Brasil Al día
Historia de Brasil Aspectos geográficos
Boris Fausto

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías - Textos
históricos - Libros en línea


Buscar en Avizora y Atajo - by freefind

Brasil Básico - Mapas de Brasil

. Introducción a la Geografía e Historia del Brasil
. Himno Nacional del Brasil

Período colonial| |Período monárquico| |Período republicano|  |Era Vargas| |Período democrático|   |Régimen militar| |Transición y consolidación democrática|

Período Colonial

Los portugueses llegaron a las costas brasileñas en abril del 1500, a través de una expedición marítima comandada por Pedro Alvares Cabral.  Allí encontraron tribus indígenas, a las que intentarían atraer o liquidar por la fuerza de las armas.

Hasta mediados del siglo XVI, Brasil no ocupó un lugar prioritario en los planes de expansión de la Corona portuguesa, volcada hacia el comercio con las Indias.  Una primera tentativa de colonización fue realizada por el rey Don João III,  a través de la creación de las llamadas capitanías hereditarias.  A lo largo de la costa atlántica, se establecieron una serie de unidades territoriales atribuidas a donatarios, provenientes, por lo general, de la pequeña nobleza metropolitana.

De un modo general la experiencia fracasó, a causa de las dificultades económicas y de los ataques de las poblaciones indígenas.  Por consideraciones geopolíticas, la Corona portuguesa decidió entonces implantar un sistema centralizado de gobierno - conocido como Gobierno General - con sede en Salvador, actual capital de estado de Bahía (1549).  A pesar de esta iniciativa, el radio de acción de los gobernadores generales fue limitado, en la medida en que tenían que lidiar con una población dispersa en una vasta extensión de tierra.

El interés de Portugal en la explotación de la colonia creció cuando las posibilidades de expansión de las plantaciones de caña de azúcar en las islas atlanticas de la costa de Africa se agotaron.  Este hecho coincidió con el crecimiento gradual del consumo de azúcar en Europa occidental.  La producción azucarera fue implantada en grandes unidades territoriales en el nordeste brasileño (Pernambuco, Bahía), constituyendo el polo principal de una economía agroexportadora.

La economía del azúcar generó la primera diferenciación social importante de la colonia, que se estableció entre productores y comerciantes exportadores, cuya rivalidad habría de marcar el período colonial.  En el comercio internacional, los portugueses fueron superados por los holandeses que controlaban los mercados de distribución del producto en Europa.

El éxito de la producción azucarera dependía de la solución del problema de la mano de obra.  Al principio, los colonizadores optaron por esclavizar a los indios, con resultados precarios.  Las poblaciones indígenas, en su primer contacto con los europeos, fueron atacadas por enfermedades que produjeron una catástrofe demográfica.   Además se resistieron a la sumisión, en un territorio que conocían como propio.   Por otro lado, la Iglesia estaba en contra de la esclavitud, pues tenía como objetivo la conversión de los indios a la fe católica.  Alrededor de 1570, los portugueses comenzaron a importar esclavos africanos, que se convirtieron en la base de la explotación de la fuerza de trabajo.  El mismo tráfico de esclavos se transformó en uno de los negocios más lucrativos de la colonia.

El territorio brasileño se expandió enormemente en dirección al oeste del continente sudamericano gracias a la acción de los bandeirantes, a lo largo del siglo XVII.   Partiendo de la región de São Paulo, éstos realizaban extensas expediciones, formadas por indios bajo su control, en busca de piedras y metales preciosos, y capturaban a los indios con el propósito de reducirlos a esclavitud.  En la práctica, la expansión invalidó el tratado de Tordesillas, firmado entre Portugal y España (1494).   Los tratados de Madrid (1750) y de San Ildefonso (1777) fijaron los nuevos límites de las posesiones de ambos países en América del Sur.

Los bandeirantes descubrieron oro en la región de Minas Gerais, y dieron comienzo a un gran movimiento de buscadores de metales preciosos en esa región de la colonia.  La explotación de oro y diamantes, a partir de fines del siglo XVII, cambió en muchos aspectos la empresas colonial.  La economía azucarera pasó a un segundo plano;  el oro, extraído por Portugal, entró en un circuito a través del cual fue a parar a manos de Inglaterra, dada la situación de dependencia de los portugueses en sus relaciones comerciales con dicho país.

