Cargando

Internet. Ciberespacio
Neutralidad en la Red
Richard Whitt

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Google, Microsoft y Yahoo
- ¿De quién es Internet?
- Internet, fábrica de sueños
- Google sigue asombrando
- Suelo pélvico, ejercicios y sexualidad

 

 

230208 - Blog Oficial de Google - Martes, febrero 19, 2008 at 10:28 AM - Richard Whitt es Consejero para telecomunicaciones y los medios

Perspectiva general del tema

La neutralidad en la red se refiere al principio de que los usuarios de la Internet deben estar en control de qué contenido ven y qué aplicaciones utilizan en la red. Internet ha operado en concordancia con este principio de neutralidad desde sus primeros días. Los proveedores de servicios de Internet no pueden bloquear, degradar o hacer discriminaciones entre los diversos sitios, las aplicaciones o los servicios en la Web. Este diseño es lo que le ha permitido a Internet convertirse en un motor poderoso para la innovación, el crecimiento económico y la deliberación social.

Hoy día, el futuro de Internet se encuentra en riesgo. Muchos proveedores de acceso están amenazando este motor de innovación mediante la utilización de su control sobre el acceso a Internet para erigir nuevas cabinas de peaje y carriles preferenciales. Quieren instalar una red de dos niveles que bloquea las rampas de acceso para aquellos proveedores de contenido y aplicaciones en la Web que no paguen los cargos unilaterales que ellos quieren imponer. Google está comprometida a preservar una Internet abierta, que no discrimine, en la que sean nuestros usuarios y no los operadores de redes, quienes estén en control de qué contenido visualicen y qué aplicaciones utilicen en Internet.

La definición de la neutralidad en la Red

Actualmente, los paquetes de datos se transportan con base en lo que se conoce como la regla del “mejor esfuerzo” y no se favorece ni se le da prioridad a ningún sitio o aplicación por encima de otro alguno. El entorno actual de neutralidad en la red alrededor del mundo les permite a las personas que accedan al contenido, descarguen las aplicaciones y utilicen los servicios en línea que deseen, sin temor de que sus proveedores de servicios de red interfieran. La neutralidad en la red les ha permitido a los innovadores que desplieguen nuevas aplicaciones y servicios en línea sin tener que obtener permiso de los operadores de red.

En la medida en que se está poniendo a disposición más contenido y más servicios intensivos en ancho de banda, algunos operadores de redes están comenzando a argumentar que ya no tiene sentido que se les dé el mismo tratamiento de igualdad a todas las aplicaciones. De esta forma buscan tener el poder de determinar cuáles sitios y aplicaciones se "bajan" más eficientemente, lo que crea, en esta forma, un carril preferencial de alta velocidad en Internet. Todo el resto del contenido y de los servicios correría en un carril lento, lo que, de hecho, conduciría a una Internet de dos velocidades.

Una Internet de dos velocidades

Una Internet de dos velocidades reduciría la innovación, solidificaría la posición dominante de los proveedores más exitosos de contenido y de aplicaciones, y limitaría las oportunidades para los innovadores que recién están entrando. Las compañías con bolsillos más profundos pagarían para que su contenido se cargara más eficientemente y tendrían las mayores probabilidades de atraer clientes a sus sitios.

Para los que recién ingresan y para los generadores individuales de contenido, entretanto, sería cada vez más difícil atraer tráfico hacia sus sitios, haciendo que se torne mucho más complejo el surgimiento de ideas nuevas e innovadoras en la red. A la larga, el éxito lo determinarían las prácticas discriminatorias de los proveedores de red, en vez de la elección libre de los consumidores.

Una Internet de dos velocidades también eliminaría los poderosos incentivos para los proveedores de red de ampliar la velocidad y la capacidad de sus redes. A los operadores de red se les pagaría por el acceso al carril rápido solamente si existe suficiente congestión en la red "tradicional" para forzar a las compañías a que paguen por el manejo privilegiado. En vez de crear un incentivo para ampliar la capacidad y mejorar el servicio, una Internet de dos velocidades recompensaría a los operadores de red por mantener cuellos de botella artificiales.

Algunos proveedores de red han argumentado que Internet jamás se diseñó para manejar aplicaciones de elevado ancho de banda en forma continua y que, en la medida en que la congestión aumenta, es necesario que se tomen medidas para manejar la demanda. No obstante, no existe ninguna evidencia de que esto sea un problema actualmente. Los servicios que son intensivos en ancho de banda, tales como video y juegos en línea, ya les están llegando a los usuarios a través Internet. Si las aplicaciones futuras requieren una tasa de transferencia de datos aún mayor, esto se puede satisfacer mediante un incremento en el ancho de banda sin invalidar los principios de la neutralidad en la red. Más aún, la naturaleza competitiva del mercado por el ancho de banda significa que los consumidores tienen la opción de elegir el nivel de servicio que más se ajuste a sus necesidades, y pagar en concordancia con el mismo.

 

 

 

 

AVIZORA.COM
TEL: +54 (3492) 452494
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com