Google

Avizora - Atajo Google


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Internet
Cibernética - economía - medio ambiente

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- ¿Qué es Código Abierto?
- Verdadera historia del origen de Internet
- El Imperio Digital
-
La necesidad de cambiar Wall Street
-
La historia secreta de L’Oréal

 

Google

Avizora - Atajo Google


10 - J
orge Marcelo Ferro - Índice - 1. Introducción - 2. Cibernética - 3. Los sistemas económicos - 4. El Medio Ambiente - 5. La gestión ambiental

 

1. Introducción

Hoy notamos que ocurren transformaciones radicales en las sociedades humanas y se generan desequilibrios ecológicos, sociales y económicos cada vez más graves y profundos. También nos sorprendemos ante la evidencia que las soluciones aportadas por la “ciencia” se revelan ineficaces para resolver los problemas que aparecen. Tenemos la sensación que las nuevas situaciones de conflicto escapan al campo de aplicación de la ciencia; y sucede que ante una acción humana tendiente a resolver un desequilibrio puntual, la Naturaleza reacciona con otro desequilibrio imprevisto y más grave que aquel que se quiso remediar.

La “Cibernética” es una ciencia del tipo axiomático – deductivo, que estudia la comunicación y el control de los sistemas. Quien estudie cualesquiera partes del universo bajo el enfoque de la Cibernética, verá que la realidad se presenta simple y accesible, y al comprender la verdadera naturaleza de los procesos materiales podrá encontrar soluciones para resolver los conflictos que ocurren en todo sistema material (sea viviente o inerte, natural o artificial.

Así; mediante el control del sistema socioeconómico de una región, un país o el mundo, podrá establecerse condiciones de mayor orden y promover su desarrollo y evolución. Además, comprendiendo los procesos ambientales, podrán promoverse acciones para mejorar la calidad del medio ambiente y atenuar los impactos provocados por causas naturales y actividades humanas. También legislar en forma efectiva y resolver los conflictos relacionados con la contaminación ambiental.

Estados de crisis y convulsiones sociales como el actual, en general anuncian y propician las revoluciones científicas y tecnológicas.

La Cibernética se presenta como un nuevo paradigma científico, y como tal capaz de abordar y brindar solución global a la compleja problemática actual. 

Los protagonistas de los cambios serán aquellos pioneros que, aun perteneciendo al viejo paradigma, adopten el nuevo. Ellos necesariamente deberán tener fe en el juicio propio, y la valentía para promover y realizar las acciones que conduzcan por un nuevo rumbo, el cual ya se manifiesta como imprescindible e impostergable.

2. Cibernética

Historia

La palabra “cibernética” tiene su raíz de origen en la voz griega que significa “timonel”: aquél que controla y dirige una nave.

En el siglo XIX, el sabio francés Andrés M. Ampère la utilizó para referirse al “arte de gobernar los pueblos”. Luego, durante la década de 1940, Norbert Weiner, entonces investigador del Instituto Tecnológico de Massachusetts, definió a la Cibernética como “el estudio de la comunicación y el control en máquinas y animales”.

Desde los tiempos de su origen -en la Grecia Clásica de hace 2500 años- hasta el siglo XIX, no existieron referencias populares conocidas que relacionaran el vocablo ”cibernética” con el concepto divulgado por Ampère. El "arte de gobernar los pueblos" había sido reservado durante milenios.

Con las “Nuevas ideas”, divulgadas en Europa en el siglo XVIII, la Naturaleza vuelve a ser el paradigma de todo ordenamiento. Montesquieu, Rousseau y Quesnay proponen armonizar “utilidad” y “justicia”, emulando en las organizaciones sociales el "orden" y el "funcionamiento" de la Naturaleza.

La Cibernética - como ciencia material – nació con los trabajos de Norbert Wiener, quien durante la década de 1940 desarrolló estudios en campos diversos como el social (Cibernética y Sociedad), y el bélico (control de tiro antiaéreo). Y en el área lógico-matemática Norbert Wiener contribuyó con John Von Neumann al desarrollo de la primera computadora moderna, concebida bajo los cánones aun vigentes (hardware y software).

Hoy la Cibernética se presenta como un nuevo paradigma científico capaz de esclarecer los conceptos básicos de las ciencias materiales, y cuyo campo de estudio se extiende a todo aquello que pueda considerarse un sistema...  y eso es “todo”. Podría estudiarse el Universo en su totalidad o en parte; desde los más grandes conjuntos de sistemas macro-cósmicos estelares y galácticos hasta las más pequeñas partículas subatómicas... y también estudiar la “nada” (que es el sistema que existe más allá del universo material).

Por ello, resulta por demás llamativo que la Cibernética no integre los programas de estudio de carrera alguna, dado las bondades y versatilidad de esta ciencia

La cibernética como sistema axiomático deductivo.

La Cibernética es una ciencia del tipo "axiomático deductivo".

Un "sistema axiomático deductivo" (SAD), es una estructura de conocimientos lógico-formal, integrada por "axiomas" y "principios" aceptados como verdaderos sin demostración, y "demostraciones" deducidas de acuerdo a "reglas lógicas" admitidas como válidas por los "principios" y "axiomas" del mismo "SAD".
 

Cibernética: definiciones y conceptos

Cibernética: Ciencia que estudia la "comunicación" y el "control" de los "sistemas".

Sistema: "Conjunto" de elementos de cualquier tipo (elementos reales o ideales).

Sistema material: “Conjunto” de elementos integrantes del Universo.

Ente físico: Elemento básico indivisible que agrupado con otros, según diversas combinaciones y formas de agregación, sería el constituyente común de todos los “componente” del Universo que se reconocen por sus contenidos de “materia”, “energía” y “espacio”.

Desagregación del Universo: Al Universo, el mayor sistema material, se lo puede considerar integrado por un conjunto de partes diferenciadas menores. Luego, cada una de esas partes diferenciadas menores, podrían ser reconocidas a su vez, como conjuntos integrados por otras porciones diferenciadas menores aún... Y así sucesivamente, hasta el límite de la desagregación del Universo en el conjunto de todos los “entes físicos” elementales indiferenciados existentes.

Agregación de los entes físicos: A partir de la supuesta existencia del conjunto de todos los “entes físicos” indiferenciados y desagregados en su forma más elemental, podría pensarse en los sucesivos niveles de agregación que permitirían proceder a la integración del Universo hasta la forma tal cual es.

Niveles de agregación:

·       Nivel Cero. - La Nada: No existen “entes físicos”.

·       1er. Nivel. - La “sopa cósmica”: Existen todos  los elementos componentes del Universo, como “entes físicos” elementales indiferenciados.

·       2do. Nivel. - Sub-atómico: Existen partes del Universo en forma de partículas subatómicas (neutrones, protones, electrones y otras), formadas por combinaciones de componentes elementales del nivel anterior.

·       3er. Nivel. - Atómico: Existen partes del Universo en forma de átomos, integrados por diversas combinaciones de componentes provenientes de niveles anteriores.

·       4to. Nivel. - Molecular: Existen partes del Universo en forma de moléculas, formadas por diversas combinaciones de componentes de niveles anteriores.

·       5to. Nivel. - Microfuncional (Cristalino y Celular): Existen partes del Universo organizadas en forma de células vivientes y micro-cristales o aglomerados inertes, integrados por combinaciones de componentes de los niveles anteriores.

·       6to. Nivel. - Macrofuncional (Inerte y Orgánico): Existen partes del Universo organizadas como sistemas materiales funcionales de dos tipos: los vivientes y los inertes integrados por combinaciones de componentes de niveles anteriores.

·       Niveles superiores: Existen partes del Universo organizadas como sistemas materiales macrocósmicos integrados por combinaciones de componentes de niveles anteriores, y así sucesivamente hasta el límite de abarcar el Universo en su totalidad.

Comunicación: Flujo de “entes físicos” dentro del sistema.  

Para posibilitar el estudio de la “comunicación” dentro de un sistema material, debe desagregárselo en sus componentes, hasta el nivel en que sea posible identificar y discriminar los “componentes estructurales” que integran el sistema en sí, de aquellos otros “componentes de flujo” que entran, circulan y salen del mismo.

Control: Flujo de “entes físicos” entre el sistema en estudio y el exterior.

Para el estudio del “control”, se debe reconocer los “componentes de flujo” que entran y salen del sistema.

Entropía: Su significado es equivalente a “desorden”, y su formulación matemática se corresponde con la siguiente expresión:

Es (f-o) =  S   DVs    =  ò  dVs    =    Ln   V s (f)

                               Vs              Vs                   Vs (o)

Siendo:

Es (f-o): Variación de entropía entre los estados final (f) e inicial (o).