Por otro lado, la economía del oro generó una gran leva migratoria de portugueses y atrajo habitantes de otras regiones de la colonia,  lo cual dio origen a una significativa concentración urbana.  Su legado está constituido por las ciudades históricas de Minas Gerais, de las cuales Ouro Preto es la más conocida.  El eje de la vida socioeconómica se desplazó para el centro-sur, como lo indica la mudanza de la capital de la colonia de Salvador a Rio de Janeiro.

La lucha contra los holandeses, que ocuparon Bahía y Pernambuco en la primera mitad del siglo XVII, y la diferenciación social acompañada por la progresiva crisis económica en la región minera, fueron factores importantes en la formación de un sentimiento nacional entre la elite "criolla" y la población en general.  Movimiento contra la dominación colonial, generados principalmente por problemas regionales, surgieron en áreas como Minas Gerais y Pernambuco.  De un modo general, tales movimientos propagaron una ideología liberal, inspirada en las revoluciones  norteamericana y francesa.

La transferencia de la familia real de Portugal al Brasil fue un acontecimiento decisivo en la vida de la colonia que influenció directamente la forma de transición hacia la independencia.   Ante la invasión napoleónica del territorio portugués, el príncipe regente (el futuro Don João VI) se trasladó en 1808 con toda la corte a Rio de Janeiro, donde anunció al llegar la "apertura de los puertos brasileños al comercio con todas la naciones amigas".   Durante la larga permanencia de la corte (1808 - 1821) la colonia, en cierta forma, se transformó en metrópolis. La Corona portuguesa decidió una política de intervención en la Cuenca del Plata, oponiéndose a la lucha por la independencia de Uruguay, comandada por Artigas.

Por otro lado, la presencia del rey, asociada con la urbanización de Rio de Janeiro, reforzó el prestigio de la monarquía. Cuando las rivalidades entre Brasil y Portugal se exacerbaron, luego del regreso de Don João VI a Europa, la elite concentrada en Rio de Janeiro y el príncipe regente Don Pedro lograron proclamar la independencia con un mínimo de luchas, preservando la forma monárquica.   Por esas dos características, el proceso de independencia del Brasil se diferenció de las colonias españolas de América.


Período monárquico

El régimen monárquico existió entre 1822 y 1889, dividiéndose, desde el punto de vista político, en tres etapas:  la del ascenso al trono de Don Pedro I hasta su abdicación en 1831; la de la Regencia, en que el país fue gobernado por "regentes", en espera de la mayoría de edad del hijo de Don Pedro I; y el del reinado de éste (Don Pedro II), entre 1840 y 1889.

Durante el siglo XIX, la monarquía brasileña dirigió la mirada hacia el contexto sudamericano, intervino en las luchas contra Rosas en la región del Plata y surgió como protagonista en la Guerra del Paraguay, también llamada Guerra de la Triple Alianza, el conflicto armado más serio entre países de América del Sur en toda su historia.

En el plano interno, la gran cuestión fue la de la esclavitud.  Por largo tiempo, Brasil resistió las presiones antiesclavistas por parte de Inglaterra hasta que fue inducido a terminar con el tráfico internacional en 1840.  A partir de allí, fueron promulgadas algunas leyes para la liberación de esclavos, hasta la abolición final de la esclavitud en 1888, cuando el problema de la mano de obra, en el polo principal de la economía agroexportadora, ya se encontraba prácticamente resuelto.

De hecho, a partir de mediados del siglo XIX, la producción de café, concentrada en las provincias de Rio de Janeiro y sobre todo de São Paulo, había iniciado un enorme ascenso, incentivada por el incremento del consumo en los Estado Unidos y Europa.  El cultivo se estableció en grandes haciendas que tenían como base la mano de obra esclava.  En la medida en que se hizo evidente que la relaciones esclavistas tenían sus días contados, los hacendados de São Paulo impusieron una política que favoreció la inmigración, sobre todo de italianos y españoles.  De ese modo, el fin de la esclavitud, con algunas excepciones, no trajo la ruina de la agricultura basada en el cultivo de café.

La eliminación de las relaciones esclavistas de trabajo casi coincidió con la caída del Imperio, acaecida en 1889.  La crisis del régimen monárquico fue el resultado de las insatisfacciones del ejército y de la burguesía vinculada al café.  El ejército, que siempre había sido tratado como una institución de importancia secundaria por la monarquía, cobró fuerzas por el papel desempeñado en la guerra del Paraguay; militares influenciados por el positivismo comenzaron a criticar el régimen de trabajo esclavo y el atraso del país.  La burguesía cafetera, por su parte, pugnaba por un sistema político descentralizado, que garantizase a la provincias un extenso campo de acción, tanto en la esfera económica como en la política.

