Biografías / Biographies
Giacomo Puccini

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos


Buscar en Avizora y Atajo - by freefind

La Bohème - Giorgio Vasari Vida y obra / Biography - Textos sobre Arquitectura -  Le Corbusier - León Battista Alberti - Música

Contenidos disponibles en español y en inglés - Availables resources in spanish and english - Compilador / Compiler: Jorge Tobías Colombo

. Biography (English)

Biografía 1
(Español)

Giacomo Puccini nace el 22 de Diciembre de 1858 en Lucca, Toscana. Es sexto hijo, y primer varón, de Michele Puccini (1813-1864) y Albina Magi (1831-1884). Fue bautizado con el nombre de Giacomo Antonio Domenico Michele Secondo María Puccini. Giacomo pertenece a la quinta generación de los Puccini que sirvieron a la república y a la iglesia como compositores desde puestos oficiales de cierta importancia.

A los 6 años falleció su padre dejando a siete huérfanos y una viuda en situación de pobreza. Las autoridades de Lucca le otorgan el cargo de organista y maestro de capilla a su tío Fortunato Magi con la condición de ceder el puesto a Giacomo Pucicni cuando se encuentre capacitado para el mismo. Puccini inicia sus estudios musicales con su tío Fortunato, director de Instituto musicale Pacini, y más tarde con su maestro, Carlo Angeloni. De pequeño Puccini cantaba en el coro de la catedral de San Matino y de la iglesia de San Michele, y empezó su carrera musical a los 14 como organista en las iglesias situadas en los alrededores de Lucca.

La excursión que realizó para escuchar Aida en 1876 cuando tenía 18 años, haciendo a pie los 18 kilómetros que hay desde Lucca hasta Pisa, le supuso el descubrimiento del mundo de la ópera, y le hizo decidir su futuro.  En ese mismo año escribió "Preludio en mi menor" para orquesta. Un año más tarde, "Plaudite Populi" para coro y orquesta y en 1878, Gredo.

Por una beca de la Reina Margherita y la financiación de una familiar, pudo estudiar en el Conservatorio de Milán en 1880. Aunque ya no estaba en la edad permitida - tenía 22 años - aprobó el exámen e ingresó a las clases superiores de composición. El primer año estudiaba con el famoso compositor y violinista Antonio Bazzini, uno de los pocos músicos italianos que tenía estilo europeo. Con él Puccini escribió una pieza para cuarteto de cuerdas al estilo Mendelson. El año siguiente, Puccini pasó a la tutela de Ponchielli. Ponchielli, compositor de la ópera "La Gioconda", le inició el gusto por el escenario, y le animó escribir ópera. Hizo todo lo que pudo para fomentar y promocionar la carrera operística de Puccini.

Aparte las lecciones con su principal maestro Ponchielli, Puccini tuvo ocasión de codearse en Milán con los ilustres intérpretes con los que contaba Italia, resultando del mayor interés los encuentros y conversaciones que estas originaron. Su inteligencia juvenil se enriqueció considerablemente al contacto con los espectáculos de los que pudo ser testigo. De hecho su verdadera pasión por la ópera se despertó al asistir en Pisa a la representación de Aida de Verdi.

El fruto de sus estudios en el Conservatorio fue Preludio Sinfónico y Capriccio Sinfónico, con el cual se graduó en 1883, obtenido el diploma de "Maestro di Musica." Ambas obras demuestran la riqueza de imaginación orquestal y su caracterizado armonía y melodía.

A  través de Ponchielli, Puccini conoció a su primer libretista Ferdinando Fontana, y su primera colaboración fue "Le Villi". Puccini escribió esta ópera, durante su época de estudiante con la idea de participar en un concurso organizado por "Sonzogno" en 1882. A pesar de no ganarlo, despertó el interés de Giulio Ricordi, quien no solo publicó la partitura, sino también la hizo representar en el Teatro del Verme en Milán. La obra tuvo tanto éxito que el teatro de la Scala la escogió para la siguiente temporada. Desde entonces, Ricordi estableció una gran relación con Puccini y le encargó su segunda opera, Edgar.

A los 25 años, el joven Puccini conoció a Elvira, la mujer de un rico marchante de Lucca y que estaba dispuesta a cambiar la seguridad de su existencia burguesa por la libertad de una vida de artista. Iniciaron una romance y se fugaron juntos de Lucca con la hija de ella. El 23 de diciembre de 1886 nació el hijo de ambos, el único hijo de Puccini, Antonio. Elvira, datada de belleza y fuerza de voluntad, soportó todas clases de crítica de una rígida sociedad católica asumiendo la pobreza voluntariamente elegida. Sin embargo, esta relación solo pudo legalizarse en 1904, tras la muerte del marido de ella.