DVs ó dVs: Incremento ó diferencial de la cantidad de componentes que integran el sistema. 

Vs: Cantidad de componentes del sistema en un instante dado.

Vs(f) y Vs (o): Cantidad de componentes existentes en el sistema en los instantes final (f) e inicial (o) del proceso considerado.

Estado de un sistema: El “estado” de un sistema se define por la valoración de dos parámetros: Su “cuantificación” y su “caracterización”.

1). La "cuantificación": de un sistema estará dada por la medida de la cantidad total de “entes físicos” que lo integran. También puede expresarse por las medidas de las respectivas cantidades de “espacio”, “energía” y “masa” que componen el sistema.

2). La  “caracterización”: de un sistema estará dada por la medida del “orden” que posee, lo cual resulta de la medida de su “entropía” .

La medida de la entropía: Permite valorizar la medida del “orden” que posee un sistema en determinada instancia, respecto al que poseía o pudo haber poseído en otra.

Así, podría determinarse la diferencia de “entropía” para:

1)  La formación o constitución de un sistema.

2)  Cualquier proceso que ocurre en un sistema ya constituido.   

1) El “orden” que adquirió un sistema en su constitución: Puede medirse por la diferencia entre la medida de la “entropía” del sistema constituido, y la que supuestamente poseía cuando todos los N “entes físicos” elementales que lo componen, existían desagregados e indiferenciados en el nivel de referencia correspondiente al 1er. nivel de agregación (la sopa cósmica).

En el 1er. nivel de agregación (la sopa cósmica), la entropía para cualquier conjunto de una cantidad finita  N de “entes físicos”  desagregados e   indiferenciados, resulta igual a 0 (cero):

Es (o) =  N . Ln   V s  (o)     =  N . Ln     1      =   N . 0  =  0 (cero)  

Vs (o)                         1

2) La variación del “orden” en un sistema ya constituido: Se determina por la diferencia entre la  medida de la “entropía” del sistema para los instantes inicial (o) y final (f) de un proceso en estudio. Para ello, se debe computar la “entropía” de todos los “componentes” existentes dentro del sistema, tanto la de los “componentes” que constituyen el sistema en sí, como la  “entropía” de los “componentes de flujo” que circulan por el mismo.

Medida de la entropía

Ejemplos:

Ejemplo 1: - La “entropía” de un “sistema” o “componente” constituído en 1 (un) nivel de agregación e integrado por una cantidad N de “entes físicos”, surge de la siguiente expresión:

Es (f-o)   =   1 . Ln   1    

N

Ejemplo 2: - La “entropía” de un “sistema” o “componente” constituido en 1 (un) nivel de agregación e integrado por una cantidad N( 1 ) = N/n de elementos, todos y cada uno de los cuales está conformado por n “entes físicos” tomados del total N inicialmente desagregados, surge de la siguiente expresión:

Es (f-o)   =  N( 1 ) . Ln   1   =   N  .  Ln  1

n         n            n 

Ejemplo 3: - La “entropía” de un “sistema” o “componente” constituido en 1 (un) nivel de agregación e integrado por cantidades N( 1 ) ; N( 2 );  N( 3 )  … N( i )  de elementos, y donde cada tipo de esos elementos está conformado por la cantidad correspondiente n( 1 ) ; n( 2 );  n( 3 )  … n( i )  de “entes físicos” tomados del total de los N inicialmente desagregados, surge de la siguiente expresión:

Es (f-o)   =  N( 1 ) Ln     1    +  N( 2 ) .  Ln     1    +  N( 3 ) .  Ln     1       +  …  +  N( i ) .  Ln     1             

n( 1 )                                 n( 2 )                                 n( 3 )                                                n( i )    

Siendo à  N = N( 1 ) . n( 1 )  +  N( 2 ) . n( 2 )  +  N( 3 ) . n( 3 ) +    + N( i ) . n( i )

Ejemplo 4: - La “entropía” de un “sistema” o “componente” constituido en i niveles de agregación y donde todos los “elementos” en cada nivel “ i “ están conformados con n ( i )  “elementos” tomados del  nivel que lo precede ( i -1), surge de la siguiente expresión:

Es (f-o)  =    N ( 1 ) . Ln   1    + N ( 2 ) .  Ln   1   +   …  + N (  i )  .  Ln   1       

                                            n 1                                 n 2                                               n i  

Es (f-o)  =    N   . Ln   1    +       N      .  Ln   1   +   …  +          N            .  Ln   1       

                         n 1           n 1           n 1 . n 2              n 2                       n 1 . n 2 n i               n i  

Es (f-o)  =  N .  é   1   .  Ln    1    +       1      .  Ln   1   +   …  +          1            .  Ln   1   ù

                              ë   n 1           n 1           n 1 . n 2              n 2                       n 1 . n 2 n i           n i  û

Ejemplo 5: - La “entropía” de un “sistema” o “componente” constituido en i niveles de agregación, y con sus “elementos” siempre integrados con una cantidad n de elementos del nivel anterior, surge de la siguiente expresión:

Es (f-o)  =  N  .  Ln   1    +    N  .  Ln  1   +    N   .  Ln  1   +  …  +   N   .  Ln  1

                         n             n          n2           n         n3            n                   ni           n 

Es (f-o)  =  N . Ln   1   . é  1   +  1  +  1   + … +   1   ù   

                                     n     ë  n       n2     n3               ni  û                   

Es (f-o)  =  N . å½  1  ½ .  Ln   1

                               1  ½  ni ½           n      

Cibernética. Axiomas y principios

Axioma fundamental: todo fenómeno que ocurre en el Universo es consecuencia de los  procesos de comunicación en que todos los sistemas materiales están involucrados.

Comentario: Al definir un sistema material, en realidad se definen dos: Uno el propiamente definido; y el otro: aquel formado por el resto del Universo. El axioma fundamental de la Cibernética postula que todo lo que ocurre en ambos sistemas es consecuencia de la comunicación entre y dentro de ellos.

PRIMER PRINCIPIO: Los “entes físicos” que constituyen el Universo no pueden crearse ni aniquilarse.

Comentario: El primer principio establece la conservación de los “entes físicos”. Así, la cantidad de “entes físicos” presentes en todo sistema material, sólo variará como consecuencia de los procesos de “control” (ingresos y egresos de “entes físicos” al sistema).

SEGUNDO PRINCIPIO: En todo sistema material, no son posibles aquellos procesos de cuyos efectos resulte la disminución de la entropía del Universo.

Comentario: El segundo principio de la Cibernética determina, para todo sistema material, cuáles procesos pueden producirse y cuáles no. Establece que sólo puede disminuir la entropía de un sistema material, cuando se incrementa, por lo menos en la misma magnitud, la entropía del otro sistema constituido por el resto del Universo, pues de esa única forma el balance de la variación total de entropía del Universo resultaría positivo ó al menos nulo.

Cibernética: objeto, aplicaciones y demostraciones.

El objeto de la Cibernética: Es estudiar todos los procesos que experimentan o pudieran experimentar los sistemas materiales.

El campo de aplicación de la Cibernética: Se extiende a todo aquello que pueda ser considerado un sistema material. Eso es el Universo, en su totalidad o en parte.

Tipos de procesos en los sistemas materiales: Existen cuatro tipos de procesos que podrían experimentar los sistemas materiales:  1) Génesis y aniquilación; 2) Evolución; 3) Desarrollo y 4) Funcionamiento.

1). Procesos de génesis y aniquilación: Los  procesos de génesis son aquellos en que el sistema en el estado inicial es “nada” y pasa al estado final como “algo material”. El de aniquilación es el proceso inverso: de “algo material” el sistema pasa a la “nada”.

Comentario: Los procesos de génesis y aniquilación violan el primer principio, y respecto al segundo no existe solución para la función matemática que expresa la variación de entropía. En consecuencia, quedan excluidos del campo de aplicación del SAD el estudio de esos procesos.

2). Procesos de evolución: Son aquellos en que un sistema material se transforma en otro de características  diferentes, como consecuencia del reordenamiento de los “elementos” o bien de los “entes físicos” en el interior de los “componentes” que constituyen el sistema en sí.

Comentario: En el caso de procesos de evolución, se modifican las propiedades cualitativas del sistema que lo experimenta. - Por ejemplo: El Universo en el estado en que actualmente lo conocemos, pudo haberse conformado por un proceso de “evolución”, a partir del estado primigenio en el que supuestamente existía como un conjunto de entes físicos elementales indiferenciados.