La caída del régimen monárquico se dio sin mayores convulsiones, a través de un levantamiento militar liderado por el mariscal Deodoro da Fonseca.  La elite política civil triunfó en sus objetivos de establecer una República Federativa, como quedó establecido en la Constitución de 1891.  Las antiguas provincias imperiales - denominadas Estados- alcanzaron gran autonomía.  Podían, por ejemplo, obtener préstamos en el exterior - una prerrogativa vital para los negocios cafeteros- y constituir una fuerza militar propia.


Período republicano: la república vieja

El período de la Primera República (1889 - 1930) se caracterizó por la importancia de la economía agroexportadora, con el café como principal producto, y por el control oligárquico del poder.  La elite política constituía un "club de notables", que elegía, cada cuatro años, al Presidente de la República.   En este proceso, se destacaban las elites de São Paulo, Minas Gerais y, gradualmente, la de Rio Grande do Sul.  Las elecciones, teñidas por el fraude, pues el voto no era secreto, contaban con baja presencia de electores, que oscilaba entre un 1% y un 5% de la población.

La crisis del sistema oligárquico fue el resultado de las faltas de entendimiento entre las elites y de la disconformidad de los cuadros militares, sobre todo de los estratos intermedios, denominados "tenientes", defensores de la centralización del poder. En octubre de 1930, una revolución llevó al Poder a un político proveniente de Rio Grande do Sul: Getúlio Vargas.  El nombre de Vargas está asociado a la modernización del país y a un cambio de estilo político, por el cual el "club de notables" cedió el lugar a la "presidencia carismática".8

 

La era Vargas
Vargas estuvo al frente del país como jefe de un Gobierno Provisorio (1930-1934), como presidente elegido por el voto indirecto del Congreso (1934-1937) y como dictador, después del golpe del Estado Nuevo (1937-1945).  Volvió como presidente electo en 1951, pero no llegó a completar su mandato, pues finalmente se suicidó en 1954.
Brasil fue uno de los primeros países en superar los efectos de la crisis de 1929, combinando una política de quema de stocks de café con el desarrollo de la industria.   La implantación de un orden industrial se vio facilitada por la gran disponibilidad interna de mano de obra, que substituyó la inmigración internacional.  Vargas no tomó medidas para alterar las condiciones de trabajo vigentes en el campo y promulgó una extensa legislación del trabajo que concedió a los trabajadores urbanos ventajas como la estabilidad en el empleo, derecho de vacaciones, de jubilación, etc., estableciendo, al mismo tiempo, el estricto control de sindicatos por el Estado. Ver Deuda externa brasileña

El período democrático

La caída de Vargas, en octubre de 1945, está relacionada con la coyuntura internacional.  Si bien el gobierno brasileño había oscilado en su política exterior, acabó por inclinarse por la alianza contra las potencias del Eje.   Brasil envió una Fuerza Expedicionaria a Europa, que luchó en los campos de Italia.  El contraste entre la lucha por la democracia en el frente externo y la vigencia de una dictadura en el interior del país alentó a sectores de la clase media con poder movilizador (estudiantes, periodistas, etc.) a luchar por la caída de Vargas.   Además, la opción de éste por una política populista lo convirtió en persona no grata para una parte de la cúpula de las Fuerzas Armadas.

El prestigio de Vargas puede ser medido por su éxito en las elecciones de 1950.   Sin embargo, una política nacionalista, aunque oscilante, cuyo punto más alto fue la institución del monopolio estatal del petróleo (Petrobrás) y el incentivo a la sindicalización de los trabajadores, dieron origen a una fuerte campaña anti-Vargas, llevada a cabo por sectores de las Fuerzas Armadas, con base social en la clase media.  Las presiones contra Vargas, acusado, entre otras cosas, de promover una "República sindicalista", en alianza con Perón, lo llevaron al suicidio.