Después de casi 4 años del trabajo, la segunda ópera de Puccini, Edgar, se estrenó en 1889. No obstante, no obtuvo éxito, porque el libreto no estaba a la altura del compositor. El maestro tuvo que  revisar la partitura en varias ocasiones.

Este fracaso fue un duro golpe para Puccini que ya tenía 31 años y otro fracaso podría suponer el final de su carrera musical. Su editor, Giulio Ricordi le dijo: "Recuerda, Puccini, estás en el momento más difícil de tu vida artística.... No te dejaré en la estacada. Dejemos de torturarnos, pongámonos manos a la obra y tratamos de encontrar un buen tema y un buen autor. "

En 3 de abril de 1890, el compositor envió una cata a su hermano menor Michele, que estaba en Argentina, dice así: ... Si pudieses hallar la manera de ganar dinero, iría a donde estás. ¿Hay alguna posibilidad para mí por allí? Abandonaría todo. Escríbeme con frecuencia y cuéntame todo lo que haces ... Anoche trabajé hasta las tres de la madrugada, y luego cené un manojo de cebollas. Aquí los teatros son mezquinos, el público se vuelve cada vez más difícil.¡Dios me ayude! Estoy preparado para ir si me escribes. Pero necesitaré dinero para el viaje, te lo advierto."

La carta de su hermano impidió el viaje. Dice Michele: " .... No vengas. No puedes ni imaginar lo que he pasado. Trabajaba como un esclavo sin ganancia alguna debido al alto costo de la vida..."

Lo que hizo Puccini para cambiar su vida fue trabajar mucho. Esta vez en "Manon Lescaut". Para no repetir el error cometido con Edgar, Puccini trabajaba con ocho libretistas (incluyendo el propio Puccini y Ricordi). Fue la primera ópera en la que el maestro eligió el argumento, aunque Ricordi intentó cambiar su idea por temor a la comparación con Massenet. Frente a la forma francesa de Massenet, Puccini quiso traducirla a la forma italiana - con pasión desesperada. El estreno obtuvo un gran éxito que pronto se extendió fuera de Italia. En plena euforia del éxito, Pucicni dijo a un allegado "Creo entender bien el lenguaje de la ópera y el arte del drama, estoy seguro de poder triunfar en este campo." "Manon Lescaut" convirtió a Puccini en un compositor conocido internacionalmente. Un año después de su estreno en Turín, se estrenó en Buenos Aires, Río de Janeiro, St. Petersburgo, Madrid, y Hamburgo, unos años más tarde, en Londres, Lisboa, Budapest, Praga, Philadelphia, etc. La situación financiera de Puccini cambió por completo, y le permitió el lujo de construir su propia finca en Torre del Lago.

Después del enorme éxito de "Manon Lescaut", Puccini quiso traer de vuelta a Italia a su hermano, pero su intento no prosperó. La muerte de Michele fue un misterio, nadie sabe los detalles de esta historia y Puccini, por lo menos públicamente, no habló nunca más de ella.

En una ocasión, Puccini confesó:"Siempre he llevado conmigo una pesada  carga melancólica. No tengo ninguna razón para ello,pero así me siento." Hay razones  para presuponer que, en parte, esa melancolía tuvo su origen en la pérdida de su padre a temprana edad. También es probable que la muerte de su hermano en condiciones tan dramáticas hubiera dejado huellas dolorosas en su alma.

Puccini produce sus operas en intervalos muy largos, a causa de su lentitud a la hora de buscar argumentos. Es sumamente exigente con el texto. Raramente satisfecho, vigila los matices menores para que la elección de los términos esté conforme con sus previsiones y ordenados según su lógica. Además participa personalmente en los temas relacionados con la producción de sus óperas, desde seleccionar cantantes, directores hasta supervisar los ensayos. Hace todo lo posible por estar presente en los ensayos y representaciones

Después de "Manon Lescaut", el problema de los libretistas fue solucionado por Ricordi. Éste le proporcionó un "equipo" de libretistas formado por Luigi Illica, que trabajaba en los diálogos, y Giuseppe Giacosa, en lo concerniente a los versos. El primer resultado de la cooperación es "La Bohème", basado en la la novela de Henry Murger "Scènes de la vie de Bohème."