3). Procesos de desarrollo: Son aquellos en que un sistema material crece por el agregado de elementos o componentes idénticos a los que ya posee, sin que se modifiquen las propiedades cualitativas y características esenciales del sistema, salvo su tamaño.

4). Procesos de funcionamiento: El “funcionamiento” es el conjunto de comunicaciones internas que se  producen dentro de todo sistema material.

El Funcionamiento, la comunicación y el control: De acuerdo con el axioma fundamental de la cibernética, todos los sistemas materiales experimentan comunicaciones internas (funcionamiento) y comunicaciones con el exterior (control). Así, en todo sistema material ocurren los siguientes procesos:

a) Ingreso de “componentes de flujo” al sistema. (Proceso de Control).

b1) Distribución de “componentes de flujo” ingresados. (Comunicación interna).

b2) Funcionamiento en si, y eventualmente  evoluciones y desarrollos. (Comunicación interna).

b3) Recolección de “componentes de flujo” a egresar del sistema. (Comunicación interna).

Salida de “componentes de flujo” del sistema. (Proceso de Control).

El “funcionamiento” de un sistema se compone de una gran cantidad de ciclos, cada uno de los cuales comprende la secuencia de procesos “b1”, “b2” y “b3” y se cumple entre el ingreso  (proceso “a”) y el egreso  (proceso “c”) de los “componentes de flujo” que circulan dentro del sistema.  

El proceso de “distribución de entrada” (proceso b1), establece un importante ordenamiento y coloca al sistema en estado de aptitud para que ocurra el proceso del “funcionamiento en sí”, durante el cual cabe la posibilidad que se produzcan “desarrollos” y “evoluciones” dentro del sistema.

Durante el “funcionamiento en si” (proceso b2), tiende a disminuir el “orden” del sistema, el cual es restablecido a expensas de la entropía negativa aportada por los “componentes de flujo” distribuidos, los cuales, una vez degradados, son “recolectados” (proceso b3), previo a su egreso del sistema.

Herramientas matemáticas de la cibernética

El estudio de “sistemas materiales” que contienen cantidades muy elevadas de “componentes” diferenciados, todos ellos a cuantificar y representar, plantea la necesidad de contar con herramientas adecuadas para la conducción y ordenamiento de los correspondientes cálculos matemáticos.

Mediante la “teoría de los grafos” es posible representar; en forma gráfica, los sistemas y los procesos de comunicación entre sus componentes y el exterior.

El “cálculo matricial” permite el tratamiento ordenado de las variables e incógnitas a considerar.

Teoría de los grafos

Idea de “grafo”: Se llama “grafo” al par de conjuntos, uno formado por un grupo de puntos en el plano donde cada elemento se denomina “vértice”, y el otro; un conjunto de segmentos dirigidos denominados “arcos” que pueden unir, en ambos sentidos, cualesquiera pares de vértices.

Representación del sistema: Se realiza mediante la construcción del grafo cuyos vértices representan los “componentes” del sistema discriminados en el nivel de observación deseado, y cada arco dibujado representa la conexión existente entre esos “componentes”.

Si además se completa el grafo con otros dos vértices: uno de entrada “E” y el otro de salida “S”, tal que al primero no llegue ningún arco (todos salen de él), y al segundo todos lleguen (ninguno sale de él), se estarán representando también, las conexiones entre el sistema en estudio y el sistema exterior ó “resto del Universo”.

Aplicación de los grafos al estudio de procesos: Una vez definidos el sistema y el proceso a estudiar, se representan mediante grafos:

1. Primero, los componentes que conforman el sistema en sí, por sus respectivos vértices y los valores de sus    cuantificaciones correspondientes al estado inicial C(i)o.

 2. Luego, los flujos que ocurren durante el proceso en estudio representados por los arcos orientados con las cuantificaciones correspondientes V(e,i) - V(i,j)  y V(i,s).

Donde:

V(e,i): Es la cuantificación del “componente de flujo” que ingresó al componente C(i) del sistema, desde el vértice E de entrada.

V(i,j): Cuantificación del “componente de flujo” que pasó del componente C(i) del sistema, al componente C(j) del sistema.

V(i,s): Cuantificación del “componente de flujo” que egresó desde el componente C(i) del sistema, al vértice S de salida.

3. Finalmente, los componentes del sistema en su estado final mediante los respectivos vértices y las cuantificaciones correspondientes al estado final C(i)f.

Tratamiento Matricial

Representación “matricial”: La estructuración de la información en “matrices” facilita el tratamiento computerizado del estudio de sistemas complejos, en los cuales es necesario manejar gran cantidad de datos y resolver sistemas de ecuaciones con elevada cantidad de incógnitas.

Así; podrá representarse las matrices [C]; [V]; [E] y [S].

Matriz [C]: (de 1 fila x “n” columnas) Contiene los valores de “cuantificación” de cada uno de los "n" componentes C(i) que integran el sistema en sí.

Matriz [V]: (de “n” filas x “n” columnas). Contiene los valores de “cuantificación” V(i,j) de los “componentes de flujo” que fluye entre dos elementos C(i) y C(j), sale del vértice (i) y llega al vértice (j).

Matriz [E]: (de 1 fila x “n” columnas) Contiene los valores de “cuantificación” V(e,j) de los componentes de flujo que ingresan al sistema desde el exterior (vértice E) y van al elemento C(j) del sistema.

Matriz [S]: (de “n” filas x 1 columna). Contiene los valores de “cuantificación” V(i,s) de los componentes de flujo que egresan del sistema desde el elemento C(i) y van al exterior (vértice S).

3. Los sistemas económicos

Introducción

En el estudio de los sistemas económicos regionales debe incluirse la gente que los habita. Esa consideración no se limita a la faz meramente utilitaria que contempla a los “seres humanos” como un recurso material más, sino que, previamente, se contemplarán los aspectos sociológicos y jurídicos que por principio son los únicos que pueden otorgar legitimidad a los modelos económicos que eventualmente pudieran proyectarse.

Bases y principios de las organizaciones sociales.

En la búsqueda de una explicación a la formación y mantenimiento de sociedades estables se siguen las teorías del sociólogo Max Weber, para quien “ … la sociedad contemporánea se basaría en una legitimidad de carácter legal en mérito a lo establecido positivamente, descansando sobre ella el tipo de dominación que es racional, legal y burocrático. Resultando característico de la moderna sociedad capitalista, la conformación de cuadros burocráticos en la administración de todos los estamentos de la sociedad ”.

Este tipo de organización social moderna contrasta con las que espontáneamente conformaban los pueblos primitivos, donde las acciones individuales de su gente, estaban legitimadas por creencias racionales con arreglo a valores absolutos de carácter moral y religioso.

Esas características de los hombres y las sociedades primitivas se constituyeron en factor importante para frenar, a veces, los intentos de dominación externa, y otras veces, para atemperar las dominaciones que debieron soportar.

Sería discutible sostener que las conductas individuales de los seres humanos han cambiado “per se” desde los tiempos antiguos a la actualidad, pasando de ser “acciones racionales con arreglo a valores absolutos”, a ser “acciones racionales con arreglo a fines” (esto según la tipología de Max Weber).

Lo que es indiscutible, es el efecto de retroalimentación que opera entre el ser humano y la sociedad. La sociedad condiciona las conductas individuales de los hombres, y éstos, a su vez, promueven las formaciones y cambios de estructuras sociales.

Ese vínculo de causa y efecto recíproco, entre hombre y sociedad, tiene dos vías de legitimación; una, que va del propio individuo hacia las estructuras sociales a las que pertenece; y la otra, que va desde la estructura social hacia los individuos que la componen. Y ocurre que: cuando las instituciones no legitiman las acciones individuales de un determinado sector o estamento social y lo margina, es porque a su vez esas instituciones no están legitimadas por ese sector o estamento al que margina. Y para estos casos, tan frecuentes por estos tiempos, caben dos soluciones: O se modifica el funcionamiento de las instituciones, o se obliga a que los individuos modifiquen sus acciones. Lo primero es siempre posible, ya que el orden natural y la teoría de la “democracia” establece que las instituciones deberían ser modeladas en función de las necesidades de los hombres, y no a viceversa. La segunda opción no será factible –sin conflicto-, si las conductas individuales que se quiera modificar, estuvieran fundadas en valores absolutos.