Dos datos al menos deben ser destacados en los años que van desde el suicidio de Vargas hasta la implantación de una dictadura militar en 1964.  Desde el punto de vista económico, el presidente Juscelino Kubitschek (1956-1960) - cuyo nombre está ligado a la construcción de Brasília- inició el paso de una política nacionalista a una de corte "desarrollista", tratando de garantizar la expansión económica con apoyo en el ingreso de capitales extranjeros.  Éste se evidenció, por ejemplo, en la forma de implantación de la industria automotriz.   Desde el punto de vista político, la renuncia súbita del presidente Jânio Quadros, sucesor de Kubitschek, abrió el camino para el descontrol que condujo al golpe de marzo/abril de 1964.  La liquidación del régimen democrático se asoció con una radicalización de posiciones a la izquierda y a la derecha, y con la intensificación de los movimientos sociales inclusive en el campo, y condujo al colapso de la alianza populista entre el Estado, la clase trabajadora organizada y la burguesía nacional.


El régimen militar

El régimen autoritario instalado en Brasil tuvo algunos rasgos característicos.  En primer lugar, no existió una dictadura unipersonal, pues diferentes generales se sucedieron a lo largo del tiempo, en períodos prefijados.   En segundo lugar, aunque las libertades públicas fueron suprimidas y las arbitrariedades eran escenas cotidianas, el congreso continuó funcionando, así como un controlado sistema bipartito.

En cuanto crecieron la concentración de la renta y la deuda pública, se dio una importante modernización del país, en el área de las comunicaciones, del sector financiero y de la diversificación de las pautas de las exportaciones.

La crisis del régimen autoritario se debió a una serie de factores, entre los cuales debemos mencionar la crisis económica y fiscal y las exigencias de implantación de un orden democrático por parte de una sociedad que se había vuelto más compleja y más activa.


Transición y consolidación democrática

La transición del Brasil a la democracia fue larga y resultó de un acuerdo entre una facción política que apoyaba al régimen militar y la oposición moderada.  La elección de Tancredo Neves, por vía indirecta, por el Congreso Nacional (1984), puede ser tomada como fecha simbólica de la democratización.

A este hecho lo siguieron el episodio dramático de la muerte de Tancredo Neves sin que llegase a asumir la presidencia, el gobierno del vicepresidente José Sarney y la primera elección directa en el país, después de casi treinta años, la que llevó al poder a Fernando Collor.  El impeachment de éste, asociado con las acusaciones de corrupción, representó un hecho triste pero, al mismo tiempo, revelador de las presiones tendientes a la moralización de las costumbres políticas.

El actual presidente, Fernando Henrique Cardoso, prosigue con éxito la reducción de la inflación (Plan Real) y la amplia reforma del Estado.  A la vez se enfrenta con difíciles desafíos en el área social sin solución a corto plazo


Introducción a la Geografía e Historia del Brasil 1995 - Luiz Henrique Pereira Da Fonseca Embajador de Brasil

Este trabajo, elaborado en 1996 por la Embajada del Brasil, tiene por objetivo divulgar la Geografía e Historia brasileña a los estudiantes de El Salvador

Índice

Geografía:

Historia

Bibliografía

GEOGRAFÍA
BRASIL. DATOS GENERALES Y ECONÓMICOS

Nombre oficial: 

República Federativa del Brasil.

Capital:

Brasilia.

Nacionalidad:

Brasileña.

Lengua oficial:

Portugués.

Fechas nacionales:

7 de septiembre (Día de la Independencia)
15 de noviembre (Proclamación de la República)

Régimen de gobierno:

República presidencialista

División administrativa:

26 Estados y un Distrito Federal;
5,024 municipios (1994).

Jefe de Estado y Gobierno:

Femando Henrique Cardoso.

Régimen partidario:

Pluripartidarismo.

Legislativo:

Bicameral - Senado con 81 miembros y Cámara de Diputados con 513 miembros, electos por medio del voto directo, para un mandato de 8 y 4 años respectivamente.

Moneda:

Real (Dividido en 100 centavos 1 dólar = 1 real)

PIB:

U$531.0 mil millones (1994). Actualmente. se calcula el PIB real en cerca de U$700 mil millones.

LOCALIZACIÓN DEL BRASIL EN AMÉRICA DEL SUR Y EN EL MUNDO.

Superficie territorial:

8.647.403.5 Km2

Extensión de fronteras:

15.719 Kms. Brasil, con sus dimensiones continentales, tiene fronteras con la Guyana Francesa, Surinam, Guyana, Venezuela, Colombia, Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Argentina, o sea, con todos los países Sudamericanos, a excepción de Chile y Ecuador.

