y a muchas de ellas nunca se les había practicado uno.

Por lo tanto le recomendamos que siga las recomendaciones de su médico sobre las pruebas de Papanicolau, que pueden ayudar a detectar cambios celulares sospechosos en el cuello antes de que se conviertan en cáncer. Su médico también le puede enseñar otras formas de disminuir las probabilidades de padecer cáncer de cuello de útero.

El cáncer de cuello de útero pone en peligro la vida, pero usted puede reducir el riesgo de padecerlo. Conozca la relación entre el cáncer de cuello de útero y el Virus del Papiloma Humano (VPH), verrugas genitales, células cervicales anormales, y otras consecuencias en las otras secciones de este sitio.

Recuerde que esta información es divulgativa y no reemplaza a su médico, a  quien, en cualquier caso, siempre debe consultar.
 

Verrugas Genitales

¿Qué son las verrugas genitales?

Las verrugas genitales son crecimientos blancuzcos o color piel que son causados frecuentemente por ciertos tipos de virus del papiloma humano (HPV). Las verrugas genitales aparecen con mayor frecuencia en los genitales externos o cerca del ano en mujeres y hombres. Aunque con menos frecuencia, las verrugas genitales pueden aparecer dentro de la vagina y en el cuello del útero. Las verrugas genitales a veces pueden causar síntomas como ardor, prurito o dolor. Los tipos de HPV que causan verrugas genitales son diferentes de los tipos que pueden causar cáncer de cuello de útero.

¿Qué tan comunes son las verrugas genitales?

Las verrugas genitales son muy comunes. Por medio de datos de encuestas se estima que aproximadamente 10% de los hombres y mujeres tendrán verrugas genitales a lo largo de sus vidas.
Las verrugas genitales pueden aparecer semanas o meses después del contacto sexual con una persona infectada.

¿Cómo se diagnostican las verrugas genitales?


Un médico generalmente puede reconocer las verrugas genitales externas a simple vista. Para verrugas genitales que son más difíciles de visualizar el médico las inspeccionará más de cerca con una lupa.

¿Cómo se tratan las verrugas genitales?


Las verrugas genitales pueden desaparecer solas sin tratamiento. Sin embargo, cuando recién se descubren no hay forma de saber si van a desaparecer o aumentar de tamaño. Hay diversas opciones de tratamiento, dependiendo del tamaño o ubicación de estas verrugas genitales. El médico puede decidir aplicar una crema o solución especial en las verrugas. Algunas verrugas genitales pueden eliminarse por medio de congelación, cauterización o láser. Si las verrugas genitales no responden a estos tratamientos el cirujano las puede extirpar.

Existe la posibilidad de que las verrugas genitales vuelvan a aparecer después del tratamiento, ya que aún puede haber presencia de los tipos de HPV que las causan.
Las verrugas genitales sólo son una consecuencia de la infección por el HPV. Conozca la relación entre el cáncer de cuello de útero y el virus del papiloma humano (HPV), verrugas genitales, células cervicales anormales, y otras consecuencias en las otras secciones de este sitio. Para mayor información consulte a su médico.

Células Cervicales Anormales. Cáncer Cervicouterino

¿Cómo se reportan los resultados de la prueba del Papanicolaou?
¿Hay pruebas adicionales para mujeres diagnosticadas con células cervicales anormales?
¿Las células cervicales anormales pueden ser tratadas?
¿Qué son las células cervicales anormales?

Las células cervicales anormales son células en el revestimiento del cuello que han cambiado de apariencia. Esto también se llama displasia cervical. Cuanto más severa es la anomalía cervical, mayor es la probabilidad de desarrollar cáncer de cuello de útero en el futuro. En la mayoría de los casos el desarrollo de cáncer de cuello de útero a partir de los cambios anormales en las células cervicales puede tomar varios años. Sin embargo, en casos excepcionales se ha desarrollado en un año.

¿Qué causa células cervicales anormales?

Las células cervicales anormales pueden tener diversas causas (como infección o inflamación) pero comúnmente son causadas por ciertos tipos de HPV.  Existen alrededor de 30 tipos de HPV que afectan el área genital y éstos se conocen como HPV genitales. (1) Algunos tipos pueden causar células anormales en el revestimiento del cuello para convertirse en cáncer. Otros tipos pueden causar verrugas genitales y otros cambios benignos (anormales pero no cancerosos) en el cuello de útero.
Todos los tipos de HPV genital pueden tener como consecuencia pruebas de Papanicolaou anormales es por eso que las exploraciones ginecológicas son tan importantes. Por lo tanto no deje de hacerse una prueba de Papanicolaou con la frecuencia que su médico lo recomiende.

¿Cómo se detectan las células cervicales anormales?


La detección primaria de cáncer de cuello de útero se efectúa por medio de una prueba de Papanicolaou. Una prueba de Papanicolaou es parte de una exploración ginecológica. Ayuda a detectar células cervicales anormales antes de que puedan convertirse en células precancerosas o cancerosas. Los resultados del Papanicolaou pueden ayudar a los médicos a decidir si es necesario realizar más pruebas o iniciar un tratamiento.
¿Cómo se reportan los resultados de la prueba del Papanicolau?