Las naciones modernas como la Argentina, supuestamente estarían integradas y articuladas políticamente sobre la base del concepto “federal”, el cual en teoría responde a la voluntad solidaria de unión de las “provincias” o “estados”, manifestada por los grupos humanos que pueblan sus territorios. Esa voluntad y acción de unión solidaria está basada en un “valor absoluto” antes que en un “interés”, prueba de ello es que la voluntad de unión persiste, aun ante situaciones que evidentemente lesionan los intereses regionales. De esta manera: así como el ordenamiento político tiende a cohesionar a la  “nación”, el orden económico  tiende a disgregarla. Y eso sucede porque los ordenamientos económicos están fundados sobre intereses que además no son comunes a todos  los integrantes de la “nación”. Al respecto cabe la cita de Cicerón: “… y la justicia es nula cuando descansa en los intereses y no en la Naturaleza; porque lo que un interés crea, otro interés lo destruye. ( De Legibus, libro.I )”.

Surge entonces que el ordenamiento social no debería ser consecuencia de una puja de intereses, pues ello se traduce, en el mejor de los casos, en beneficio de algunos en desmedro de otros; y cuando no: en el desmejoramiento de todos como en los casos de guerra.

En definitiva, todo ordenamiento económico y social debería basarse en los principios que emanan del valor absoluto de “justicia”, valor supuestamente compartido por todos los miembros de la sociedad.

El “Principio de autodeterminación de los pueblos”, tantas veces proclamado como frecuentemente ignorado, tiene un precedente jurídico notable en el Derecho Romano. El “ius gentium” (“derecho de gentes”), era aplicado en las regiones conquistadas, sometidas y organizadas en “provincias” (del latín: “pro vincias”: literal “para los vencidos”) bajo el dominio romano. El “derecho de gentes” establecía, en forma explícita, dos áreas de competencia: una dada por la normativa del propio “ius gentium” estaba sometida a las leyes del imperio; y la otra: “ius naturalis”, consagraba como derecho natural “la libre determinación de los pueblos” en aquellas cuestiones reconocidas como privativas de los mismos.

Se entiende que el precedente citado es notable, por estar confirmado por hechos históricos que involucraron a un protagonista singularísimo: Nuestro Señor Jesucristo.

Así, Poncio Pilatos,  quien –como juez- estaba obligado por la norma del “ius gentium” a revisar toda sentencia de “pena capital” que fuera impuesta por el pueblo de la provincia, no pudo encontrar –durante el proceso a Jesucristo- la norma legal que le permitiera revocar un fallo que le molestaba por injusto. Y terminó manifestando su disconformidad personal y su impotencia legal, con el simbólico acto de lavarse las manos.

Por su parte Nuestro Señor Jesucristo había legitimado la ley romana que obligaba a pagar  impuestos. Sucedió cuando a la pregunta formulada por quienes los debían pagar, respondió: “Dad al César los que es del César…”.  Dejando en claro que el goce del derecho de usar la moneda romana, otorgaba legitimidad a la ley que obligaba a pagar los impuestos con esa misma moneda.

Estos ejemplos hacen resaltar que; el principio de autodeterminación de los pueblos fue y es una constante presente en las organizaciones  sociales humanas de todos los tiempos. Y que el dominio de cualquier pueblo, sólo sería posible, en forma estable y sustentable, cuando el poder dominante está legitimado por la sociedad a la cual se le aplica ese dominio.

El “Principio de eficacia de la acción federal” establece que toda acción federal debe ser eficaz. La “eficacia” consiste en que toda acción debe traducirse en efectos favorables, o al menos neutros, para todas las estructuras sociales que dependen de ese poder federal.

La efectiva aplicación de este principio asegura el progreso continuo del estado de bienestar global de una nación. En efecto, si el gobierno de esa nación estuviera impedido  de realizar acción alguna que perjudique a una provincia o estado (aunque favorezca a otras), cualquier acción que realice será beneficiosa para algunos y al menos neutra para todos los otros. Esto mismo se puede hacer extensivo a las acciones federales de una provincia o estado hacia sus organismos dependientes (distritos o partidos); y también de esos distritos hacia sus municipios dependientes;  de estos últimos hacia sus barrios, y de los barrios hacia las familias. Esa vía de acción federal, así estructurada, aseguraría la legitimidad de todas sus acciones, a través del reconocimiento como tal, por parte de los seres humanos que componen la sociedad.

Criterios para la aplicación de los principios jurídicos

La aplicación efectiva  de los dos principios jurídicos expuestos, requiere la definición previa de los siguientes criterios:

1) Criterio de calidad del estado de un sistema: La calidad del estado de un sistema material será mayor o menor que la de otro, en  la medida que su entropía sea menor o mayor.

2) Criterio de eficacia de la acción federal: La eficacia de toda acción queda determinada por sus efectos sobre los estados de los sistemas que afecta y en la misma medida de los aumentos de calidad que produce.

Queda claro que no serían admisibles, aquellas acciones federales que se traduzcan en detrimento de la calidad de un sector bajo su jurisdicción. Salvo que ese sector, en uso de su derecho de autodeterminación, así lo permita.

Metodología de estudio

El estudio se desarrolla en tres etapas:

1) La primera etapa consiste en la definición del sistema. Para ello, se define la “región geográfica” como “sistema material”, y se lo desagrega hasta el nivel “macro funcional y orgánico”.

2) En la segunda etapa se estudia la calidad de los estados de los sistemas. La medida de la “entropía” para diferentes “estados” del sistema, permitirá determinar cuál es de mayor o menor calidad.

3) La tercera etapa se refiere a la aplicación de acciones federales eficaces. Se busca proyectar y aplicar acciones federales eficaces, para que el sistema económico funcione en forma eficiente; y además evolucione y se desarrolle, progresivamente, hacia estados de calidad creciente.

1) Primera etapa: definición del sistema regional.

Descripción del sistema: El sistema en estudio podrá ser una nación, como por ejemplo la Argentina, definida como sistema material por todo lo que contiene dentro de sus limites geográficos.

La primera desagregación surge de la división política en “provincias” o bien en “estados” en aquellas naciones en las que sus pueblos, a diferencia de la  Argentina, no se autodenominaron “vencidos”.

Luego cada provincia o estado se desagrega en sus “componentes”, cada uno de los cuales corresponderá a una de las siguientes clases genéricas: “Vida”, “Producción”, “Administración federal” o “Medio Ambiente”.

Luego, se procede a la “cuantificación” de los componentes desagregados al nivel macro-funcional y orgánico, y finalmente se determina la “caracterización” del sistema dada por la medida de su entropía.

Componentes genéricos. Desagregación y cuantificación: Cada una de las provincias o estados se desagrega en sus “componentes” y se los agrupa, según corresponda, en uno de los siguientes conjuntos genéricos: 1) Vida, 2) Administración Federal, 3) Producción y 4) Medio Ambiente.

Conjunto de componentes de Vida.

Los “componentes de vida” de una región geográfica son las “unidades familiares” asentadas dentro de su territorio.

Cada “unidad familiar” es a su vez un sistema que incluye a todos y cada uno de los seres humanos que integran la familia y sus bienes patrimoniales reales, los cuales son elementos materiales de existencia real y que poseen valor económico (no incluye los elementos de consumo).

La “cuantificación” de las personas, que no implica asignarle un valor a las mismas, surgirá de la estimación de los gastos ponderados en que, cada una de ellas, incurrió durante su vida hasta ese momento. El criterio de “cuantificación” del patrimonio real familiar será el contable. Y la “cuantificación” del “Conjunto de componentes de vida” de la región, surgirá como resultado de la suma de las cuantificaciones de las “unidades familiares” que lo integran.

Conjunto de componentes de Administración federal.

Es el conjunto de “unidades de administración federal” de la región.

Cada “unidad de administración” comprende: la estructura física de cada edificio de administración con los útiles, máquinas, equipos y todo elemento que interviene, sin consumirse, en los procesos de administración.

Los “componentes de administración federal” o “unidades de administración” no incluyen a las personas.

El criterio de cuantificación de las unidades de administración será el contable, y la cuantificación del  “Conjunto de componentes de administración federal” surgirá de la suma de las cuantificaciones de las unidades de administración de la región.

Conjunto de componentes de Producción.

Integrado por todas las “unidades de producción” que existen en la región.

Cada “unidad de producción” de bienes y/o servicios, esta compuesta por la infraestructura de la industria (bienes inmuebles) y los bienes muebles, útiles, máquinas, equipos y otros elementos que interviene, sin consumirse, en los procesos de esa industria o unidad productiva.