Extensión de la costa

7,367 Km.

 

DIVISIÓN ADMINISTRATIVA

1) Regiones

Región

Área

Población

Norte

3,815,560

10,257,266

Nordeste

1,556,001

42,470,225

Sudeste

924,266

62,660,700

Sur

575,316

22,117,026

Centro-0este

1,604 852

9,412,242

2) Estados de la federación

Región

Estado

Capital

Norte

Acre

Río Branco

 

Amapá

Macapá

 

Amazonas

Manaus

 

Pará

Belém

 

Rondonia

Porto Velho

 

Roraima

Boa Vista

Nordeste

Alagoas

Maceió

 

Bahía

Salvador

 

Ceará

Fortaleza

 

Maranhão

São Luis

 

Paraíba

João Pessoa

 

Pernambuco

Recife

 

Piauí

Teresina

 

Río Grande do Norte

Natal

 

Sergipe

Aracaju

Sudeste

Santo

Vitoria

 

Minas Gerais

Belo Horizonte

 

Río de Janeiro

Rio de Janeiro

 

São Paulo

São Paulo

Sur

Paraná

Curitiba

 

Río Grande do Sul

Porto Alegre

 

Santa Catarina

Florianópolis

Centro-Oeste

Distrito Federal

Brasilia

 

Goiás

Goiania

 

Mato Grosso

Cuiabá

 

Mato Grosso do Sul

Campo Grande

 

Tocantins

Palmas

 

RELIEVE

El relieve brasileño se caracteriza por presentar pequeñas altitudes, que raramente pasan de los 2,000 metros y en su mayor parte es formado por llanuras y por dos mesetas, que son la Meseta de las Guyanas y de Venezuela y la Meseta Brasileña, que a su vez está subdividida por las Mesetas Atlántico, Central y Meridional.

Las principales llanuras son la Amazónica, del Pantanal Matogrossense y la Costera.

 

CLIMA

El territorio brasileño presenta una diversidad y riqueza de paisajes que cambian de acuerdo a cada región, así como también un clima muy variado. Existen regiones más calientes, con vegetación típica de los lugares de climas tropicales como la caatinga del nordeste (semi árido), el cenado (semi húmedo), la selva Amazónica (con mucha lluvia) o la zona costera. El sur del país presenta un clima subtropical, o sea, más frío, incluso llegando a nevar en el invierno La vegetación en esta región generalmente es compuesta de coníferas.

 

HIDROGRAFÍA

El Brasil posee una de las más grandes redes fluviales del planeta, con ríos de diversos tamaños, como el de Amazonas que es el más largo y caudaloso del mundo. Los ríos brasileños son alimentados por las lluvias. Sólo el Amazonas recibe, en determinadas épocas, agua que proviene del derretimiento de la nieve de la Cordillera de los Andes. Los mismos desembocan en el Océano Atlántico. En su mayoría son ríos de mesetas, aprovechados para la producción de energía eléctrica, como la presa Hidroeléctrica de ltaipú, entre Brasil y Paraguay, una de las más grandes del mundo.

 

CUENCAS

Las principales cuencas hidrográficas de Brasil son:
Cuenca Amazónica, del Tocantins-Araguaia, del São Francisco, Platina.

 

DEMOGRAFÍA

 

Población:      151.523.449 (Estadística de 1993)
 

Densidad:      17.7 hab/Km2 (1993)
La formación del pueblo brasileño es muy variada. Cuando los portugueses llegaron a Brasil, en el año 1500, la población indígena que ya habitaba este territorio, se fue mezclando. Posteriormente fue traída mano de obra esclava procedente de África lo que aumentó la mezcla racial. Desde entonces la migración extranjera hacia Brasil ha sido muy grande, japoneses. chinos, coreanos, árabes, españoles, italianos, alemanes y eslavos son los grupos más representativos en la actualidad, formando grandes colonias Esta diversidad de pueblos también aumentó el mosaico cultural presente en el cotidiano brasileño Esto se observa, por ejemplo. en la comidas y danzas típicas

 

HISTORIA
 

PORTUGAL ANTES DEL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA.

