Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

Vida y Salud
Té verde contra la obesidad

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- La partícula misteriosa en busca del origen
- Tamara de Lempicka: Arte, sexo y cocaína
- Sexualidad Humana

-
Brócoli y Cáncer
-
23 razones para hacer el amor

 

. El té verde y el cáncer de próstata

061011 - BBC - Un compuesto que se encuentra en el té verde logró reducir en casi la mitad el aumento de peso de ratones alimentados con una dieta alta en grasas, revela un estudio.

Según los científicos de la Universidad de Penn State, en Estados Unidos, el compuesto, llamado epigalocatequina-3-galato (EGCG), parece actuar limitando la absorción de grasa en el organismo.

(Ver: Las nueve lunas decisivas)

 

Y podría servir como una herramienta en la lucha contra la obesidad en humanos, afirma el estudio publicado en la revista Obesity.

En el estudio, los científicos alimentaron a dos grupos de ratones -todos obesos- con una dieta rica en grasas.

Uno de los grupos recibió también, como parte de su dieta, un suplemento de EGCG.

Los resultados mostraron que aquéllos que tomaron el suplemento aumentaron de peso mucho más lentamente (45%) que el otro grupo de animales que comió la misma dieta.

Además de aumentar menos peso, los ratones del grupo del suplemento mostraron un incremento de 31% en el nivel de lípidos fecales (grasa en las heces), lo cual demuestra -afirman los investigadores- que la EGCG limita la absorción de grasas.

"Nuestros resultados sugieren que si suplementas (la dieta) con EGCG o té verde ganas peso más lentamente" afirma el doctor Joshua Lambert, quien dirigió el estudio.

"Esto parece tener un doble alcance. Primero, la EGCG reduce la capacidad de absorber grasa y, segundo, mejora la habilidad de utilizar la grasa" agrega el investigador.

Beneficios múltiples

Estudios pasados han sugerido que la EGCG, que es un poderoso antioxidante, podría tener aplicaciones terapéuticas para tratar una serie de enfermedades.

Pero ésta es la primera vez que se descubre su potencial impacto en la reducción de peso corporal.

La investigación encontró que el suplemento no suprimió el apetito de los animales, es decir, ambos grupos de animales -con y sin suplemento- comieron la misma cantidad de alimentos ricos en grasas y en los mismos horarios.

"Esencialmente todos los ratones consumían una malteada, pero sólo un grupo tomaba una malteada con té verde" dice el doctor Lambert.

Los científicos señalan que todavía falta llevar a cabo muchas más investigaciones para ver si estos resultados pueden trasladarse al ser humano.

Además, las cantidades de EGCG utilizadas en el experimento fueron muy altas, el equivalente a 10 tazas de té verde cada día.

(Ver: A diario una manzana... realmente es cosa sana. Manzana, corazón y salud)

Aún así, dicen los investigadores, el consumo de pocas tazas de té podría ayudar al control del peso.

"Aunque hasta ahora no hay muchos estudios, los datos con humanos muestran que quienes beben té y sólo consumen una o más tazas al día han visto efectos en su peso corporal" dice Joshua Lambert.

Los beneficios para la salud del milenario té, descubierto en China hace cinco mil años, no son nuevos.

Varios estudios también han asociado el consumo de esta bebida una reducción en el riesgo de varias enfermedades, incluido cáncer y demencia.

Sin embargo, tal como señalan los científicos, lo único que realmente ha sido demostrado es que para mantener un peso corporal sano es esencial consumir una dieta baja en grasas y hacer ejercicio.

Y no está de más, dice Joshua Lambert, agregar a esto una taza de té verde.

061011 - BBC - El té verde y el cáncer de próstata

Un grupo de científicos cree que una sustancia química hallada en el té verde podría retrasar el avance del cáncer de próstata.

Durante años, al té verde se le han atribuido efectos positivos en una diversidad de enfermedades, algunas de ellas relacionadas con el corazón, el cáncer y el Alzheimer.

(Ver: Brócoli y Cáncer)

En la investigación, que se dio a conocer en la publicación especializada estadounidense Cancer Prevention Research, se demostró una significativa reducción de algunas de las señales que indican el desarrollo del cáncer.

Una organización no gubernamental en el Reino Unido señaló que el té podría ayudar a los hombres a controlar tumores de riesgo bajo.

En este estudio, llevado a cabo en Filadelfia, los científicos estudiaron un componente llamado Polyphenon E.

Su objetivo era buscar algunas moléculas como el Factor de Crecimiento Endotelial Vascular (FCEV) y el Factor de Crecimiento del Hepatocito (FCH). Ambas moléculas son indicadoras del desarrollo de un cáncer.

Por otra parte, también estaban tras la pista del Antígeno Específico de la Próstata (AEP), una proteína sólo hallada en ese órgano.

Los niveles de esa sustancia pueden aumentar si el cáncer está presente.

12 tazas

En el estudio participaron 26 hombres, cuyas edades oscilaban entre los 41 y los 72 años, que habían sido diagnosticados con cáncer de próstata y quienes tenían previsto someterse a una cirugía de próstata.

Los pacientes ingirieron, durante 34 días, cuatro cápsulas que contenían Polyphenon E, lo que equivale a 12 tazas de infusiones de té verde concentrado.

El último día de su ingesta se hacía coincidir con el día previo a la cirugía.

La investigación encontró una disminución significativa de los niveles de FCEV, FCH y AEP. En algunos pacientes se observó una reducción de más del 30% de esas moléculas.

El doctor James Cardelli, del Centro de Cáncer Feist-Weiller, señaló que el componente, que fue suministrado por la compañía Polyphenon Pharma, "podría tener el potencial de reducir la incidencia y retrasar el desarrollo del cáncer de próstata".

Se registraron pocos efectos secundarios y el funcionamiento del hígado se mantuvo normal.

"Creemos que el uso de los polifenoles del té por sí solos o en combinación con otros componentes, actualmente usados para los tratamientos de cáncer, deberían ser explorados desde una perspectiva que prevenga la evolución del cáncer y su recurrencia", indicó Cardelli.

"Existe una evidencia razonable y buena de que muchos tipos de cáncer pueden ser prevenidos y nuestros estudios (en los que se usaron sustancias derivadas de la planta de té, Camellia sinensis) refuerzan la idea de que el consumo de los componentes de esa planta, puede jugar un papel clave en prevenir el desarrollo del cáncer y su avance", señaló el médico.

Aislar la expansión

John Neate, director ejecutivo de la fundación británica Cáncer de Próstata, señaló: "Hay muchos estudios relacionados con el té verde y sus beneficios potenciales, pero todavía no hay una evidencia determinante".

"Los resultados de este análisis sugieren que se deben hacer más investigaciones sobre los efectos de los extractos de té verde, relacionados no sólo con la prevención del cáncer de próstata, sino con el control del mismo", indicó Neate.

De acuerdo con el médico, estos hallazgos positivos podrían indicar que el té verde asumiría un rol de "vigilante activo", en una etapa donde el desarrollo de la enfermedad es lento y el riesgo de un tumor es bajo.

Es en esa fase que los pacientes monitorean los cambios y buscan frenar la evolución del cáncer.

"Potencialmente, podría significar que, en algunos casos, los pacientes no tengan que someterse a las usuales intervenciones médicas y a sus efectos colaterales", señaló Neate.


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com