El criterio de valorización de las “unidades de producción” será el contable. Y la cuantificación del “Conjunto de componentes de producción” surgirá de la suma de las cuantificaciones de todas las unidades productivas de la región. Las “unidades de producción” no incluyen a persona alguna, aunque sí son siempre propiedad de personas; (ya sea en forma directa, y/o a través de sociedades, y/o de organismos federales).

Conjunto de componentes de Medio Ambiente.

El “Conjunto de componentes de medio ambiente” está formando por “entes físicos” que, estructurados como sistemas naturales dentro de la región, no forman parte de los conjuntos de los componentes de “vida”, ni de “producción” ni de “administración federal”. El conjunto de componentes de Medio ambiente se representa en el grafo por los vértices de “entrada” y “salida” y no se le asigna cuantificación económica. 

2) Segunda etapa: calidad de los estados del sistema económico regional.

La calidad del sistema económico regional (o parte de él) en un instante dado, estará determinada, de acuerdo al criterio más arriba expuesto, por la medida de su ”entropía”.

El ciclo económico anual: Dentro del sistema económico se cumple una gran cantidad de ciclos de “funcionamiento”, cada uno de los cuales se compone de los procesos de “distribución”,  “funcionamiento en sí” y “recolección de componentes de flujo”, que se cumplen en esa secuencia entre el ingreso y el egreso al sistema de los “componentes de flujo” involucrados.  

El resultado de la composición de todos esos ciclos ocurridos durante un año, es la modificación del “estado inicial” del sistema que, luego de un año, pasa al “estado final”.

La entropía, es una función matemática cuyo valor es independiente de los estados anteriores por los que pasó el sistema. Así, el resultado de un ciclo económico anual cumplido por un sistema económico  que pasa de un estado inicial (o) a otro final (f), puede describirse según  sigue:

Estado (o) – Estado inicial: El sistema económico está constituido por N(o) componentes C(i) con sus respectivos valores iniciales de cuantificación C(i)o.

Proceso (0-1) – Ingreso de componentes de flujo desde el exterior: Se supone que los componentes de flujo V(e,i) que ingresarán durante el ciclo anual, lo hacen de una vez y en un instante, y resultan agrupados dentro del sistema económico en un solo conjunto I (Ingreso regional).

Estado (1): Dentro del sistema económico constituido por los componentes C(i)o se encuentra el conjunto I (Ingreso regional) al que le corresponde una cuantificación económica igual al valor del producto regional, el cual, en realidad, se producirá a lo largo del ciclo anual.

Proceso (1-2) – Distribución: En un instante, los componentes de flujo que se encontraban reunidos en el conjunto I, se distribuyen entre los componentes C(i) del sistema y adquieren un valor de cuantificación  económica X(i)1, las cuales son las variables incógnitas a determinar. Debiendo cumplirse I = å X(i)1

Estado (2): Es el estado al que llega el sistema económico luego del proceso instantáneo de distribución. La cuantificación de cada elemento C(i)2 resulta:

C(i)2 = C(i)1 + X(i)1 

Proceso (2-3) – Funcionamiento anual del sistema económico: Durante el período anual ocurre el funcionamiento del sistema económico, y eventualmente su desarrollo y/o evolución.

Comentario: Las evoluciones de los elementos modifican las características del sistema. Por ejemplo, las personas y por ende la sociedad pueden evolucionar por factores como la educación y la cultura entre otros. Y los inventos e innovaciones tecnológicas pueden promover evoluciones de mayor o menor importancia.

Cuando un sistema experimenta una evolución de importancia se produce un cambio de paradigma, por el cual se modifican las valorizaciones de todo lo establecido anteriormente. Sus efectos sólo podrán evaluarse posteriormente, en función de los nuevos valores de cuantificación que resulten en el sistema evolucionado.

Estado (3): Luego del proceso anual de funcionamiento, que puede incluir evoluciones y desarrollos, el sistema económico queda constituido por N(3) componentes cada uno de valor C(i)3, entre los cuales, y respecto al estado inicial, podrán contarse nuevos y/o distintos componentes producto de desarrollos y evoluciones del sistema económico y también desaparecerán otros componentes inicialmente existentes.

Proceso (3-4) – Salida de “componentes de flujo” degradados del sistema: En un instante, los componentes que no quedarán dentro del sistema, salen de él. Así, de cada elemento C(i) salen:

X(i)2: Componentes de flujo degradados (desechos domiciliarios, industriales, etc.) que van al medio ambiente.

Estado (4) – Estado final del ciclo anual: El  sistema económico llega a su estado final después de cumplir un ciclo anual, quedando constituido por los N(f) elementos  C(i) con sus respectivos valores C(i)f.

Determinación de la calidad del sistema económico: El sistema económico, luego de experimentar los procesos de un ciclo anual como el descripto, variará su cuantificación o valorización global y su calidad.

La valorización global inicial del sistema VS(o): Es la suma de las valorizaciones C(i)o de cada uno de los N(o) componentes existentes en el estado inicial. à VS(o) = å C(i)o

La valorización global final del sistema VS(f): Es la suma de las valorizaciones C(i)f de cada uno de los N(f) componentes existentes en el estado final.  à VS(o) = å C(i)f   

Las medidas de la entropía del sistema Es(o) y Es(f), correspondientes a sus estados inicial y final, son los siguientes:

N(o)                   

Es(o) =  S Ln       1             

                     1          C(i)o

N(f)                   

Es(f) =  S Ln       1                 

                    1          C(i)f

                                                                  

La diferencia en la entropía del sistema Es(f-o), entre los estados inicial y final, es la siguiente:

N(f)                           N(o)

Es(f-o) =  S  Ln       1       -    S  Ln       1              

                       1          C(i)f            1            C(i)o

Comentario: La “calidad” de un sistema en el estado final será mayor o menor que la del estado inicial, en la medida que su “entropía” sea menor o mayor.

3) Tercera etapa. eficacia de las acciones federales

El objetivo es determinar cuáles son las acciones federales más eficaces para que el  sistema económico funcione en forma eficiente, y también establecer criterios que permitan proyectar y ejecutar acciones eficaces por parte de los órganos gubernamentales competentes a fin de impulsar el desarrollo y la evolución de los componentes del sistema económico.

Sobre el funcionamiento del sistema económico: Se sabe que el ordenamiento de todo sistema material es posible cuando la disminución de entropía requerida, se obtiene a cambio de un aumento de la entropía del sistema exterior (el resto del Universo).

El proceso de “distribución” consiste en el transporte de los componentes de flujo que ingresaron del exterior, hasta los “componentes” propios del sistema, con lo cual la entropía del sistema disminuye y éste queda en aptitud para “funcionar”.

Luego, durante el proceso de funcionamiento –que puede incluir eventuales desarrollos y/o evoluciones-, la entropía negativa (orden) del sistema se mantiene a expensas del aumento de entropía de los “componentes de flujo” que ingresan y egresan del sistema.

En resumen, la eficiencia del funcionamiento será más alta, en la medida que la entropía del sistema luego del proceso de distribución sea más baja.

Por ejemplo, la respiración de un ser vivo tiene por objeto llevar oxígeno a todas sus células; luego, en la medida que su distribución ocurra de manera efectiva, habrá mayores posibilidades para que el sistema siga funcionando, se desarrolle y evolucione.

El funcionamiento y las valorizaciones económicas: La formulación matemática del 1er. y 2do. Principio, aplicados a los procesos físicos, no ofrece dificultad, ya que las cuantificaciones físicas de los componentes del sistema pueden obtenerse de la medición de las magnitudes definidas para cada tipo de entidad física en particular (materia, energia y espacio). Y más aun, existe la posibilidad de establecer sus respectivas equivalencias en términos absolutos. Esa circunstancia varía cuando se trata de establecer valores económicos (costos y precios), para aplicar tanto a los componentes estructurales del sistema económico, como a los que fluyen dentro del mismo.

De la discusión de esta cuestión, podrá surgir o no la solución del problema, que planteado en términos reales, es el siguiente.

Existen dos órdenes; uno el “natural”, que provee a las necesidades del ser humano y se rige por “leyes” que no fueron establecidas por el hombre y a las cuales no puede sustraerse; y el otro: el “económico”, cuyas leyes (que no son tales) pueden ser establecidas y modificadas por las acciones de los hombres.

Ahora bien, así como el orden natural presenta “per se” un funcionamiento armónico, debería estructurarse el ordenamiento económico sobre la base de un modelo que garantice un funcionamiento armónico.

Luego, serán aceptables aquellas valorizaciones económicas (costos y precios), cuyos efectos se traduzcan en el aumento de la calidad durante el funcionamiento del sistema económico.