Portugal, por ser un país ubicado en el extremo del continente europeo, siempre tuvo vocación por la navegación. De hecho, Portugal fue pionero en el descubrimiento de muchas tierras y del desarrollo de la navegación astronómica, al mismo tiempo que otras naciones europeas todavía no se aventuraban "al Mar Océano". Esto sucedía en los siglos XIII y XIV. En aquella época, en Portugal como en toda Europa Occidental, el absolutismo monárquico era la forma de gobierno. El rey tenla todos los poderes sobre los súbditos, él los representaba y de igual forma, con talas las prerrogativas humanas y divinas, los gobernaba. La voluntad del soberano imperaba. Altamente centralizado el poder en manos del rey y el tesoro real en permanente déficit, se buscaba la forma de financiamiento de la Corona, con operaciones lucrativas tales como el tráfico de esclavos africanos, practicado aun antes de la fase de los descubrimientos (1441).

 

EL DESCUBRIMIENTO DE BRASIL.

Comandada por Pedro Alvares Cabral, una flota de 12 carabelas llega a Brasil el 22 de abril de 1500. El día 24 de abril, fray Henrique de Coimbra, capellán de la escuadra, celebró la primera misa de los portugueses en suelo brasileño. Después de divulgada la noticia del Descubrimiento, rápidamente la Corona portuguesa envió una expedición exploratoria, navegando más de 2,500 millas, dando nombres a los lugares encontrados. En la segunda expedición enviada, entre los años de 1502 y 1503, participa Américo Vespucio, quien trabajaba, en aquel entonces, para Portugal.

 

ANTECEDENTES INDÍGENAS

Los portugueses, según algunos historiadores, encontraron entre 1 millón y 3 millones de indígenas, que en cinco siglos se redujeron a los actuales 280,000, de acuerdo con la FUNAI (Fundación Nacional del Indio). Los pueblos nativos fueron clasificados sólo hasta 1884, registrando la presencia de cuatro grupos principales: Tupi-guaraní, Je o Tapuia. Naipure y Caraíba Eran sociedades organizadas en tribus, basadas en el patriarcalismo y en una división sexual y de edad del trabajo. Vivian principalmente de la caza y la pesca, de la recolección de frutos y raíces Otros grupos practicaban una agricultura de subsistencia Sembraban tabaco maíz, camote, yuca, ayote y otros Usaban las quemas como forma de limpiar el suelo. Los portugueses introdujeron otros cultivos como el arroz, algodón y caña de azúcar

 

BRASIL COLONIAL. ECONOMÍA.

Endeudado por las inversiones hechas en los viajes hacia Oriente, Portugal tenía esperanzas de obtener oro y piedras preciosas en América. Sin embargo, para garantizar la posesión del nuevo territorio frente a las otras potencias extranjeras, era necesario ocupar y poblar el mismo, El período colonial comienza con la expedición de Martim Afonso de Souza, en 1530, y va hasta la proclamación de la Independencia por Don Pedro I, el 7 de septiembre de 1822. Inicialmente, la colonia fue dividida en 15 capitanías. territorios donados a doce "capitanes donatarios". pertenecientes a la pequeña nobleza y enriquecidos con el comercio de Oriente, De las quince capitanías sólo las de São Vicente y de Pernambuco tuvieron éxito. especialmente por el cultivo de la caña de azúcar. Posteriormente. Portugal adoptó otras formas eficaces de administrar todo el territorio colonial. La economía colonial estaba integrada al proceso de expansión del capitalismo mercantil. Portugal tenía el monopolio del comercio de la colonia. La producción recaía en la monocultura, en el latifundio y en la utilización de la mano de obra esclava, primero de los indígenas y después de los negros. La esclavitud indígena es usada en diferentes regiones de Brasil hasta mediados del siglo XVIII. La caza al indio no le rinde ganancias a Portugal. La esclavitud de los africanos y su tráfico constituyen actividades más lucrativas. El primer grupo de esclavos negros que llegó a Brasil provenía de Guinea, en la expedición de Martim Afonso de Souza, en 1530. A partir de 1559 el tráfico negrero se intensifica La Corona portuguesa autorizó que los dueños de los ingenios de azúcar pudiesen comprar hasta 120 esclavos al año. El gobernador Correa de Sá oficializa el tráfico de negros en 1568, Solo en Pernambuco, en 1590, se registró la entrada de 10,000 esclavos.

El cultivo de la caña de azúcar se expandió, en especial en el Nordeste del país A finales del siglo XVII se estima que existían 528 Ingenios de caña de azúcar en la colonia.