Al principio, su colega, Leoncavallo, le ofreció el libreto, pero Puccini, pensaba que no era suficientemente bueno y sugirió a éste poner música a su propio libreto. Así lo hizo Leocavallo, y eso empujó a Puccini a anunciar el proyecto de esta ópera. Aunque Puccini tenía una vida fácil en Torre del Lago, y disfrutaba con sus amigos del pueblo - fundaron un club la Bohème -, el compositor trabajaba tan rápido como sus libretistas. Estrenó la ópera antes que la de Leocavallo. Aunque Puccini prefería un director conocido, aceptó la recomendación de Ricordi de elegir al joven director musical del Teatro Regio - Arturo Toscanini. El estreno tuvo éxito, pero no tanto como el de Manon Lescaut. Las críticas la aceptaron fríamente. Sin embargo, el público se vuelve cada vez más entusiasmado con cada nueva representación, y al final Puccini triunfa con las nuevas producciones de Palermo y Buenos Aires. En dos años, La Bohème se estrenó en las más grandes ciudades del mundo, aunque estuvo excluida del programa de Viena varias temporadas por la hostilidad de Mahler, que prefería la de Leocavallo.

En 1889 Fontano, el libretista de "Le Villi" y "Edgar" surgió a Puccini "La Tosca" de Sardou como el argumento para una nueva ópera, pero el editor Ricordi tardó mucho tiempo en arreglar el tema de los derechos de autor. Mientras discutían el tema, Puccini trabajaba en "Manon Lescaut" y "La Bohème". Como el autor de "Tosca" Victorien Sardou no le gustaba la música de Puccini - en realidad, solo había escuchado "Le Villi" y "Edgar" -, Ricordi arregló "Tosca" para Alberto Franchetti, el rival de Pucicni, y Luigi Illica. En principio Puccini no le interesaba mucho "Tosca" porque tenía dudas sobre el argumento, pero la reunión de Franchetti e Illica con Sardou en París, y la presencia de Verdi en la reunión, despertó el interés de Puccini - quiso la historia para él. Pues eso era lo que quería Ricordi, confiaba que Puccini podría tener más éxito. Al final Ricordi disuade diplomáticamente a Franchetti de musicalizar el drama para que Puccini compusiera la música e Illica escribiera el libreto.

Aunque Puccini tuvo que interrumpir el trabajo por un viaje al extranjero para revisar los ensayos y presenciar la representación de "Manon Lescaut" y "La Bohème", continuó la composición, incluso fue a Roma para estudiar el sonido de las campanas de las iglesias, hablar con un cura sobre la liturgia para el "Te Deum", y consultar a Luigi Zanazzo, poeta y bibliotecario, sobre el verso de las canciones pastorales. El estreno fue un éxito y como "Manon Lescaut" y "La Bohème", se convirtió en una ópera internacionalmente conocida, además de obra de repertorio de todos los teatros del mundo.

Aunque Puccini no entendía inglés, la obra teatral de David Belasco "Madama Butterfly" le dejó una profunda impresión cuando el compositor la vió en Londres en 1900. Al año siguiente Puccini mandó la obra traducida al italiano a Luigi Illica y Giuseppe Giacosa, junto a ellos convenció a Ricordi este proyecto. El trabajo se complicó por el problema de salud de Giacosa en el mayo de 1901 y por el accidente de coche que sufrió Puccini en el 25 de Febrero de 1901. El maestro estuvo ocho meses en una silla de ruedas, además le diagnosticaron diabetes. Desde entonces, la salud del compositor nunca se recuperó por completo. Sin embargo, Puccini volvió a escribir tan pronto como pudo. En el curso de la composición, se vuelve cada vez más interesado por el tema japonés, incluso hablaba con la mujer del embajador de Japón sobre el auténtico motivo del folklore japonés, y consultaba a las actrices japonesas, que estaba en gira en Milán, sobre la forma en la que debía comportarse Madama Butterfly.

Sin embargo, el estreno no obtuvo el éxito que esperaba Puccini. Fue un fracaso inesperado. Como dijo Puccini : "Era como si fuera un linchamiento, los carnívoros no escuchaban ni una nota de mi música. Eran locos, borrachos, y llenos de odio. Pero mi Butterfly no se muere, es la ópera con más profundo sentimiento e imaginación que he creado." Inmediatamente Puccini y sus libretistas se pusieron a trabajar, revisando todo. Dividieron el segundo acto en dos escenas, y eliminaron algunos detalles del primero. Al final la versión revisada fue un gran éxito.