Aunque la mayoría de los médicos simplemente informan si los resultados del Papanicolaou son normales o anormales, algunos usan acrónimos como ASCUS, LSIL, o HSIL.

ASCUS significa células escamosas atípicas de importancia no determinada. Un diagnóstico de ASCUS significa que las anomalías observadas en las células cervicales son leves y su naturaleza es incierta.

LSIL significa lesión intraepitelial escamosa de bajo gradoy significa que hay células cervicales anormales más definidas pero aún levemente anormales.

HSIL, o lesión intraepitelial escamosa de alto grado, significa que hay células cervicales severamente anormales que tienen una alta probabilidad de progresar a cáncer de cuello de útero.
¿Hay pruebas adicionales para mujeres diagnosticadas con células cervicales anormales?

Si los resultados de una prueba de Papanicolaou indican que usted tiene células cervicales anormales, es importante que siga las recomendaciones de su médico con respecto a más pruebas, como repetir la prueba de Papanicolaou, prueba de DNA del HPV, colposcopía y eventualment biopsia.

Un resultado anormal de la biopsia puede reportarse como CIN o neoplasia intraepitelial cervical. Neoplasia significa crecimiento anormal de las células. Intraepitelial se refiere a la capa de células que forma la superficie del cuello. El término CIN, junto con un número (1 a 3), describe que espesor del revestimiento del cuello de útero contiene células anormales. Un diagnóstico de CIN 3 significa que hay células cervicales severamente anormales en todo el espesor del revestimiento del cuello del útero.

La mayoría de las células anormales en el revestimiento del cuello de útero finalmente desaparecerá gracias a que el organismo reacciona con una respuesta inmunológica. Si las anomalías son leves, el médico puede decidir monitorearlas en forma periódica. Sin embargo, si las anomalías son más severas, la extirpación de estas células casi siempre puede prevenir el desarrollo de cáncer de cuello de útero en el futuro.

¿Las células cervicales anormales pueden ser tratadas?


Los métodos que se utilizan comúnmente para tratar células cervicales anormales incluyen criocirugía (congelamiento que destruye células cervicales anormales), LEEP (procedimiento de escisión con asa electro quirúrgica, extirpación de células cervicales anormales con un asa de alambre caliente) y cirugía convencional.

El médico puede solicitar otra exploración de seguimiento para asegurarse que no vuelva a haber células anormales. Si las células anormales vuelven a aparecer, se puede repetir el tratamiento.

Las células cervicales anormales pueden ser la primera consecuencia de una infección por HPV. Por lo que una prueba anormal de Papanicolaou es un signo de advertencia importante que no se debe ignorar. Conozca más sobre el virus del papiloma humano y su relación con cáncer de cuello de útero, verrugas genitales y otras consecuencias en otras secciones de este sitio y hable con su médico para conocer más sobre estos temas.

Otras Consecuencias. Cáncer Cervicouterino

Más Información

Además del cáncer de cuello de útero, ciertos tipos de virus del papiloma humano (HPV) se han asociado con cáncer de vagina, vulva y ano.
El cáncer de vagina es poco común. La American Cancer Society (ACS Sociedad Estadounidense contra el Cáncer) estimó que a fines del 2005, se diagnosticarían 2,140 casos nuevos de cáncer de vagina en Estados Unidos, y 810 mujeres habrían muerto por la enfermedad. El cáncer de vagina se desarrolla durante un período de varios años.
El cáncer vulvar es cáncer de la vulva (la parte externa de los genitales femeninos que rodean la apertura de la vagina). La ACS estimó que en 2005 se diagnosticarían alrededor de 3,870 casos nuevos de cáncer vulvar en Estados Unidos, y alrededor de 870 mujeres morirían por este tipo de cáncer.
El cáncer anal se localiza en el ano. Una parte del ano se encuentra dentro del cuerpo y otra fuera; el cáncer anal puede comenzar en cualquiera de estos lugares. El cáncer anal puede presentarse en hombres y mujeres y es poco frecuente. Aproximadamente 85% de los 44,000 casos de cáncer anal en el mundo se atribuyen al HPV según lo estimó la Organización Mundial de la Salud en 1999.

Importante Recordar

Aunque es sumamente raro, otra preocupación de salud relacionada con ciertos tipos de HPV es la llamada papilomatosis respiratoria recurrente (del inglés RRP). La RRP generalmente se desarrolla en niños nacidos de madres que tienen los tipos de HPV que causan la mayoría de las verrugas genitales. La madre transmite el virus al hijo durante el proceso natural de nacimiento (es decir parto vaginal). Sin embargo un estudio del Centers for Disease and Prevention (CDC Centros para Enfermedad y Prevención) demostró que la incidencia es muy baja, y que la mayoría de los hijos de madres infectadas no desarrollarán RRP.
Además, algunos tipos de HPV también pueden causar cáncer de boca y garganta.

Recuerde que esta información es divulgativa y no reemplaza a su médico, a  quien, en cualquier caso, siempre debe consultar.
 


 

 

 

AVIZORA.COM
TEL: +54 (3492) 452494
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com