Google

Avizora - Atajo Google

Consecuencias del cambio climático global
Cristian Frers - Otros textos del autor

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

Otros enlaces:
- Ecología / Ecology
-
¿Qué es el Protocolo de Kyoto?
- Peligros de la Internet
- Hiroshima y Nagasaki
-
Sexualidad humana

 

150907 - El calentamiento global y su secuela inminente, el cambio climático, amenazan a la humanidad en su conjunto, pero sus primeros efectos serán más letales para las comunidades pobres y los países en desarrollo.

El impacto del calentamiento global será más rápido y destructivo de lo que se preveía. Habrá más muertes, enfermedades, hambrunas, sequías, incendios, inundaciones y tornados. Se acelerará la extinción de especies y el deshielo de los glaciares. También será causal del inicio de nuevas guerras, de modificar fronteras y de desencadenar migraciones masivas.

América latina ya ha experimentado en los últimos años una sucesión de acontecimientos extremos e inéditos: lluvias torrenciales en Venezuela, inundaciones en la Pampa Argentina, sequías en la Amazonia, tempestades de granizo en Bolivia y una temporada récord de ciclones en el Caribe. Al mismo tiempo, las precipitaciones se reducen en Chile, en el sur de Perú y en el sudoeste de Argentina.

Con el aumento de las temperaturas registradas, los glaciares andinos se retiran, tendencia que se vuelve crítica en Bolivia, Perú, Colombia y Ecuador. En el terreno de la razón, hay que reflexionar sobre algunas evidencias como:

-Se elevó el dióxido de carbono en la atmósfera a un nivel superior al que hubo en los últimos cientos de años.

-Los hielos eternos han dejado de serlo: se están descongelando.

-La temperatura mundial aumentó a un promedio de 0.6 C por encima de los registros de los últimos siglos.

-Las capas de hielo del Artico adelgazaron entre 15 y un 40% en los últimos 30 años.

-Los glaciales se derriten o retroceden.

-Los océanos se calientan y las costas se erosionan más ligero.

-El 16% de los arrecifes de coral del mundo han muerto o agonizan.

-Los bañados, esteros, lagos, lagunas y otros humedales se achican o desecan.

-Aumentan las lluvias y el impacto de las inundaciones.

-La primavera se adelanta. Las plantas florecen antes de tiempo y las aves nidifican prematuramente.

El calentamiento global se ha convertido en un problema tan grave que por primera vez en su historia el Consejo de seguridad de la ONU se dispone a enfrentarlo como una amenaza urgente a la paz y seguridad internacional, ante el riesgo de que provoque nuevas guerras, altere fronteras, interrumpa suministros de energía y dispare migraciones masivas.

El calentamiento de la atmósfera afecta ya los suministros de agua del planeta y en poco tiempo más comenzará a modificar los patrones de hambruna y disponibilidad de alimentos, lo que creará potenciales fuentes de inestabilidad. Además, el aumento del nivel de los océanos llevará a que numerosas poblaciones tengan que ser redistribuidas  en varios países, e incluso amenazará la existencia de países enteros.

Debido a esto, el Consejo de Seguridad de la ONU, se reunirá 17 de abril del 2007 para discutir estos problemas.

Tres de los cinco miembros permanentes del Consejo –Estados Unidos de Norteamérica, Rusia y China- están a la cabeza de los países que más contaminan el planeta con sus emisiones de dióxido de carbono y otros gases que acentúan el efecto invernadero.

Mientras Moscú y Pekín aceptaron a regañadientes realizar el debate sobre calentamiento global en el Consejo de Seguridad. Washington no ofreció resistencia. En el último año, el gobierno del presidente George W. Bush, que retiró su firma del Protocolo de Kyoto destinado a limitar la emisión de gases contaminantes en los países más industrializados, ha estado virando su posición ante el tema y se ha mostrado más abierto a coordinar acciones con otros países para buscar soluciones.

Según el informe de expertos sobre los impactos del cambio climático titulado “Efectos, adaptación y vulnerabilidad” publicado en Bruselas – Bélgica, el 6de abril del 2007. De acuerdo a sus conclusiones, no se trata de un problema lejano, las consecuencias ya empiezan a sentirse y sus peores impactos comenzarán a palparse en cuestión de décadas. En América Latina para el 2050, la mitad de las tierras agrícolas podría verse afectadas por el cambio climático, exponiendo a decenas de millones de personas al hambre y a entre 60 millones y 150 millones a la reducción de los recursos hídricos. También advierte que en la región se encuentran 7 de los 25 principales lugares de fuerte concentración de especies endémicas que están a punto de perder su hábitat natural, entre ellos tenemos que nombrar: insectos, reptiles y mamíferos.

Para Graciela Magrin, coordinadora del capítulo sobre América Latina del informe del IPCC, subrayó “América Latina será una región muy afectada, no sólo por el aumento de la temperatura y el cambio en el nivel de las lluvias, sino también por la mayor frecuencia de eventos extremos y la elevación del nivel del mar. Todos los continentes que tienen mucha pobreza y desigualdad en la población son los menos capaces de afrontar todos estos cambios”.

¿Qué acciones tenemos a nuestro alcance ante este peligro inminente? El derecho brinda una alternativa.

Las actividades contaminantes son claramente contrarias a la ley; desde los tratados internaciones a las Constituciones Nacionales y las normas locales, el orden jurídico prevé la defensa del ambiente, obliga a los Estados a tomar medidas y permite responsabilizar a quienes causan el daño.

El principio de prevención contenido en la Ley general del Ambiente, en la Argentina, impone tomar medidas de protección para evitar el daño antes de que se produzca. Las sanciones que la Justicia imponga para los responsables serán más disuasivas que solo intentar que se tome conciencia sobre el valor de la vida de las generaciones futuras.

El mundo, es decir, el clima y todos los seres vivos, es un sistema cerrado: todo lo que hacemos tiene repercusiones que en última instancia nos afectarán. Los niños de mañana - y desde luego los adultos de hoy - tendrán que aprender a considerar las consecuencias de sus acciones sobre el clima; cuando tomen decisiones como integrantes del gobierno o del sector empresarial o en el ámbito de la vida privada deberán tener en cuenta ese sistema. Al hacer frente al cambio climático, los seres humanos tendrán que pensar en términos de décadas y de siglos. La tarea recién comienza y muchos de los efectos de las variaciones climáticas no se manifestarán sino al cabo de dos o tres generaciones. En el futuro cada uno de nosotros oirá hablar de este problema, y deberá vivir con él

No hay peor sordo que el que no quiere oír... No hay peor ciego que el que no quiere ver... No hay peor mudo que el que no quiere hablar.

Cristian Frers es Técnico Superior en Gestión Ambiental y Técnico Superior en Comunicación Social - E-mail: cristianfrers@hotmail.com


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com