En 1905 cuando Puccini llegó a Argentina, ya no era aquel joven que había acariciado la insensata idea de emigrar, sino un maestro famoso y con éxito para asistir a la representación de cinco óperas suyas - "Edgar", "Manon Lescaur", La Bohème", "Madama Butterfly" y "Tosca" - bajo la dirección de Leopoldo Mugnone y Arturo Toscanini.

Una de las razones de los seis años de silencio que median entre el estreno de "Madama Butterfly" y "La Fanciulla del West" es la muerte de una sirvienta llamada Doria Manfredi. La amistad personal del compositor con la joven causó los rumores del pueblo y los celos de su mujer. Al final, el músico marchó a Roma por supuestos motivos musicales. Al poco tiempo de marcharse, el 28 de enero de 1909, Doria se suicidó ingeriéndose una dosis de veneno. El exámen médico del cadáver certificó la virginidad de la joven, por lo que Elvira, la señora Puccini, fue condenada a varios meses de prisión por difamación y el matrimonio estuvo obligado a pagar una importante suma en concepto de daños y perjuicios.

Cuando Puccini fue a Estados Unidos en 1907 para asistir a los ensayos y estrenos de sus cuatro óperas en el Met, estuvo buscando un nuevo argumento para su próxima ópera, aprovechando la estancia en Nueva York para ver obras de teatro, incluidas tres de David Belasco, una de ellas Madama Butterfly y otra La Fancuilla del West. Le impresionó la historia del Oeste y después de que su amiga Sybil Seligman la tradujo al Italiano, el compositor decidió escoger esta historia para su nueva ópera. Uno de sus antiguos libretistas, Giuseppe Giacosa, ya había fallecido, y el conflicto con otro libretista, Luigi Illica, hizo a Puccini coger un nuevo colaborador, Carlo Zangarini. Sin embargo, Zangarini no pudo pasar de los dos primeros actos, y Puccini tuvo que buscar la ayuda de Guelfo Civinini, quien escribió el tercer acto con las sugerencias de Puccini y revisó los que escribió Zangarini. La orquestación terminó en Julio de 1910 y Puccini y su hijo Tonio viajaron hasta Nueva York para el estreno, que fue un éxito. La música de La Fanciulla del West es la más progresista y moderna que había escrito Puccini. En muy poco tiempo, la ópera se estrenó en Chicago, Baltimore, Philadelphia, etc. y estuvieron en la programación del Met durante las tres temporadas siguientes.

En 1912 fallece el editor Giulio Ricordi quien animó y promovió la carrera operística de  Puccini de forma paternal. El mismo año fallece también su hermana preferida, Ramelda.

Bien es cierto que desde Offenbach todos los compositores ha intentado, por lo menos una vez, acercarse a esa musa alegre y han acariciado la opereta. En realidad, Puccini no tenía ganas de escribir una opereta, pero sí una opereta trágica. Dijo el compositor en una carta: "todavía quiero hacer llorar al público".  En otoño de 1913, Puccini se dejó liar por los directores del teatro Carl para que escribiera una opereta. El resultado fue "La Rondine", y pasó a denominarse "Commedia Lírica", una obra divertida, entre el tono de conversación y la revelación lírica. Algunos la consideran la más floja de sus operas por la falta de melodía lírica al más puro estilo pucciniano. La entrada de Italia en la primera Guerra Mundial del lado de los aliados significa para el estreno de La Rondine en Viena obstáculos insalvables. Al final, la estrenaron en 1917 en Monte Carlo.

La idea de unir varias obras en una sola constituye una expresión de originalidad. Los inicios corresponden a un lento proceso para abandonar poco a poco el mundo conservador del que procedía Puccini. "Il Tabarro", "Suor Angélica" y "Gianni Schicchi" son, por su dureza realista, su sentimentalismo y su serenidad, una fascinante idea teatral. Para el maestro, que a los 50 años comenzó a dedicarse a "Il Tabarro" y que a los 60 años acababa felizmente el proyecto con "Gianni Schicchi", supuso una importante expresión de su arte.

El estreno tuvo lugar en Nueva York, porque la mayoría de los artistas en Italia había sido llamada a filas para la guerra, la vida de la ópera sufría por ello. ¡Cómo le habría gustado sacar a la luz su obra "en casa"! Además resultaba imposible un viaje a Estados Unidos por ser todavía demasiado peligroso, a causa de las minas, y por la dificultad añadida de tener que conseguir un visado. A pesar de ser un estreno sin la presencia del compositor, "Il Trittico" obtuvo un gran éxito, especialmente "Gianni Schicchi".