El proceso de distribución y las valorizaciones económicas: En el ciclo económico descripto, la distribución es el proceso por el cual a cada uno de los componentes (de “vida”, “producción” y “administración”) C(i) del sistema económico, les llegan los “componentes de flujo” que dispondrán, usarán y consumirán durante el ciclo anual, y cuya valorización económica es X(i).

Cada factor X(i) adicionado al “componente de vida” C(i), debería justipreciar la valorización de los recursos necesarios a proveerse para el funcionamiento eficiente, el adecuado mantenimiento y los eventuales desarrollos o evoluciones de la “unidad familiar” (i),  como retribución no sólo al trabajo creativo de esa unidad familiar, sino además por su valor intrínseco dado el “orden” que cada componente de vida incorpora al sistema económico por el solo hecho de su existencia.

Cada factor X(i) adicionado al “componente de producción” o al “componente de administración federal” C(i), debería justipreciar la valorización de los recursos necesarios a proveerse para el funcionamiento eficiente, el adecuado mantenimiento y los eventuales desarrollos o evoluciones de la “unidad de producción” ó “unidad de administración” (i).

Criterio de distribución óptima: El problema de la distribución óptima consiste en conseguir que las cuantificaciones de los “componentes económicos de flujo” X(i) sean las más convenientes para el funcionamiento eficiente del sistema económico.

Para resolver esta cuestión, parece adecuado propender a una distribución económica racional, más que dejarla librada al libre juego de un “mercado” donde todos actuamos sin haber alcanzado el nivel de evolución necesario para producir un tipo de desenvolvimiento consistente con los principios que supuestamente todos aceptamos.

La distribución económica racional, consiste en distribuir los recursos X(i) en forma proporcional al valor de cuantificación de cada elemento C(i) del sistema económico.

Y resulta:

 X(i)   =    C(i)         à        X(i)   =     [C(i)] 2

 C(i)        S C(i)                                  S C(i)

Y la entropía que alcanza el sistema económico por esta forma de distribución es la máxima negativa para valores definidos de cada elemento C(i) y un ingreso regional total a distribuir  I = å X(i)

Es(distribución óptima) =  S  Ln      C(i)         =   S  Ln         å  C(i )        

                                                      C(i) + X(i)                    C(i) + å C(i)

Acciones federales para el funcionamiento del sistema económico: Casi todos los economistas y muchos gobernantes conocen la importancia del tema de la “distribución del ingreso”. Lo que parecen ignorar es que sin distribución, el sistema económico-social no funciona en forma integral y se fragmenta. De esa manera, los componentes del sector a los que no les llegan los productos de la distribución, pasan a funcionar en actividades marginales y se apartan de las normas sociales supuestamente establecidas por y para todos.

En los casos de fragmentación social, la única acción que puede remediarlo es volver a incorporar el sector segregado. Esa acción debe realizarse en forma rápida, pues como lo primero es lo primero, se tratará que el sistema económico primero funcione íntegro, y después, que mejore su funcionamiento.

Así, a partir  del estado en que se encuentre un sistema económico, la instrumentación de las acciones federales debería contar con el siguiente orden de prioridad:

1ro. Integración: al sistema económico de las unidades familiares marginadas y carecientes de ingresos suficientes, otorgándoles subsidios por desempleo y beneficios con cobertura de seguros sociales.

2do. Regulación y control: de la distribución del “ingreso”: El desarrollo se conseguirá con la materialización de nuevos emprendimientos útiles, habilitando en lo posible a Pymes (*).

La evolución del sistema económico, se conseguirá por  dos vías: por un lado a través de las facilidades que en forma espontánea surgirán por la mejoría del funcionamiento de sistema económico en sí; y por el otro, con acciones federales directas en las áreas bajo control del Estado: educación, salud, urbanismo y uso del territorio, transportes, energía, comunicaciones, etc.

(*) En Argentina existe una norma legal, el decreto ley 15349/46 ratificado por ley 12962, que habilita a constituir sociedades de economía mixta entre el Estado nacional, los Estados provinciales, las municipalidades o las entidades autárquicas dentro de sus facultades legales por una parte, y los capitales privados por la otra, para la explotación de empresas que tengan por finalidad la satisfacción de necesidades de orden colectivo o la implantación, el fomento o el desarrollo de actividades económicas.

Con la generalizada habilitación de sociedades de economía mixta, se lograrían efectos beneficiosos en todo sistema económico. Así, los índices del desempleo disminuirían drásticamente, pues con la utilización de recursos humanos locales se podrían satisfacer las necesidades de orden colectivo, promover actividades productivas y también comercializar, en términos ventajosos, las producciones locales excedentes.

Control de gestión federal: El tratamiento matemático de las variables económicas permite proyectar y luego evaluar, en tiempo cuasi-real, los efectos de las acciones federales instrumentadas. Eso a su vez permitirá afinar progresivamente nuevas proyecciones y cotejarlas con los resultados que se vayan obteniendo. De esta manera, el control de la gestión federal adquirirá una eficacia creciente que en definitiva se traducirá en resultados evolutivos sorprendentes por su magnitud e importancia.

4. El Medio Ambiente

Introducción

Para llegar a comprender el “funcionamiento” del sistema de “Medio Ambiente”, es necesario investigar: tanto la naturaleza de sus componentes como las interrelaciones que existen entre ellos. Además, se debe encontrar explicaciones, en términos científicos, sobre las causas de dicho funcionamiento.

Funcionamiento Del Sistema Ambiental

Definición del sistema en estudio: El sistema en estudio es el planeta Tierra, el cual incluye todos los sistemas económicos que funcionan dentro de él.

Diferencia de Entropía  =  -    1,8 . 10 14   kw . seg   +   1,8 . 10 14   kw . seg

 (del sistema exterior)                         5.760 º K                       300 º K

Diferencia de Entropía  =  + 568.750.000.000   KW . seg /  º K

(del sistema exterior)

Donde:

(*) 1,8 . 10 14 KW . seg : Es la energía recibida y radiada por la Tierra por segundo.

Y las cantidades 5.780 y 300, son las temperaturas absolutas (en grados Kelvin), que corresponden a las longitudes de onda de radiación del Sol (luz naranja) y de la Tierra (infrarroja) respectivamente.

(*) Fuente de información: Erhard Keppler; Sol, Lunas y Planetas; Ed. 1986.

Si ahora se aplica el segundo principio referido al balance de entropía para el total del Universo, se observa que: Verificado un aumento de entropía en el sistema exterior (5,6875 x 1011 KW. seg / oK), resultará que en el medio ambiente del planeta Tierra, su entropía (o desorden), podrá disminuir, a lo sumo, en esa cantidad.

El significado del ejemplo desarrollado, es que el medio ambiente de nuestro planeta, requiere de la energía (que en este caso proviene del Sol); pero además requiere; en forma prioritaria, disminuir el desorden (entropía) que su propio funcionamiento interno va generando.

O dicho de otra forma: lo importante de la comunicación entre la Tierra y el Sol no es sólo la energía en sí, (prueba de ello es que más o menos la misma cantidad de energía es vuelta a irradiar desde la Tierra hacia el exterior). Lo también importante de este proceso es la variación de entropía involucrada que le permite al sistema de medio ambiente, aumentar su orden (es decir disminuir su entropía).

Analizando (desde este enfoque cibernético) lo que sucede con los sistemas económicos y los seres vivientes que funcionan inmersos en la Biosfera, se vería que todos ellos lo podrán seguir haciendo mientras logren transferir al medio ambiente el desorden que sus funcionamientos producen.

El estudio en profundidad de las cuestiones referidas a la entropía de todo proceso natural o industrial, es fundamental para el tratamiento de los problemas globales y locales del medio ambiente, ámbito al cual todos los organismos vivientes y los sistemas naturales e industriales, transfieren su desorden o entropía.

El funcionamiento del Medio ambiente y el sistema económico en conjunto:

Naturaleza de los “componentes” y su ubicación: Los componentes que intervienen en el funcionamiento de los sistemas de medio ambiente y económico, se ubican en tres niveles:

·       1er. Nivel: Atmosférico superior: Los elementos C(i) son gases livianos en baja concentración. Los componente X(i) consisten, en su mayor parte pero no exclusivamente, en energía radiante (principalmente del sol) con longitudes de onda correspondientes a la gama definida entre el naranja y menores, y el celeste del espectro.

