Google

Avizora - Atajo Google


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Gastronomía
¿Qué sabe Ud del corcho?
La verdad detrás del corcho

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Brillat-Savarin
- Beber vino es un arte: Disfrútelo
- Yerba maté. Maté. Yerba mate
- 23 razones para hacer el amor
- Cócteles Afrodisíacos

 

Google

Avizora - Atajo Google
 

 

 

270908 - BBC, Portugal - Paul Henley - "No es sólo un árbol lo que estamos tratando de proteger acá. Es todo un ecosistema", dice Antonio Ferreira, quien por muchos años ha sido terrateniente y productor de corcho en el distrito de Coruche en Portugal.

El corcho se obtiene de la corteza del árbol. >>>

"El bosque que usted ve a su alrededor ha estado así durante cientos de años. Es así como debe estar".

Antonio señala hacia los alcornoques cuyas raíces mantienen unida a la tierra, en un país con clima cada vez más extremo, donde los chaparrones pueden ser seguidos por muchas semanas sin lluvia.

Esta zona no sólo ha evitado la desertificación típica de gran parte del sur de la península ibérica, sino que además hay una abundancia de vida.

Lea: El vino y las mujeres, prolegómenos para una metafísica existencial

Entre los alcornoques abundan las flores salvajes, que a su vez traen a las abejas y posibilitan la producción de miel.

Algunos de los animales, pájaros e insectos de este bosque son únicos.

Sobre las raíces se cultivan hongos. Ganado como ovejas y cerdos se alimentan de las bellotas en el otoño y a su vez ayudan a fertilizar la tierra.

Hoy, siendo el día de cultivo, estos boques están repletos de gente y de tractores.

Se cumplen exactamente nueve años desde que a estos árboles se les quitó la corteza que es la principal fuente de ganancias para estos terratenientes.

Ahora la corteza ha vuelto a crecer, tiene varios centímetros de grosor y está lista para ser recogida.

Lea: Historia del Champagne

Trabajo delicado

Los productores no se arriesgan a dejar a cualquiera con un hacha afilada cerca de estos árboles. Los hombres que cortan con cuidado esta corteza y pelan pedazos del tamaño de un humano del exterior del tronco, han hecho este trabajo por años.

"Es como cortar tela para armar un vestido", describe Ferreira.

Conceicao Silva, quien trabaja como ingeniero de bosques para la organización que vigila lo estándares medioambientales de la industria, agrega: "Si golpeas la rama demasiado fuerte con el hacha se podría hacer un daño permanente, que eliminaría la cosecha por generaciones".

"Si está bien manejado, lo que tenemos aquí es el recurso sostenible perfecto".

Pasará más de un año antes de que estos pedazos curvos de corteza aparezcan en botellas de vino en todo el mundo.

Primero tendrán que ser secados lentamente al sol, luego hervidos, categorizados, esculpidos y cortados.

Si está bien manejado, lo que tenemos aquí es el recurso sostenible perfecto - Conceicao Silva, ingeniero de bosques

Los mejores -pedazos no adulterados de corcho natural- protegerán a los más finos vinos rojos mientras maduran por décadas.

Las partes de menor calidad se cortarán en pedazos más pequeños y formarán una amalgama que podrá ser usada para sellar una botella de cerveza o revestir el piso de un baño.

Lea: Glosarios del Vino

Nueva tendencia

Pero el corcho solamente crece alrededor del Mediterráneo. Los productores de vino en las Américas, Australia y Nueva Zelanda comenzaron hace tiempo a revelarse contra la tradición y utilizan tapones de plástico o tapas a roscas.

Muchos vitivinícolas europeos siguieron sus pasos y de pronto el corcho ya no tiene el monopolio en lo que siempre fue su mercado más vital.

A dos horas de donde se lleva acabo la cosecha, en las calles de la capital portuguesa Lisboa, los bebedores de vino son en su mayoría ignorantes de las implicaciones que tiene su opción de tapa.

La mayoría de los que hablan conmigo prefieren el corcho.

"Abrir el vino no es lo mismo sin ese ruido que se hace al girar el corcho, y el 'pop' final", me dice un estudiante que visita desde California.

"Supongo que lo que me gusta es el sentido ceremonial".

Pero cuando pregunto cuál es la opción más ecológica, muchos asumen que es mejor evitar el producto natural.

"Supongo que no deberíamos estar cortado los árboles", afirma una pareja austriaca.

Vanessa Linforth, que dirige el programa de bosques de la Asociación de Tierra para el Mediterráneo, me cuenta que dedica gran parte de su trabajo a corregir este tipo de error conceptual.

"La gente pudo haber escuchado campañas desinformadas", señala.

"Hubo una hace como ocho años, que aseguraba que la producción de corcho estaba destruyendo un hábitat vital. De hecho, lo está preservando".

"Creo que recientemente hemos logrado llevar nuestro mensaje a más personas. (El entrenador de fútbol) José Mourinho fue la cara de nuestra campaña más reciente, en la que incitábamos a los bebedores de vino a 'ponerle el corcho'".

Lea: Vino y Religión

Problemas del corcho

Sin embargo algunos productores de vino no europeos afirman que están cansados de pelear contra la llamada tradición vitivinícola.

Sienten que ya ha sido suficiente esfuerzo convencer a los importadores que el vino de calidad no necesariamente tiene que venir de los viñedos ancestrales del sur de Europa.

Para vino añejo, pequeñas cantidades de oxígeno deben entrar a la botella para permitir que envejezca correctamente. Y sólo el corcho puede lograr eso - Pedro Borba, responsable por la calidad del corcho

Prefieren la tapa a rosca, que no tienen que importar y que eliminan el peligro de la contaminación que se produce a veces por un químico presente en corchos mal procesados, que dejan al vino sabiendo a corcho.

En años recientes Portugal ha dedicado mucho tiempo y esfuerzo a combatir este problema.

Pedro Borba, quien me llevó a visitar una planta de procesamiento cerca de la zona de la cosecha, y quien es personalmente responsable de determinar la calidad del corcho, afirma que la cantidad de vino que se pierde por esta contaminación puede ser reducida a cero si se toman las precauciones correctas.

Pero su principal motivo en favor de preservar el corcho es práctico.

"Una tapa a rosca puede ser adecuada para un vino que va a ser consumido en un espacio de semanas, incluso meses, desde que deja el viñedo".

"Pero para vino añejo, pequeñas cantidades de oxígeno deben entrar a la botella para permitir que envejezca correctamente. Y sólo el corcho puede lograr eso".

Casi el 90% del mercado del corcho está dedicado a la industria de las bebidas.

Pareciera que los consumidores llevan una responsabilidad mucho mayor de lo que creen en el futuro de la industria del corcho, y posiblemente en el destino de una región del Mediterráneo única.

 


 

 

 

 
 

 
 

 

AVIZORA.COM
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com