Después de "Il Trittico" Puccini buscó, en vano, el argumento para su nueva ópera durante dos años. Había pensado en varios proyectos, incluso compuso música para"Christopher Sly" de Giovacchino Forzano, pero lo dejó. Esta situación desesperada cambió cuando surgió el tema de Turandot en una comida con Giuseppe Adami, el libretista de "La Rondine" y "Il Tabarro", y Renato Simoni,  que había adaptado esta historia para una obra del Teatro. Puccini empezó a trabajar con sus libretistas, creando papeles con carácter humano y profundidad psicológica, manteniendo la "Commedia dell'Arte" con los tres papeles de Ping, Pang, Pong.

El compositor empezó a escribir el primer acto en 1 de Enero de 1921 y terminó la orquestación del primer acto en Noviembre de 1922. Mientras trabajaba en la orquestación del segundo acto en el final de 1923, el dolor de garganta y la tos persistente empezaron a darle problemas. Sin embargo, el maestro decidió ignorarlo. En Febrero de 1924 completó el segundo acto. Durante los siguientes meses, Puccini trabajó rápidamente en la orquestación del tercer acto hasta la muerte de Liù. Con un dolor cada vez más intenso, Puccini decidió consultar al médico. Al principio le diagnosticaron una inflamación reumática de la garganta. En el otoño de 1924, Puccini empezó a trabajar con Toscanini, que iba a ser el director del estreno.

Sin embargo, faltaban dos escenas después de la muerte de Liù, porque el maestro quiso esperar al texto definitivo del dúo de Turandot y Calaf para escribir la transformación en la personalidad de la princesa. Puccini aceptó, por fin, la cuarta versión del texto de dúo del libretista Adami en 8 de Octubre de 1924, 2 días antes de que le diagnosticaran un cáncer de garganta, la enfermedad que le mató unas semanas después. El compositor fue ingresado a una clínica en Bruselas el día 4 de Noviembre. No obstante, siguió trabajando en "Turandot". El día 24 del mismo mes fue operado, pero 5 días después, Puccini falleció a causa de una insuficiencia cardíaca.

Al morir el maestro en 29 de Noviembre de 1924, dejó 36 páginas de bocetos de dúo y la última escena. Después de la muerte de Puccini, Toscanini quiso que Riccardo Zandonai terminara la ópera, pero el hijo de Puccini, Antonio opinó que Zandonai era demasiado conocido. Al final, dejaron este encargo a Franco Alfano. Alfano tardó seis meses para completar la ópera.

En el día del estreno en La Scala, cuando muere Liù y el coro canta "Liù, bontà perdona! Liù, docezza, dormi! Oblia! Liù! Poesia!" Tiscanini se volvió al público desde el podio dejando la batuta, y con voz queda y emocionada mientras lentamente se bajaba el telón, pronunció las   siguientes palabras: "Aquí finaliza la ópera, porque en este lugar murió el Maestro".

La versión que completó Alfano se presentó en la segunda noche. A la muerte de Puccini la pregunta de si la incompleta Turandot debía llevarse a escena pronto, estaba todavía en el aire.

Al cumplirse el segundo aniversario del fallecimiento de Puccini, sus restos mortales fueron  trasladados a la villa de Torre del Lago, actualmente el museo del maestro.

22 de Diciembre de 2000 / revisión 6 de Abril de 2001

Arquitectura en Grecia - George Grosz - Arte - Ray Bradbury - Edgar A Poe por J Luis Borges

 

 

 


.


Biography - Source The Grove Concise Dictionary of Music - Edited by Stanley Sadie
- © Macmillan Press Ltd., London.

Introduction

(Born Lucca, 22 December 1858; died Brussels, 29 November 1924).

After studying music with his uncle, Fortunato Magi, and with the director of the Istituto Musicale Pacini, Carlo Angeloni, he started his career at the age of 14 as an organist at St. Martino and St. Michele, Lucca, and at other local churches. However, a performance of Verdi's Aida at Pisa in 1876 made such an impact on him that he decided to follow his instinct for operatic composition. With a scholarship and financial support from an uncle, he was able to enter the Milan Conservatory in 1880. During his three years there his chief teachers were Bazzini and Ponchielli.