 

LA CONJURA MINERA

Los llamados "inconfidentes" querían la independencia de Brasil e instaurar la República. Integrados por los intelectuales de la época. pretendían la manufactura, que era prohibida, pero no así la esclavitud. Joaquim José da Silva Xavier era uno de los líderes del movimiento, pero es delatado, condenado a muerte y ejecutado el 21 de abril de 1792 Dicho movimiento tuvo grandes repercusiones a favor de la independencia de Brasil

 

LA CORTE PORTUGUESA EN BRASIL

Al inicio del siglo XIX, la política expansionista de Napoleón Bonaparte altera el equilibrio europeo Napoleón prohíbe el comercio de los países del continente con Inglaterra. pero Portugal continúa negociando con los ingleses. Como represalia Portugal es invadido y la Familia Real portuguesa se transfiere a Brasil, en enero de 1808, lo que transforma a Brasil en la sede de la monarquía. Don João VI decreta el libre comercio de sus puertos con las naciones amigas, incentivando la producción y el consumo. También estimula la educación, las ciencias y las artes. Don João instala la primera imprenta, y crea escuelas de enseñanza superior.

 

LA INDEPENDENCIA

Cuando João VI regresa a Portugal, deja a su hijo Don Pedro I como príncipe regente de Brasil Pero Portugal continúa tomando medidas para mantener su dominio sobre la colonia y amenaza enviar tropas para controlar los movimientos independentistas. Don Pedro I proclama la Independencia de Brasil, cerca de São Paulo, el día 7 de septiembre de 1822. Es proclamado Emperador el 12 de octubre y coronado el 1ero de Diciembre. La monarquía brasileña se muestra altamente centralizadora, manteniéndose en el poder por 67 años. En todo ese tiempo hubo muchos conflictos con los ideales liberales insurgentes. El 15 de noviembre de 1889 es proclamada la República.

 

LA OBRA DEL BARÓN DE RÍO BRANCO

A lo largo de su historia, Brasil se ha caracterizado por la solución pacífica de sus problemas, especialmente en el aspecto de sus fronteras. Eso en gran medida se debe al trabajo del Barón de Río Branco, así conocido el diplomático brasileño más importante de la historia. A él se debe la demarcación de las principales fronteras con los países vecinos. Fue un gran negociador en las cuestiones de litigios fronterizos, llegando siempre a resultados muy positivos para la soberanía y territorialidad de Brasil. Basado en el principio de la posesión y utilización del suelo para la limitación de las fronteras de tan extenso país, como lo es Brasil, el Barón de Río Branco resolvió las diferencias limítrofes con justicia, llevando los países fronterizos a una coexistencia pacífica, permanente, hasta los días de hoy, y lanzando nuevas bases para la política internacional El pueblo brasileño le debe a Río Branco esa armonía con los países vecinos, siendo un ejemplo para el mundo.

 

PRESIDENTES DE BRASIL

Marechal Deodoro da Fonseca

1889-1891

Marechal Floriano Peixoto 

1891-1894

Prudente José de Moraes Barros

1894-1898

Manoel Ferraz de Campos Salles

1898-1902

Francisco de Paula Rodrigues Alves

1902-1906

Affonso Augusto Moreira Penna

1906-1909

Nilo Peçanha

1909-1910

Marechal Hermes da Fonseca

1910-1914

Venceslau Bras Pereira Gomes

1914-1918

Delfim Moreira

1918-1919

Epitácio da Silva Pessoa

1919-1922

Arthur da Silva Bernardes

1922-1926

Washington Luis Pereira de Souza

1926-1930

Getulio Vargas

1930-1945

José Linhares

1945-1946

Eurico Gaspar Dutra

1946-1951

Getulio Vargas

1951-1954

João Café Filho

1954-1955

Juscelino Kubitschek de Oliveira

1956-1960

Janio Quadros

1961-1961

João Goulart

1961-1964

Humberto Castelo Branco

1964-1967

Arthur da Costa e Silva

1967-1969

Emilio Garrastazu Médici

1969-1974

Ernesto Geisel

1974-1979

João Baptista de Oliveira Figueiredo

1979-1985

José Sarney

1985-1990

Fernando Collor de Mello

1990-1992

Itamar Franco

1992-1995

Fernando Henrique Cardoso

1995

 