·       2do. Nivel: Atmosférico inferior: Los elementos C(i) son gases más pesados en mayor concentración que en el nivel anterior (nitrógeno, oxigeno, hidrógeno, agua, Co2, etc.). Los componentes X(i) consisten en “cuantos” de energía con longitudes de onda correspondientes al celeste del espectro.

·       3er. Nivel: La biósfera: Los componentes C(i) son de dos tipos: los vivientes y los inertes. Los componentes de flujo X(i) son; en su mayor parte, agregados de entes físicos en forma de energía radiante que intervienen en múltiples procesos. Luego de esos procesos, gran parte de la energía es devuelta degradada al exterior, y una parte menor de la energía ingresada queda incorporada al sistema integrando los elementos que evolucionaron y/o se desarrollaron. Otros componentes X(i) provienen de combustibles fósiles (energía almacenada o integrada al sistema en procesos anteriores.

En general los componentes de flujo X(i) ubicados en este nivel, consisten en energía con longitudes de onda correspondientes a la gama definida entre el celeste y el infrarrojo del espectro.

Los “componentes” de “vida”, “producción” y  “administración federal” C(k) y los componentes de flujo X(k) del sistema económico, se ubican en este Nivel. Los componentes de flujo X(k) son productos valiosos (insumos y bienes de consumo), los cuales circulan por el sistema económico y una vez degradados son volcados al medio ambiente.

Sintesis del proceso de funcionamiento de los sistemas de medio ambiente y económico:

En la biósfera (3er. nivel), integrada por todos los componentes C(k) del sistema económico y parte de los componentes C(i) del sistema de medio ambiente, se distribuyen los componentes de flujo X(i)1 en el estado 1, los cuales provienen del 2do. nivel y están conformados, en su mayor parte, por energía radiante con longitud de onda correspondiente al celeste del espectro. Durante el funcionamiento en sí, los componentes de flujo X(i)1 recién ingresados y distribuidos dentro del sistema, intervienen en múltiples y variados procesos de carácter “disipativo” y “no disipativo” tanto naturales como también correspondientes a la actividad económica productiva. Así, una parte muy significativa del total de la energía ingresada, interviene en procesos “disipativos”, los cuales son de importancia vital para el mantenimiento del “orden” en la biosfera, como son los involucrados en los ciclos del agua (evaporación - precipitación) y los desplazamientos de aire atmosférico entre otros. En los procesos “disipativos”, la energía - componentes de flujo X(i) - que interviene, no queda incorporada al sistema y al  disiparse lo hace con valores de entropía mayores que a su ingreso: Así, los componentes de flujo ingresados en el estado 1 como X(i)1, pasan al estado 2 que, con mayor entropía y como X(i)2, consisten en energía radiante en su mayor parte con longitud de onda correspondiente al infrarrojo del espectro. Otra parte de la energía se incorpora a los nuevos componentes de los sistemas económico y de medio ambiente como resultado de procesos naturales o tecnológicos de evolución y desarrollo. Esa energía almacenada, eventualmente podría liberarse, utilizarse o no y disiparse debido a procesos naturales o tecnológicos. También podría almacenarse y utilizarse parte de la energía que interviene en procesos disipativos naturales a través de procesos tecnológicos.

En la atmósfera inferior (2do. nivel), Se encuentran parte de los componentes C(i) del sistema de medio ambiente, se distribuyen los componentes de flujo X(i)1 que llegan del primer nivel (atmósfera superior), y se opera el pasaje de otros componentes de flujo X(i)2 que, degradados, son transferidos desde la biósfera del tercer nivel.

En la atmósfera superior (1er. nivel), el cual está integrado por parte de los componentes C(i) del sistema de medio ambiente, se distribuyen los componentes de flujo X(i)1 que llegan del exterior y se opera el pasaje de otros componentes de flujo X(i)2 que, degradados, son transferidos desde el segundo nivel.

5. La gestión ambiental

Introducción

Sobre la cuestión ambiental existen dos corrientes de ideas contrapuestas:

Por una parte los “ambientalistas” sostienen que existe un límite real al desarrollo económico, del cual no es posible retornar una vez transpuesto y proponen detener el desarrollo económico pues; aseguran, el mismo desarrollo económico que lleva hacia el límite, además provoca que ese límite se acerque.

Por la otra parte los “desarrollistas” defienden el criterio “liberal”. Contrarios a la regulación y el control de la economía, sostienen que los mismos desarrollos económico, científico y tecnológico permitirán; llegado el momento, postergar los límites del desarrollo.

Lo cierto es que ninguna de las dos opiniones está respaldada por certeza alguna.

Cuando se dice que un desarrollo es sustentable, se refiere a que puede ser sustentado por el sistema ambiental.

En este aspecto, los “ambientalistas” opinan que sería necesario conocer cuál es el límite de desorden (entropía) que el sistema económico puede transferir al medio ambiente sin consecuencias, pero lamentablemente no alcanzan a definir el límite a que hacen referencia. Y los “desarrollistas”, despreocupados, confían en que sabrán revolver el problema en el momento oportuno, aunque por ahora no saben como hacerlo.

La solución a esta cuestión pasa por conocer un criterio que permita valorar el estado de ambos sistemas (económico y medio ambiente), para luego mantener sus calidades o, mejor aun, aumentarlas.

El criterio que se propone es valorar la calidad del estado de todo sistema en función de su entropía de distribución. Se entiende que por la aplicación de este criterio se concilian las dos posturas contrapuestas (conservacionista y desarrollista), pues la valoración de la calidad del estado del sistema ambiental dará la medida de su proximidad a los límites tan temidos por los “ambientalistas”. Y la gestión ambiental permitirá definir, desde el momento actual, los cursos de acción más eficaces tan buscados por los “desarrollistas”. 

La entropía de distribución

El concepto de entropía de distribución encierra en sí mismo la idea de que la calidad del estado de un sistema está asociada con la eficiencia de los procesos de distribución que se cumplen en el mismo.
La variación de entropía de un sistema durante un proceso de distribución resulta de la expresión siguiente:

Es (distribución) = S Ln C(i)o
C(i)o + X(i)1

Donde:

C(i)o: Son los componentes estructurales del sistema en su estado inicial (o).
X(i)1: Son los componentes de flujo distribuidos en el sistema en su estado 1.

Si se discriminan los dos tipos de componentes: los C(i) pertenecientes al medio ambiente, y los C(k) del sistema económico.

Resulta:

Es (distribución) = S Ln C(i)o = A(d)1
(del medio ambiente) C(i)o + X(i)1
Es (distribución) = S Ln C(k)o = E(d)1 (del sistema económico) C(k)o + X(k)1

Donde:A(d)1: Es la entropía de distribución del sistema de medio ambiente. E(d)1: Es la entropía de distribución del sistema económico. Desarrollo entrópico total - DET: Dados los sistemas económicos y de medio ambiente cada uno en su estado inicial y a los cuales les corresponden las entropías de distribución A(d)1 y E(d)1. Si luego, se modifican sus estados pasando a corresponderles valores de entropía de distribución A(d)2 y E(d)2; se define DEE = E(d)2 - E(d)1

Impacto ambiental - IA:
Dado el sistema de medio ambiente en su estado inicial al cual le corresponde la entropía de distribución A(d)1. Si luego, por cualquier razón (natural o no) se modifica su estado pasando a corresponderle un valor de la entropía de distribución A(d)2; se define como impacto ambiental: IA a su diferencia:
IA = A(d)2 - A(d)1 como desarrollo entrópico total: DET a la variación total de entropía de distribución expresada por la diferencia: DET = [A(d)2 + E(d)2] - [A(d)1 + E(d)1]

Desarrollo entrópico del sistema económico - DEE: Dado el sistema económico en su estado inicial al cual le corresponde la entropía de distribución E(d)1. Si luego, por cualquier razón (natural o no) se modifica su estado pasando a corresponderle valores de la entropía de distribución E(d)2; se define como desarrollo entrópico del sistema económico: DEE a su diferencia.

Desarrollos Económicos

El sistema económico está constituido por los componente de “vida”, “producción” y “administración federal”.

En el componente de “vida” se encuentra el principal elemento del sistema económico: el Hombre. El es el sujeto al cual va dirigido todo ordenamiento económico-social y además es su ejecutor.