While still a student, Puccini entered a competition for a one-act opera announced in 1882 by the publishing firm of Sonzogno. He and his librettist, Ferdinando Fontana, failed to win, but their opera Le villi came to the attention of the publisher Giulio Ricordi, who arranged a successful production at the Teatro del Verme in Milan and commissioned a second opera. Fontana's libretto, Edgar, was unsuited to Puccini's dramatic talent and the opera was coolly received at La Scala in April 1889. It did, however, set the seal on what was to be Puccini's lifelong association with the house of Ricordi.

The first opera for which Puccini himself chose the subject was Manon Lescaut. Produced at Turin in 1893, it achieved a success such as Puccini was never to repeat and made him known outside Italy. Among the writers who worked on its libretto were Luigi IlIica and Giuseppe Giacosa, who provided the librettos for Puccini's next three operas. The first of these, La bohème, widely considered Puccini's masterpiece, but with its mixture of lighthearted and sentimental scenes and its largely conversational style was not a success when produced at Turin in 1896. Tosca, Puccini's first excursion into verismo, was more enthusiastically received by the Roman audience at the Teatro Costanzi in 1900.

Later that year Puccini visited London and saw David Belasco's one-act play Madam Butterfly. This he took as the basis for his next collaboration with Illica and Giacosa; he considered it the best and technically most advanced opera he had written. He was unprepared for the fiasco attending its first performance in February 1904, when the La Scala audience was urged into hostility, even pandemonium, by the composer's jealous rivals; in a revised version it was given to great acclaim at Brescia the following May. By then Puccini had married Elvira Gemignani, the widow of a Lucca merchant, who had borne him a son as long ago as 1896. The family lived until 1921 in the house at Torre del Lago which Puccini had acquired in 1891. Scandal was unleashed in 1909 when a servant girl of the Puccinis, whom Elvira had accused of an intimate relationship with her husband, committed suicide. A court case established the girl's innocence, but the publicity affected Puccini deeply and was the main reason for the long period before his next opera.

This was La fanciulla del West, based on another Belasco drama; it was given its premiere at the Metropolitan Opera, New York, in December 1910. In all technical respects, notably its Debussian harmony and Straussian orchestration, it was a masterly reply to the criticism that Puccini repeated himself in every new opera. What it lacks is the incandescent phrase, and this is probably why it has not entered the normal repertory outside Italy.

Differences with Tito Ricordi, head of the firm since 1912, led Puccini to accept a commission for an operetta from the directors of the Vienna Karltheater. The result, La rondine, though warmly received at Monte Carlo in 1917, is among Puccini's weakest works, hovering between opera and operetta and devoid of striking lyrical melody. While working on it Puccini began the composition of Il tabarro, the first of three one-act operas (Il trittico) which follow the scheme of the Parisian Grand Guignol - a horrific episode, a sentimental tragedy (Suor Angelica) and a comedy or farce (Gianni Schicchi). This last has proved to be the most enduring part of the triptych and is often done without the others, usually in a double bill.

In his early 60s Puccini was determined to 'strike out on new paths' and started work on Turandot, based on a Gozzi play which satisfied his desire for a subject with a fantastic, fairy-tale atmosphere, but flesh-and-blood characters. During its composition he moved to Viareggio and in 1923 developed cancer of the throat. Treatment at a Brussels clinic seemed successful, but his heart could not stand the strain and he died, leaving Turandot unfinished. (It is usually played today with Franco Alfano's ending.) All Italy went into mourning and two years later his remains were interred at his house at Torre del Lago which, after his wife's death in 1930, was turned into a museum.

Puccini's choral, orchestral and instrumental works, dating mainly from his early years, are unimportant, though the Mass in A-flat (1880) is still performed occasionally. His operas may not engage us on as many different levels as do those of Mozart, Wagner,Verdi or Strauss, but on his own most characteristic level, where erotic passion, sensuality, tenderness, pathos and despair meet and fuse, he was an unrivalled master. His melodic gift and harmonic sensibility, his consummate skill in orchestration and unerring sense of theatre combined to create a style that was wholly original, homogeneous and compelling. He was fully aware of his limitations and rarely ventured beyond them. He represents Verdi's only true successor, and his greatest masterpiece and swansong, Turandot, belongs among the last 20th-century stage works to remain in the regular repertory of the world's opera houses.

AVIZORA
TEL: +54 (3492) 452494 / ARGENTINA - Web master: webmaster@avizora.com - Copyright © 2001 m. Avizora.com