MERCOSUR

La palabra más difundida en la economía actual es la globalización. Por eso, el modelo adoptado con éxito por Brasil en los años 50 - el de "sustitución de las importaciones" que posibilitó la industrialización del país - va siendo gradualmente cambiado por uno más moderno, abierto y competitivo. Por otro lado, Brasil ha buscado consolidar la integración regional, como lo confirman los recientes avances verificados en el PERCUSOR, al inicio compuesto por Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, al cual desean también ingresar otros países de América del Sur Se amplía, de esa forma, el diseño original de la integración del área, más aún cuando se vislumbran probables conexiones del MERCOSUR con el NAFTA, el SICA, el CARICOM y otras instituciones regionales. El objetivo es crear una Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), a partir del año 2004.

 

PLAN REAL

Los avances a nivel interno que se pudieron registrar en Brasil a partir del año de 1992 solamente fueron posibles por la adopción del Plan Real que, con una nueva moneda. representó no solo un cambio en la estructura financiera del país, sino también un cambio de sustancia en los mecanismos de los controles económicos. Así, con la disminución progresiva de la inflación hubo un significativo aumento del poder de compra de la población, lo que causó una diversificación del mercado y de los hábitos de consumo, facilitando la importación de ciertos bienes, Además, con la estabilidad económica, innumerables inversiones fueron reactivadas, tal como lo demuestra la instalación de fábricas de transnacionales en Brasil

Para el presidente Fernando Henrique Cardoso - que fue Ministro de Hacienda del Gobierno del presidente Itamar Franco, cuando en 1994 se creó el Plan Real - Brasil ya se puede considerar un país desarrollado, aunque en lo social continúa injusto. Existe conciencia de que permanecen las diferencias sociales. Los niveles de destinación de los recursos en salud y educación todavía no son los deseables, principalmente si se considera que hay diferencias aún mayores cuando se trata de grandes ciudades y municipios del interior.

Sin embargo, los últimos índices sobre mortalidad infantil, expectativa de vida y alfabetización ya presentaron cifras más favorables. Técnicas médicas alternativas, creatividad, propaganda en la televisión son algunos de los factores que mucho han contribuido para mejorar el nivel de vida de la población,

 

Himno nacional del Brasil

MÚSICA :         Francisco Manuel da Silva (1795/1865)
VERSOS:
       Joaquim Osorio Duque Estrada (1870/1917)

Ouviram do Ipiranga as margens plácidas
De um povo heróico o brado retumbante.
E o sol da liberdade em raios fúlgidos.
Brilhou no céu da pátria nesse instante
Se o penhor dessa igualdade
Conseguimos conquistar com braço forte.
Em teu seio, ó liberdade,
Desafia o nosso peito a própria morte!
Ó Pátria amada
Idolatrada
Salve' Salve!
Brasil um sonho intenso, um raio vívido.
De amor e de esperança à terra desce,
Se em teu formoso céu risonho e límpido
A imagem do Cruzeiro resplandece
Gigante pela própria natureza
És belo, és forte, impávido colosso,
E o teu futuro espelha essa grandeza,
Terra adorada!
Entre outras mil
És tu, Brasil,
Ó Pátria amada
Dos filhos deste solo és mãe gentil
Pátria amada
Brasil!
Deitado eternamente em berço esplêndido, ao som
do mar e à luz do céu profundo,
Fulguras, Ó Brasil florão da América,
Iluminado ao Sol de Novo Mundo!
Do que a terra mais garrida,
Teus risonhos lindos campos têm mais flores,
"Nossos bosques têm mais vida"
"Nossa vida" no teu seio "mais amores"
Ó pátria amada
Idolatrada
Salve! Salve!
Brasil, de amor eterno seja símbolo
O lábaro que ostentas estrelado,
E diga o verde-louro dessa flâmula
- paz no futuro e glória no passado -
Mas se ergues de justiça a clava forte,
Verás que um filho teu não foge à luta,
Nem teme, quem te adora, a própria. morte
Tena adorada...


Bibliografía

Almanaque Abril 1995. Editora Abril, São Paulo 1995
Assad, Rosemary Faria. Estudos Sociais: educação e desenvolvimiento. São Paulo Editora do Brasil 1989
Holanda, Sergio Buarque de - A Época Colonial. São Paulo. Difusão Europeia de livro 1968.

AVIZORA
TEL: +54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 / ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com - Copyright © 2001 m. Avizora.com