Para satisfacer las necesidades del hombre, es que se constituyen los sistemas económicos. Luego, de un repaso de sus necesidades, surgen las prioridades de todo desarrollo económico. Esas necesidades, ordenadas por prioridad, son:

a) Funcionamiento: El funcionamiento consiste en vivir, eso sólo se consigue manteniendo la salud dentro de un ambiente saludable. b) Calidad del funcionamiento: La calidad del funcionamiento del ser humano viene dada por la calidad de su propio estado y la del estado del medio ambiente. c) Evolución: El funcionamiento dentro del estado de mayor calidad, tiene por objeto hacer posible la evolución del ser humano. Tipología de los desarrollos económicos: Para cada desarrollo económico, podrían calcularse los valores de “desarrollo entrópico del sistema económico: DEE” y de “impacto ambiental: IA”.Si bien todo desarrollo del sistema económico implica el decrecimiento del medio ambiente, no siempre la introducción de los nuevos elementos del sistema económico opera una disminución de la calidad ambiental. Por ejemplo, una obra de distribución de agua de riego para la explotación agrícola de una zona desértica, indudablemente mejora la calidad del medio ambiente. Los valores de “desarrollo entrópico del sistema económico: DEE”, dan la medida del orden que cada desarrollo introduce al mismo, y los valores de “impacto ambiental: IA” miden el desorden u orden que se introduce al medio ambiente. Así, podría tipificarse los distintos desarrollos económicos y ponderarse sus respectivos impactos ambientales. 1) Viviendas y urbanismo: Con los desarrollos urbanos y la construcción de viviendas se desarrolla el componente de “vida” de una región, ello implica el reemplazo de otros elementos que pertenecían al medio ambiente y/o al sistema económico. Por su parte, el funcionamiento de las nuevas viviendas, producirá la circulación de nuevos componentes de flujo, los cuales –una vez degradados-, se vuelcan al medio ambiente. El valor del “desarrollo entrópico del sistema económico: DEE”, mide la variación de la entropía de distribución del sistema de “vida” como resultado de la construcción. La calificación de su efecto es casi siempre: muy favorable. El valor del “impacto ambiental: IA”, mide la variación de la entropía de distribución del medio ambiente por efecto de la construcción en sí, y de su funcionamiento. La calificación de su efecto por la construcción en sí, y por su funcionamiento: suelen ser, casi siempre: desfavorables.2) Generación de Energía: Con la construcción de generadores de energía se desarrolla el componente de “producción” de una región, ello implica el reemplazo de otros elementos que antes pertenecían, por lo general, al medio ambiente. Su funcionamiento producirá la circulación de nuevos componentes de flujo: unos valiosos (energía) para su utilización, y otros serán desechos que se vuelcan al medio ambiente. El valor del “desarrollo entrópico del sistema económico DEE”, mide la variación de la entropía de distribución del sistema de “producción” resultado de su construcción y funcionamiento. La calificación de su efecto es casi siempre: muy favorable. El valor del “impacto ambiental: IA”, mide la variación de la entropía de distribución del medio ambiente por efecto de la construcción en sí, y de su funcionamiento. La calificación de su efecto por la construcción en sí es casi siempre: desfavorable moderado. Y por su funcionamiento: muy desfavorable en las generadoras térmicas por su emisión de gases a la atmósfera, y favorable en los casos de aprovechamiento de energías disipativas del medio ambiente (hidroeléctricas, eólicas, fotoeléctricas, marológicas, etc.)3) Producción agropecuaria: Con la habilitación de tierras para agricultura se desarrolla el componente de “producción” de una región, ello implica el reemplazo de otros elementos que pertenecían (en general) al medio ambiente. Su funcionamiento producirá la circulación de nuevos componentes de flujo: unos valiosos (alimentos y otros productos primarios) para su utilización, y otros serán desechos que se vuelcan al medio ambiente. El valor del “desarrollo entrópico del sistema económico: DEE”, mide la variación de la entropía de distribución del sistema de “producción” resultado de su construcción y funcionamiento. La calificación de su efecto es casi siempre: muy favorable. El valor del “impacto ambiental: IA”, mide la variación de la entropía de distribución del medio ambiente por efecto de la construcción en sí, y de su funcionamiento. Las calificaciones de sus efectos por la construcción en sí y por su funcionamiento pueden ser favorables o desfavorables en función de la calidad del estado de la parte del medio ambiente reemplazada.4) Producción industrial: Con el asentamiento de industrias se desarrolla el componente de “producción” de una región, ello implica el reemplazo de otros elementos que antes podían pertenecer al medio ambiente y al sistema económico. Su funcionamiento producirá la circulación de nuevos componentes de flujo: unos valiosos “productos industriales” para su utilización, y otros serán desechos que se vuelcan al medio ambiente. El valor del “desarrollo entrópico del sistema económico: DEE”, mide la variación de la entropía de distribución del sistema de “producción” resultado de su construcción y funcionamiento. La calificación de su efecto es casi siempre: muy favorable. El valor del “impacto ambiental: IA”, mide la variación de la entropía de distribución del medio ambiente por efecto de la construcción en sí, y de su funcionamiento. Los efectos de la construcción en sí suelen ser de menor significación. Y, por su funcionamiento resultan, casi siempre, desfavorables.5) Transportes: Con el desarrollo de la red de transporte crece el componente de “producción” de una región, ello implica el reemplazo de otros elementos pertenecientes al medio ambiente. Su funcionamiento facilitará la circulación de nuevos componentes de flujo: unos valiosos (productos comerciales) para su utilización, y otros serán desechos producidos por el funcionamiento de los medios de transporte, volcados al medio ambiente. El valor del “desarrollo entrópico del sistema económico: DEE”, mide la variación de la entropía de distribución del sistema de “producción” resultado de su construcción y funcionamiento. La calificación de su efecto es casi siempre: muy favorable. El valor del “impacto ambiental: IA”, mide la variación de la entropía de distribución del medio ambiente por efecto de la construcción en sí, y de su funcionamiento. Los efectos de la construcción en sí, suelen ser desfavorables moderados, Y por su funcionamiento resultan, en general, muy desfavorables.

Gestión Ambiental

La gestión ambiental no estará dirigida a impedir el desarrollo económico, sino a impulsarlo y beneficiarlo en forma pródiga a través de las ventajas que ofrece, a toda economía, el progresivo aumento de la calidad del medio ambiente.
La gestión ambiental consiste en desarrollar dos tipos de acciones:1) Acciones tendientes a minimizar “el impacto ambiental”: Se busca disminuir en todo lo posible, los impactos ambientales producto del funcionamiento del sistema económico. Lograr eso implica aislar los componentes residuales (desechos de funcionamiento) del ambiente, y llevarlos a un estado tal en el que no interfieran con el funcionamiento del medio ambiente. Las modernas tecnologías se dirigen a la resolución de este tipo de problemas, y en muchos casos ya han conseguido éxito en la depuración de efluentes y residuos industriales y domiciliarios. El problema más grave y sin resolver aún, es el que provoca la generalizada utilización de combustibles fósiles para la generación de energía, debido a la emisión de gases a la atmósfera. No obstante, es de esperar un inminente salto evolutivo importante sobre esta cuestión. 2) Acciones tendientes a mejorar la calidad del medio ambiente: Son aquellas acciones que producen el aumento del valor negativo de la entropía de distribución del medio ambiente. Estas acciones pueden referirse tanto a la construcción de nuevos elementos que mejoran el funcionamiento en sí del medio ambiente como a las que permiten aprovechar la energía en el estado en que se encuentra antes de disiparse. Entre las acciones que mejoran el funcionamiento en sí del medio ambiente, pueden citarse las obras de: promoción de la vida animal (hombre incluido), diseño eficiente para uso territorial, forestación, recuperación de suelo y aguas degradados, regulación de recursos hídricos, etc. Las acciones que permiten aprovechar la energía en el estado en que se encuentra en la Naturaleza, corresponden a obras de generación de energía: hidroeléctrica, eólica, mareomotriz, solar, etc. Control ambiental: Consiste en verificar periódicamente (por ejemplo anualmente) que la entropía de distribución del sistema ambiental de toda región, aumente progresivamente en su valor negativo. El seguimiento de estos controles permitirá proyectar y luego evaluar los resultados, para afinar nuevas proyecciones a cotejar con los efectos que se vayan produciendo. De esta manera, la gestión de control será una herramienta de suma eficacia para conseguir vivir en un mundo de calidad creciente. Impacto ambiental global: En base al estudio en las diferentes áreas del sistema ambiental y sus correspondientes sistemas económicos, será posible realizar verificaciones periódicas (por ejemplo anuales) de la entropía de distribución para todo el mundo. Eso daría la medida de impacto ambiental global soportado por la biósfera del inefable planeta Tierra.

Jorge Marcelo Ferro es Ingeniero Civil, egresado en la UBA
 


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com